«Anything can happen and it probably will» directorio 
El blog a donde va a parar todo que no tiene cabida en el resto de mis blogs 

Sí, estoy divagando. No me lo tengan en cuenta

Escribiendo para La Librería
Otro post de recopilación/redifusión. En Enero de 2006 el blog La Librería (por entonces con la coletilla "del Metamorfista") cumplió un año y para celebrarlo se pidió a una serie de personas una colaboración. Ésta fue la mía:

Eme A presenta… Halcón y Paloma

Sicilia, 1988. Karl Kesel tiene un ramalazo friki de esos que tienen de vez en cuando los autores de cómics de superhéroes y le da por relanzar a Halcón y Paloma, dos personajes de segunda fila de los que se había encaprichado en su infancia (la nostalgia, qué mala es) y logra que Barbara antes-Randall-después-Kesel le enchufe la idea a un editor despistado (el bueno de Mike Carlin). Eso sí, vendiendose a sí misma como co-guionista: recordemos que por entonces Kesel era un simple calcador.

La idea era simple: se coge a Halcón, que andaba por el universo DC en plan berseker commie-smasher, y se le lobotomiza hasta dejarle una personalidad más light, la del típico universitario yanqui bobo y capitán del equipo de fútbol (pero expulsado, que se note que es un malote) para que, al menos, pueda interactuar con el necesario reparto de secundarios sin matar a la mitad; y ya que Paloma murió heroicamente y era aún más soso que Halcón, vamos a sustituirle por otro personaje nuevo. ¡Ya está, que sea una chica! ¡Y que su identidad sea un misterio! ¡Ja, los lectores se quedarán de piedra cuando descubran que es la tía buena rubia del bar y no la otra secundaria con frases!

Con un planteamiento tan… estándar, posiblemente la miniserie hubiera quedado en una anécdota y los personajes olvidados (hasta que a algún otro calcador le entraran picores nostálgicos) de no ser por un joven dibujante de veinte años, cuasidebutante, que fue quien imprimió carácter al tebeo.

¡Sí, claro que estoy hablando de ROB!

Todo aquello por lo que ROB! será conocido en los años siguientes está ahí ya: sus musculaturas imposibles, sus personajes con dientes apretados (¡ese Kestrel!), sus homenajes (hay un cameo de Peter Parker como tributo al creador de los personajes, Steve Ditko), sus composiciones de página únicas (muy suavizadas, ROB! aún no tenía status de estrella y no le dejaban arriesgar: por ejemplo, unas páginas que ROB! dibujó giradas 90º fueron totalmente remaquetadas antes de ser publicadas)… En fin, una estrella había nacido, y Zinco lo supo ver eligiendo esta miniserie para lanzar su nuevo formato de 28 páginas (junto a Superman y Batman, casi na)

El éxito de la miniserie llevó al lanzamiento al año siguiente de una colección regular de Halcón y Paloma con los mismos guionistas… pero sin ROB!, sustituido por un clon descafeinado de nombre Greg Guler. La cosa fracasó, claro, y poco después la serie fue cerrada y los personajes destrozados totalmente y sin posibilidad de recuperación (risas, risas)

¿Y qué fue de ROB! tras Halcón y paloma? Oh, vamos, seguro que conoceis la respuesta...


Enviar comentario a esta divagación
divagación anterior
Zaragoza
 
visitantes
Volver a ¡Que no, Hannibal, que no me subo al avión!

Las divagaciones enviadas por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus divagaciones y crearte tu propio blog puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.