«Anything can happen and it probably will» directorio 
La política en V de Vendetta

Artículos de la redacción Dreamers


Con la película recien estrenada por todo el mundo, las ideas que la obra de Moore plantea merecen una reflexión.

imagen de La política en V de Vendetta

LA LIBERTAD

Contrariamente a lo que muchos teorizan sobre la obra de Moore, siempre me he sentido a considerar “V de Vendetta” por encima que la famosa “Watchmen”.
La razón no es tanto de origen artístico como de contenido.

Mientras que en Watchmen, Moore despliega una narrativa mucho más enrevesada y elaborada que en su primeriza V, en ésta suple su refinamiento técnico con la pasión y el alegato a favor de la libertad.Añadir Anotación
Una libertad que, dicho sea de paso, requiere una definición diferente a la que usualmente se da a este término.
Acostumbramos a definir la libertad como la ausencia de cautiverio. Uno piensa en la libertad y piensa en esclavos emancipados y condes de Montecristo huyendo de sus oscuras prisiones.

Sin embargo, los negros que Lincoln “liberó” siguieron siendo esclavos. Y lo siguen siendo hoy en dia.
La libertad es una palabra que el sueño alimenta, que no hay nadie que pueda explicar y nadie que no entienda. Esto decía Cecília Meirelles, y tras toda la poesía que la frase encierra queda una idea muy clara.
No sabemos qué es la libertad. O al menos, no existe un término homogéneo para todos.
V significa libertad. V simboliza el caos y la ruptura de los regímenes establecidos. V dice muchas cosas, una de ellas es que vivimos en una carcel de miedo, de barrotes invisibles y, en muchas ocasiones, dorados.
Otra muy importante es que la felicidad es una carcel. Quizá la peor de todas. La carcel de la que no queremos salir.
Esa es una lección que han aprendido muy bien los carceleros. ¿Qué mejor esclavo que el que cree que no lo es? ¿Quien querría libertad si piensa que ya la tiene? ¿Quién se alzaría en una revolución exigiendo una democracia si piensa que vive en una?

V describe un viaje iniciático, el de Evey, de la inocencia a la dureza del mundo, del estáncamiento de la comodidad a la libertad y la angustia del compromiso.
Y más allá, V nos acusa a todos de ser cómplices de los crímenes de los grandes tiranos. Y razón no le falta. Pero somos cobardes y cómodos. Y hacer lo correcto destruiría esa comodidad que deseamos.
Porque en el fondo, el ser humano no es más que un animal, un homo sapiens. Y V describe el camino que se debe recorrer para ser más que eso, para ser humanos.

No basta con estar en el mundo. Tenemos la responsabilidad de hacer de él un lugar mejor, de que nadie hable en nuestro nombre ni nos diga que tenemos que hacer.
V es la deliciosa anarquía utópica que representa el “pais de jauja”, el edén.
Lo cual nos lleva al siguiente punto.

CAOS Y ANARQUÍA

Anarquía.

Para algunos, esa palabra significa un sueño, para otros una pesadilla.
Los medios, los poderes y la incultura en general han definido la anarquía como un “viva la vida”, un todo vale, una orgía de crímenes y saqueos, la ley del más fuerte y un sinfín de imágenes postapocalípticas llenas de humo de incendios y violaciones.Añadir Anotación
Lo peor es que hemos llegado a un punto en el que incluso existen ese tipo de anarquistas.

No.
La Anarquía no es la anarkía de los anarcoguays, ni la de los conservadores temerosos de dios.
Anarquía no es la ausencia de orden, como la gente cree. Es el orden absoluto.
Anarquía no es la ausencia de orden, es la ausencia de líderes, de gobiernos, de autoridades. De jerarquías y de poder.
El anarquismo se define como “Doctrina basada en la abolición de toda forma de Estado o de gobierno y en la exaltación de la libertad del individuo.”

El anarquismo es la forma más pura de libertad y de sociedad. No es una sociedad donde todo el mundo hace lo que quiere, es un mundo donde todo el mundo sabe lo que debe hacer. Lo que puede hacer y lo que no.

Sartre lo sabía bien, por eso definió “la libertad como una angustia”.
El anarquista consecuente no solo debe de vivir sin nadie que le diga lo que hacer, vive en la angustia de anteponer la libertad, TODA libertad a sus deseos primarios. Y la libertad de uno acaba donde comienza la de los demás.
El anarquismo es el camino dificil para convivir, requiere de la conciencia y la moral más pura y la ética más correcta para que pueda existir sin degenerar a cualquier otro sistema. Requiere que cada uno sea su propio legislador, policía y juez. Y sobre todo, requiere amor, como bien dice V. Sin amor, los sistemas se hunden.Añadir Anotación

Solo amando al prójimo como a nosotros mismos podemos cuidar de su libertad como si fuera nuestra.

No se me ocurre un mundo mejor que uno en el que reine el anarquismo.
Y como todo lo bueno tiene su parte mala. Es una utopía. Pero una utopía por la que merece la pena luchar.

No se puede alcanzar la Anarquía mediante los medios descritos por V, no se puede alcanzar mediante una revolución ni mediante una votación. La Anarquía no puede crecer sin antes tener un terreno abonado para ello. No mientras exista un sistema que premia el egoismo y fomenta las clases y la desigualdad.Añadir AnotaciónLeer Anotación

Sin embargo, la forma que V emplea se acerca mucho a esa posibilidad. V despierta a Evey, la libera, y Evey va a ser la encargada de traer esa era dorada a la tierra que V destruye. V es la destrucción, Evey la reconstrucción.

Que diferente es esto de las imágenes de Mad Max que nos venden, ¿no?
Rudos guerreros de la carretera haciendo lo que les viene en gana, sembrando el caos y la destrucción.

Eso no es Anarquía, es caos.
Ni es Anarquía lo que muchos jóvenes abrazan basados en su descontento social. No es anarquía ponerse ciego de drogas y destrozar la propiedad privada. Anarquía no es “Hago lo que quiero”. Es “no me digas lo que tengo que hacer, soy capaz de gobernarme solo”. Y para eso hace falta meditación, estudio y compromiso. Moral Kantiana y amor.Añadir Anotación

Estos anarcoguays son como los comunistoides que abundaron tras el mayo del 69.
Trepas y jetas sin escrúpulos aprovechándose de la buena voluntad de los comunistas de tinte hippie, demasiado buenrollistas como para enfrentarse a estos caraduras. Bajo el lema de “soy comunista, lo de todo de todos y lo mio mio”, muchos sinvergüenzas han vivido del morro.
Ahora tenemos los anarquistas de botellón “yo soy anarquista, hago lo que quiero, si te molesta que mee en tu portal eres un fascista”.
Bravo.

Por tanto, esa anarquía que tanto temen en los EU, la de los tipos poniendo bombas no es sino caos. Gente descontenta con el sistema que intenta crear el caos y destruirlo. ¿Quizá para luego levantar algo mejor? Quizá. O quizá estén solo atraidos por la destrucción. Quien sabe.Añadir Anotación

TERRORISMO Y LUCHA POR LA LIBERTAD

Más conceptos equivocados.

¡¡Terror!! Que palabra tan pavorosa, ¿no? Esas dos erres suenan como el chirrido de la puerta por la que se acerca el asesino de la película de miedo. Dispuesto a hacer cualquier atrocidad.

Durante más de 50 años se ha usado este término indiscriminadamente y, posiblemente a propósito, de mala manera.

Ahora, cualquiera que comete un atentado o ataque subrepticio es un terrorista.
Que tiempos aquellos en los que los terroristas eran lo que significa la palabra. Gobiernos. Sistemas de gobierno impuestos por el terror.

Terrorista era Hitler. Terrorista era Robespierre y lo eran los Inquisidores. Terrorista es George Bush, que mantiene un régimen abusivo mediante el terror a los... terroristas.
Estas son las dos acepciones que el diccionario nos da:

1. m. Dominación por el terror.
2. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.

De este modo, V no sería un terrorista.
V no intenta dominar a nadie, sino todo lo contrario. Y los atentados que hace no tienen como objetivo asustar, ni siquiera a sus enemigos. Son golpes calculados para hacer daño y destruir puntos clave del gobierno.

Pero eso asusta a alguien, ¿no?

El llamado terrorismo es la guerra de los pobres, de los vencidos, de los desesperados.
Que nadie se llame a engaño, esto no es una apología ni una justificación del terrorismo, es una redefinición.
Es gracioso que mientras que los grupos armados de Irlanda, Euskadi o Palestina son considerados terroristas, otros como la resistencia francesa o los partisanos son héroes para todo el mundo, cuando sus acciones eran esencialmente iguales.

Eran “terroristas” los guerrilleros que echaron a Baptista del poder en Cuba, liberando a la isla de un régimen de terror e imponiendo una democracia. Lo eran igualmente los Sandinistas que echaron al gobierno dictatorial de Somoza y acabaron convirtiendo su pais bananero en una democracia. Y de terroristas se tilda también al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, que lleva una guerra de guerrillas y se creó como ejercito para evitar justamente que se les tratara como a terroristas.Añadir Anotación

El terrorismo es la guerra de los pobres. Las convenciones actuales, ratificadas por los poderes legisladores exigen una serie de requisitos para que un grupo armado sea reconocido como ejército. El luchar subrepticiamente no ayuda a que se les deje de catalogar como terroristas, pero si a la estrategia. Si el enemigo es superior en número y recursos, lo inteligente es atacarle cuando descansa, cuando se siente seguro.Añadir Anotación

Supongo que los EE.UU. se hubieran sentido más agusto en Vietnam si el ejercito del pijama negro se hubiera concentrado para un ataque “cara a cara”. Un par de nucleares y adios a la guerra en Indochina. En vez de eso Ho Chi Min optó por usar su mejor arma, el terreno, la guerrilla, la ofuscación y la moral. Y venció.Añadir Anotación

Hay líneas muy delgadas que separan el terrorismo, la canricería y la lucha por la libertad. Yo no pienso justificar ni apoyar nada, simplemente expongo que las cosas no son siempre como dicen los poderes que son. Y el gris abunda más que el blanco y negro.

Mi opinión personal es que estos temas son muy delicados y hay demasiadas sensibilidades creadas en torno a ello. Asi que el tema quedará aquí.

En los EE.UU., la película ha levantado ampollas. Por un lado, están hipersensibles con su paranoia y sus recuerdos del 11S. Por otro, el mensaje de la película es claro. Si un gobierno es tiránico y dèspota, es lícito actuar para derrocarlo. Esto no les gusta una mierda a los gobernantes de la primera nación. ¿Por qué será?Añadir Anotación

Además, ya tienen mucha gente dentro de su pais que piensa asi. De modo que esta obra les parece incitación a la rebeldía. Y eso estaba bien hace 200 años, pero ahora ya no mola.

En fin... Buenas noches niños. Que soñeis con el pais de la Anarquía.Añadir Anotación

Raul Atreides, 27 de Abril de 2006
visitantes
Buscar productos relacionados con La política en V de Vendetta


© Copyright DREAMERS NETWORKS SL. Responsabilidades y Condiciones de Uso en el Universo Dreamers ®