«Anything can happen and it probably will» directorio 

Mi rincón privado para hablar de comics, para contar batallitas y cualquier otra cosilla que pase por mi extraña cabeza.

PRECAUCIÓN:
Este blog solo se actualiza 1 o 2 veces por semana.
Puede contener auténticos ladrillos.
Después de leer, consulte los enlaces. En algunos suele haber más comentarios del autor.

Y SI PASAIS POR SALAMANCA, NO DUDEIS EN VENIR A VERME A MI LIBRERIA DONDE SEREIS BIEN RECIBIDOS. YA SABEIS QUE TENGO UNA TIENDA ESPECIALIZADA EN COMICS. O COMO A MI ME GUSTA LLAMARLA, UNA...

DE TEBEOS, claro.
El tipo de tiendas como la mía se suelen llamar “Librerías especializadas en comics”, si bien en muchos casos pueden parecer cualquier cosa menos una librería. Y es que irónicamente algo que en su nombre contiene el termino “especializado” con el paso del tiempo ha generalizado semánticamente su significado, pudiéndose no encontrar en ellos juegos diversos, figuritas, merchandising de lo mas variado y hace unos años hasta ordenadores para jugar en red, relegando a veces a un segundo plano al articulo que les da nombre. Tampoco es tan raro, y lo normar es tratar de diversificar las opciones de venta: hay quioscos que venden pan y lotería.

Yo mismo, cuando monté la tienda tenia un plan B (y alguno mas) en el caso de que la cosa no tirara sola de convertirlo en quiosco, juguetería o un poco de cada. Afortunadamente no hizo falta.

En el 2006 había dos tiendas “de comics” en la ciudad: Drako y la recién reabierta versión 2.0 de Shogun, ambas con su salita para que la gente jugara a las cartas, pero en mi modesta opinión como cliente con bastantes deficiencias en lo que a la parte de comics se refería. Lógico en el fondo, ya que era gente que venia del mundo del rol y las cartas y al montar una tienda de este tipo uno siempre barre un poco para casa.

Así, al montar mi proyecto de tienda me fijé en Drako, para hacer exactamente lo contrario. El sitio era oscuro, pintado de negro en parte, tenia un ambiente muy cargado y unos pasillos muy estrechos. Siempre había alboroto de la gente que jugaba y muchas veces que alguien iba con su novia, esta se quedaba en la puerta porque le daba miedo entrar.

Con lo que mi tienda se concibió un lugar luminoso, con muebles en tonalidades claras, amplio, y con un aspecto de librería de toda la vida que animara a entrar a aficionados de cualquier genero y edad. Y sin mesas de juego, claro. Si bien a la semana de abrir ya había quien me preguntaba “cuando iba a poner las mesas”. Yo he explicado muchas veces a la gente que eso no es algo que haya en todas las librerías especializadas, de hecho lo hay en pocas, aunque por tierras salamantinas haya sido casi tradición desde tiempos remotos que Doré se empezó a llamar Drako.

Y todo este tiempo siempre ha habido alguien que me preguntara por la famosa zona para jugar, alegando cosas como que ganaría mas dinero. Y yo les creo, es mas, estoy seguro que lo haría. Pero es que, para bien o para mal, no veo mi tienda como un negocio sino como una manera de vida.

De todos modos, mi manera de vida es viable gracias no a traer y hacer solo lo que a mi me gusta, sino a escuchar y complacer a mis clientes. Ahora mismo, si hay esa demanda, ello implica una deficiencia de sitios para jugar, y aunque en mi tienda por cuestiones técnicas lo considero inviable, sigo planteándome la búsqueda de opciones y lugares alternativos... En serio que pienso de vez en cuando en ello, entre otro par de centenares de cosas que tengo en mente hacer.

¿Quién sabe? Lo mismo el día menos pensado puedo dar alguna sorpresa al respecto.


Enviar opinión... O no! a esta divagación
divagación anterior
Piedra, Zigurat, DTBOS, Lagarto, Spock...
 
visitantes
Volver a ZUMO de ZIGURAT

Las divagaciones enviadas por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus divagaciones y crearte tu propio blog puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.