«Anything can happen and it probably will» directorio 
La noche que el loco besó la luna

Relatos Dreamers

Las once de la noche del dieciocho de Julio de mil novecientos treinta y cinco. En una oscura celda de un manicomio de las afueras de la ciudad de Valladolid un antiguo capitán del ejército se daba cabezazos contra la pared. Era noche de luna llena, como aquella otra, hacía tantos años y tan pocos días, en la que murió su esposa. Aulló a la Luna. A la bella luna de cara blanca y redonda, como la de su esposa. Era la cara de su esposa. Pero no podía acercarse a ella, unos barrotes en la ventana se lo impedían. Los empujó. Las frías barras de hierro no se movieron. Odio. El capitán odiaba ahora tanto a los barrotes del ventanuco como había odiado durante años (¿o durante días?) al vigilante nocturno. Al maldito vigilante nocturno que se acercaba por el pasillo, como todas la noches, y que ahora abría la puerta para burlarse de él, como hacían todos. Todos se burlaban de él porque unos simples barrotes le habían quitado su esposa. ¡Ya estaba harto! Se abalanzó con furia sobre el vigilante, el intocable vigilante. Pero no le alcanzó. Su odiado y sobrehumano enemigo cerró la puerta y ésta le golpeó cruelmente en la cabeza. La puerta le odiaba, y quería causarle dolor. Pero no le dolió.Añadir Anotación

El capitán volaba hacia su esposa. Nadie podría detenerle. No había barrotes. Los había roto todos con sus propias manos. Los volvería a romper si hubiera más. No había obstáculos que se interpusieran. Ni siquiera el millar de vigilantes nocturnos que se alzaban ante él, con sus eternas burlas. Esta vez no le importó. El capitán lo era de nuevo, y llamó a su ejército de un millón de poderosos soldados que descuartizaron a sus rivales en un instante. El vencedor se aproximó a su merecido premio. Ante él estaba la blanca y redonda cara que adoraba. La besó.Añadir Anotación

A las once y veinte de la noche, el loco falleció. se había roto el cráneo al golpearse contra la puerta.Añadir Anotación


Eme A

EmeA, 5 de Marzo de 2005
visitantes
Relato anterior (El Buen Ladrón)


Los mini relatos enviados por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus artículos puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.
FaceBook Twitter Google Meneame Email


© Copyright DREAMERS NETWORKS SL. Responsabilidades y Condiciones de Uso en el Universo Dreamers ®