«Anything can happen and it probably will» directorio 
Spiderman y Sherlock Holmes CAPITULO 2

Relatos Dreamers

Muchas veces mi buen amigo el doctor Watson ha sido mi biógrafo, pero las especiales circunstancias del caso que voy a contar requiere que por una vez sea yo mismo quien deje nota del mismo. Y es que esta nota no podrá hacerse pública hasta 60 años después de mi muerte.Añadir Anotación

Todo empezó cuando un mensajero vino a citarme en nombre de mi hermano Mycroft. Al acudir a la cita me contó los motivos. El Gobierno Británico había reunido a los mayores héroes de nuestro tiempo, y había formado una asociación secreta llamada “La liga de los caballeros extraordinarios”. En ella había varios nombres célebres, que por cuestiones de honorabilidad no puedo ni debo citar en este escrito, pero mi hermano me aseguró que esa asociación, con otros nombres y con otros miembros, había existido desde hacía innumerables años.Añadir Anotación

El problema radica en que uno de los miembros había enloquecido y era el conocido asesino Jack el Destripador, pero no se sabía que miembro del grupo era. Había dejado pistas que apuntaban a alguien con grandes conocimientos médicos, pero el grave riesgo que tenía el Gobierno de que la existencia de la Liga se hiciera público motivó el hecho de que recurrieran a mis servicios, como persona ajena a dicho grupo. El grupo había sido disuelto y estaba bajo vigilancia, pero eso no había privado de que el asesino volviera a actuar.Añadir Anotación

Pero en este caso lo asombroso no son las pistas que apuntaban a alguien del grupo, ni los nombres que se me citaron, ni las averiguaciones que hice para llegar al culpable, sino los asombrosos acontecimientos que viví la noche del 31 de agosto de 1888.

Esa noche salí a la caza del criminal, pues ya sabía su nombre y sabía que iba a por su última victima, la prostituta Mary Kelly. Llegué a la dirección de Whitechapel donde sabía que se dirigía el asesino, cuando de repente escuché un grito. Corrí rápidamente y tiré abajo la puerta del domicilio de Kelly.Añadir Anotación

El espectáculo que me encontré fue dantesco. Mary Kelly yacía muerta, con un enorme tajo en el cuello del que salía la sangre a borbotones. El asesino seguía haciendo cortes, como hipnotizado, mientras hablaba en un extraño lenguaje:

- Quieto Rasputin, le estoy apuntando con un arma.

Piotor Rasputin se giró y me amenazó con su escalpelo.

- Holmes, me lo imaginaba. Moriarty ya me previno sobre ti. Pero has llegado tarde, he acabado el sacrificio a mi señor Xandu, y pronto me sacará de esta época para llevarme a otra donde seré un homo-superior, el siguiente eslabón de la humanidad.

- ¡¿Qué locuras dices?! Eres un asesino. Aunque seas miembro de la Liga por tus poderes como médium y mago, tengo facultad en nombre del Gobierno Británico para detenerte inmediatamente.

- ¿Tú solo...?

Tras decir esto se abalanzó sobre mí, pero rápidamente disparé. Eso lo desequilibró y cayó a un lado. En ese momento empezó a formarse un agujero en la pared, como si proviniese de la nada. Me quedé asombrado mirándolo, así como Rasputin, cuando de repente sonó una voz:Añadir Anotación

- Has sido un buen discípulo de Xandu, Piotor Rasputin. Te llevaré a una época donde serás un ser poderoso, donde dominarás a tus congéneres. Serás un ser superior sobre los demás. Cruza este umbral y acompáñame.

A través del agujero vi una gran ciudad. En ella vi seres humanos vestidos de brillantes colores que surcaban los cielos y que hacían proezas fuera de toda lógica. De repente me di cuenta que Rasputin se estaba acercando, arrastrándose por el suelo, al agujero de la pared donde estábamos viendo esas imágenes. Tenía que detenerlo, pero cual fue mi sorpresa al escuchar una voz en el exterior, que mirando por la ventana dijo:Añadir Anotación

- ¡Anda!, si ese soy yo.

Una figura humana de color rojo y azul entró por la ventana, haciendo añicos los cristales. Lanzó de entre sus manos unas cuerdas que ataron instantáneamente a Rasputin en un rincón de la habitación. Me fijé en la figura y me di cuenta que era la misma que estaba viendo a través de las imágenes que se veían en el agujero fantasmal. En aquellas imágenes ese enmascarado surcaba los cielos entre grandes edificios agarrado de unas simples cuerdas.Añadir Anotación

- Lo siento, Xandu, pero este se tiene que quedar aquí. Como tu amiguito está inconsciente, veo que el hechizo está perdiendo fuerza y se está cerrando el portal.

- Maldito seas Spiderman. Estoy seguro que te ha mandado aquí el maldito Doctor Extraño. Me habéis vencido ahora, pero ya volveré a atacar en el futuro, cuando sea más poderoso.

- El problema es que tu futuro es mi pasado.

Tras eso el portal se cerró. La habitación quedó débilmente iluminada y en silencio. El enmascarado miró el cadáver e hizo un gesto de pesar:

- Dios Mío, si hubiese llegado sólo unos minutos más pronto.

- Caballero, será mejor que se identifique.

- Creo que sería bastante difícil de explicar. Sólo ha de saber que usted ha atrapado a Jack el Destripador. Será mejor que no me nombre para nada, y nunca más volverá a saber de mí. Por cierto, llegué con todo este follón ya empezado. ¿Quién es usted?Añadir Anotación

- Mi nombre es Sherlock Holmes.

El enmascarado hizo un gesto de sorpresa y dijo:

- Encantado señor Holmes. No me esperaba encontrármelo. Le admiro mucho, me he leido todos los libros de su amigo Watson. Soy su amistoso vecino Spiderman. Provengo del futuro, ese futuro del que ha visto usted unas imágenes en ese portal que se abrió en la pared. Es mejor que no le diga muchas cosas sobre el futuro, por si acaso. ¡Ups! Creo que ya empieza el viaje de vuelta.Añadir Anotación

De repente la figura de Spiderman se fue desvaneciendo hasta desaparecer, pero mientras lo hacía pude escuchar como me decía:

- Guarde nuestro secreto. Si quiere escríbalo usted pero que nadie lo lea hasta 60 años después de su muerte.

Y ese es el motivo del actual relato. Nunca más volví a saber nada de ese Spiderman, y no sé si se alcanzará alguna vez el futuro que llegué a ver. Es posible porque últimamente he escuchado historias asombrosas de humanos poderosos como el Capitán América o Namor. En cuanto a Jack el Destripador, o mejor dicho Piotor Rasputin, fue apresado y encerrado en una prisión de altísima seguridad recién estrenada por el gobierno llamada la Bóveda, donde murió 20 años después. Y yo, ya anciano, he decidido escribir este relato, tal y como ese Spiderman me dijo aquel día de 1888.Añadir Anotación

Sherlock Holmes

3 de Octubre de 1941

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Doctor Extraño dobló las páginas del relato que acaba de leer y las guardó en el cajón de la mesa. El asunto había quedado resuelto, y al menos Xandu no había conseguido traerse a Rasputin al presente. La unión de ellos dos hubiera dado lugar a un desastre contra la comunidad super-heroica que había sido evitado desde raíz, y al menos ahora la línea temporal quedaba como siempre había sido.Añadir Anotación

En cuanto a Spiderman, conservó los recuerdos de lo ocurrido, pero el Doctor Extraño le hizo volver cinco minutos después de su encuentro. Así llegaría a tiempo a casa. Stephen Extraño se sonrió. No era su intención de que Peter tuviera problemas con su esposa Mary Jane por llegar tarde a casa...Añadir Anotación

FINAñadir Anotación


Oscar Ferrer by Dusk

dusk, 13 de Diciembre de 2004
visitantes
Relato anterior (Sin titulo)


Los mini relatos enviados por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus artículos puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.
FaceBook Twitter Google Meneame Email


© Copyright DREAMERS NETWORKS SL. Responsabilidades y Condiciones de Uso en el Universo Dreamers ®