«Anything can happen and it probably will» directorio 
El blog a donde va a parar todo que no tiene cabida en el resto de mis blogs 

Sí, estoy divagando. No me lo tengan en cuenta

Escribiendo para Lorzagirl (II)
Sí, la pobre Lorzagirl no quedó escarmentada y me aceptó un segundo post

Si la vida fuera como las series de televisión la de Lorzagirl sería como una telecomedia de las que tienen risas enlatadas de fondo, mientras que la mía... digamos que la habrían cancelado hace años porque la audiencia habría abandonado en masa la visión de semejante muermo. Así que me disculparán ustedes (y hasta me lo agradecerán) si mi figura desaparece de este post y me limito a contar una de las muchas anécdotas que la vida de Lorz genera

Era de noche y sin embargo llovía.
Nuestra heroína volvía a casa acompañada de alguien a quien nos referiremos como Acompañante Anónimo por su propio bien. Como la siempre precavida Lorzagirl se había acordado de coger un paraguas al salir de casa pero Acompañante Anónimo no (nunca dejes que la lógica ni la comodidad interfiera en lo molón que queda un tipo duro con las manos en los bolsillos), ambos compartían paraguas. Al llegar a Lorzacasa, estimando la distancia entre ésta y la boca de metro más cercana y viendo la que estaba cayendo, nuestra generosa protagonista ofreció su paraguas a Acompañante Anónimo

-No, gracias, no lo necesito
-Yo soy la que no lo necesito, tengo otro
-Y yo. En casa
-Te vas a mojar por el camino
-Así crezco
-¡COGE EL PARAGUAS! ¡ES UNA ORDEN! ¡Y NO HAY MÁS QUE HABLAR!
-¡COMÉMELA! ¡ES UNA ORDEN! ¡Y NO HAY MÁS QUE HABLAR!
-Pero... pero... ¡NO te la voy a comer!
-¿Has visto como "es una orden" no es un argumento de peso para convencer al otro?
-¡Pero dejandote el paraguas te hago un favor!
-¡Y si me la comieras me harías un GRAN favor!

En este punto de la historia el mosqueo de Lorzagirl debió alcanzar proporciones tan épicas que Acompañante Anónimo cogió el paraguas sin rechistar y se encaminó hacia el metro.
Esta vez con solo una mano en el bolsillo, la cabeza agachada, un paraguas de chica sobre él y el convencimiento de que Lorz nunca, nunca le iba a hacer un GRAN favor

Enviar comentario a esta divagación
divagación anterior
Más reciclaje de otra parte
 
visitantes
Volver a ¡Que no, Hannibal, que no me subo al avión!

Las divagaciones enviadas por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus divagaciones y crearte tu propio blog puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.