«Anything can happen and it probably will» directorio 
volver a ZUMO de ZIGURAT
 
página 2 de 41

Mi rincón privado para hablar de comics, para contar batallitas y cualquier otra cosilla que pase por mi extraña cabeza.

PRECAUCIÓN:
Este blog solo se actualiza 1 o 2 veces por semana.
Puede contener auténticos ladrillos.
Después de leer, consulte los enlaces. En algunos suele haber más comentarios del autor.

Y SI PASAIS POR SALAMANCA, NO DUDEIS EN VENIR A VERME A MI LIBRERIA DONDE SEREIS BIEN RECIBIDOS. YA SABEIS QUE TENGO UNA TIENDA ESPECIALIZADA EN COMICS. O COMO A MI ME GUSTA LLAMARLA, UNA...

Me llamo Juanmito.
¿Les suena aquel chaval que se pasaba media vida por las tiendas de comics tratando de ayudar al dependiente, hablando con la gente que iba y soñando con un día tener su propia tienda? Pues aque lera yo. Y un dia al Karma le dio por ponérmelo fácil y darme los medios para cumplir ese sueño. He hecho una lista con un montón de cosas que quiero hacer para y gracias a mi negocio. Intento ser el mejor en mi trabajo. Me llamo Juanmito...

Cuando era mas joven caí en un error común de cualquier friki de mi edad: Ver cosas que se hacían en otras ciudades y tiendas y pensar “Eso lo hago yo en un momento”. La realidad es que al enfrentarse a un proyecto, este se vuelve mucho mas complicado y extenso. La cosa mas aparentemente sencilla tiende a la que te descuidas, a cumplir las leyes de Murphy. Pero creo que no hay nada que no se solucione con paciencia, tiempo y medios.

No caeré en el error de enumerar por aquí mi lista, que siempre me puedo topar con algún lector listillo que me pise alguna idea, pero si diré que si bien la cosa va mas lenta de lo que me gustaría, muchos de sus puntos se van cumpliendo satisfactoriamente. He logrado convertir el local en un sitio donde me siento a gusto y donde también lo hace la gente que me viene, estoy consiguiendo traer, y en tiempos record casi todo el material atrasado que mi clientela me solicita (lo que está agotado, está agotado), y hasta cada vez con mas frecuencia se logra improvisar alguna amena charla con los presentes.

Personalmente creo que lo que alguien que va a hacer una compra busca es buen trato, obtener el material que busca y aunque no me gusta recomendar cosas, ya que se que mis gustos no son necesariamente los del visitante, si ofrecer un poco de orientación. Y creo que esto es lo fundamental, lo de las actividades es un extra plantearse cuando lo otro está cubierto.

Lo que no quita para que intente colaborar en la medida de lo posible en cualquier actividad friki que me propongan, trate de pensar en soluciones para problemas que al gente me plantee, o siga pensando en el modo de montar actividades organizadas por la tienda, ya se realicen dentro de ella o en otra parte. Y si bien en la actualidad muchas de ellas son inviables, ya habrá tiempo. A fin de cuentas, no me pienso ir a ninguna parte...


Enviar opinión... O no! a esta divagación
 
Entre amigos...
Sin lugar a dudas, lo mejor de una profesión de cara al publico como la mía es que conoces gente, y con mucha frecuencia con gustos, opiniones e inquietudes similares a las tuyas. Y no solo en la tienda sino gracias a la tienda entras en contacto con profesionales del mundillo o hasta colegas de tu negocio.

A los pocos meses de empezar con la tienda, alguien que había leído algunos de mis post de este sitio se pudo en contacto conmigo. Andaba barajando la posibilidad de montar una tienda en su ciudad, pero no tenia claro si hacerlo o no o como hacerlo, y de la manera mas insospechada me acabé convirtiendo en una especie de tutor de aquel proyecto supervisando, asesorando en informándole de distribuidoras y cosas similares. Y no lo debí hacer mal, porque por ahí siguen...

Pero realmente las historias que me importan son las que ocurren tras las puertas de mi local. Nunca he sido muy partidario, salvo excepciones puntuales, de hacer ventas por correo o de poner Stands en eventos, ya que considero que en primer lugar me debo a aquellos que tienen a bien ir a visitarme. Y es que mas allá de la noble misión de dar de comer al librero, siempre he tenido el ni mucho menos secreto deseo de recuperar el espíritu del primigenio Doré, antes de que se convirtiera en Drako: Un sitio donde la gente aparte de comprar comics iba a charlar, montándose tertulias y sirviendo de punto de encuentro para aficionados a partir del cual a veces surgían nuevas amistades, iniciativas o proyectos.

La pena es que parece que la vida corre mas rápida que hace 20 años, y la gente siempre tiene cosas que hacer y bastante prisa, pero poco a poco se van improvisando algunas que otras interesantes charlas.

Y se va formando, sobre todo con los clientes que ya llevan pasando algún tiempo, extraños lazos. Algunos de buena amistad que traspasa las barreras del local y el horario comercial, en otros casos de mera complicidad con gente que me muestran sus dibujos, me cuentan sus proyectos e incluso a veces me piden mi opinión sobre ellos. Mientras que yo, por mi parte trato de mimarlos todo lo que puedo, hasta a algún que otro pesadito, que inevitablemente también lo hay...

Como decía en el ladrillo anterior, es una forma de vivir. Y me encanta...


Enviar opinión... O no! a esta divagación
 
Viviendo del Tebeo...o no.
Hace apenas un par de dias me comentaba una amiga que salgo citado en la Frikipedia como “El hombre al que nadie compra”, acompañada a una referencia hacia mi barba, ello me hace suponer que la referencia fue subida a finales del 2006 cuando la tienda aún estaba en pañales.

El hombre es un animal de costumbres, y si ya compra en otro sitio es difícil, pero no imposible que cambie. Todo ello sumado a mi idea de no cargar con mucho material muerto desde un principio e ir creciendo despacio y a gusto de mi clientela, hizo que durante los primeros 6 meses no sacara ni para los gastos del local. AL menos hasta abril del 2007 en que hasta empecé a ganar un poquito de dinero. Ya en septiembre al fin empece a sacarme el equivalente a un sueldo mileurista, que realmente no era para tanto ya que aun tocaba ir recuperando mi inversión, lo cual tardaría en hacer casi otro año.

Mi relación con mi competencia fue dispar. Por parte de la nueva gerencia de Drako encontré amistad, un compromiso de colaboración y ganas de realizar proyectos conjuntos mas adelante. Los otros siempre he sospechado que se limitaron a ignorarme.

Lo de Drako merece la pena comentarlo, fue traspasada entre tres, dos al cabo de un tiempo se marcharon, entró otro, el ultimo del terceto original se marcho en las navidades del 2007 y la tienda desaprecia en primavera bajo una falsa apariencia de traslado. Bueno, lo cierto es que tampoco es tan rara, ahora que lo pienso, del trio original de Shogun tampoco queda nadie, aunque ellos de momento ahí siguen.. Y es que las sociedades es lo que tienen...

Tras el cierre de Drako heredé practicmente toda su clientela, aunque muchos ya llevaban tiempo comprando en ambas tiendas, y la cosa subió, al menos por un tiempo, el fantasma de la crisis ya revoloteaba aquellos meses finales del 2008 haciendo ue aunque tuviera mas clientela, las ventas fueran poco mas o menos similares a las del año anterior.

El primer semestre del 2009, en cuanto a ventas, fue similar a 2008, incluso un poco mejor. Pero al llegar el verano, con la marcha de los estudiantes la cosa descendió estrepitosamente, y después del verano las ventas no volvieron a ser las mismas. La actual situación había cambiado los hábitos de compras de mis clientes. Aquella gente que en años pasados en cuanto llegaba la grapa de Panini arramblaban con una copia de cada empezó a coger las cosas de modo mas escalonada, dejando incluso algún que otro titulo. Como siempre digo, esto de los tebeos no es ni mucho menos primera necesidad.

Pero en el fondo se que esto son rachas y por mi situación personal lo cierto es que puedo permitirme tranquilamente esperar a que la tormenta amaine, aunque tarde años en hacerlo...

Y esta es la “historia económica” de la tienda. Soy alguien muy frugal que no da mucha importancia al dinero y siempre ve esto no como un negocio, sino como una forma de vida; pero se que en el fondo sin el no habría hecho nada, y que si hubiera ganado mas me podría haber permitido hacer también mas cosas. Pero la semana es joven, y habrá otros ladrillos para hablar de las ganancias no materiales.


mostrar 1 opinión... O no!
Enviar opinión... O no! a esta divagación
 
DTBOS, año cero.
Corría la primavera del 2006, y yo andaba a cosas que poquito tenían que ver con mi sueño. La realidad me había ido consumiendo y era otro parado mas que había dejado atrás sus años de estudiante, y gastaba su tiempo en hacer algún que otro cursillo, echar curriculums y hacer un poco de amo de casa, ya que era el único que no trabajaba en ella. La verdad un par de veces había vuelto a plantearme la idea de la tienda, pero siempre encontraba mas contras que pros en la viabilidad del proyecto: Que si no quería pedir dinero en casa por si salía mal, que si el mundillo editorial estaba revolucionado y derechos de series volaban de mano en mano, etc, etc...

Pero de repente todo empezó a converger: Drako, como Doré en su día se traspasaba y yo heredé algo de dinero. No tanto para solucionarme la vida, pero si para cambiármela. Si bien lo cierto es que nuestra vieja amistad se había agriado con los años hasta puntos insospechados (conste que por su parte, que yo pasaba mucho del tema) y no me la traspasaría tan fácilmente, llegando a pedirme mucho mas que a cualquier otro y dándosela al final a otros. Lo cierto es que nunca sabrá el favor que me hizo, porque un traspaso habría sido relegar mi proyecto a favor de dar continuidad al suyo ya en marcha.

Después empecé a mirar si podía caerme alguna subvención, en el INEM por ser parado de larga duración me ofrecían 6000 euros por crear mi propio empleo, pero la condición era no poner el negocio en los códigos 1 o 2 de la ciudad. Yo tenia bastante claro que si la tienda no estaba ubicada en un lugar céntrico, no podía funcionar, así que decliné. Después me dedique a buscar locales, y no encontraba nada que se amoldara a mi idea hasta que di con uno que me parecio un poco difícil de encontrar, (en mis tarjetas pone junto a la Plaza de la fuente por algo) pero todo era que la gente lo fuera localizando. La forma alargada me aprecio perfecta para mi idea y si bien estaba bastante destartalado, todo era dejarse un par de millones (aun pensaba en pesetas) en reformarlo.

Tras haber terminado al reforma, me dedique a otros tramites como su permiso de apertura, y entonces me topé con que se tardaba dos meses en conceder (sobre todo si no te llamas, por ejemplo, Zara) que en mi caso metiéndose las ferias por medio fue algo mas. Así mi idea de empezar con el curso tuvo que postergarse hasta noviembre. Si bien segui ultimando detalles, amueblándolo en parte.

Hay tiendas que cuando abren comenten el error de tener todo montado y millones de pesetas en material el primer dic cuando no saben como va a funcionar realmente. Yo opte por crecer al ritmo y según los gustos de mi publico. De hecho el día 13 de noviembre de 2006, la fecha de apertura solo había en mis estantes media docena de copias de el tebeo de Daredevil de ese mes (lo único que me había llegado) aunque en un par de dias le acompañarían muchas mas novedades.

Como ya comentaba, solo amueble la mitad delantera del local, dejando el resto de espacio para cuando fuera creciendo. Pero las paredes no estaban ni mucho menos desnudas. Gracias a Tomas Hijo (si, ese que sale últimamente tanto por la tele hablando de su libro sobre leyendas urbanas) pude vestir ese espacio con una exposición de originales suyos que estuvo conmigo bastante tiempo.

Y de eso hace tres años...


Enviar opinión... O no! a esta divagación
 
DE TEBEOS, claro.
El tipo de tiendas como la mía se suelen llamar “Librerías especializadas en comics”, si bien en muchos casos pueden parecer cualquier cosa menos una librería. Y es que irónicamente algo que en su nombre contiene el termino “especializado” con el paso del tiempo ha generalizado semánticamente su significado, pudiéndose no encontrar en ellos juegos diversos, figuritas, merchandising de lo mas variado y hace unos años hasta ordenadores para jugar en red, relegando a veces a un segundo plano al articulo que les da nombre. Tampoco es tan raro, y lo normar es tratar de diversificar las opciones de venta: hay quioscos que venden pan y lotería.

Yo mismo, cuando monté la tienda tenia un plan B (y alguno mas) en el caso de que la cosa no tirara sola de convertirlo en quiosco, juguetería o un poco de cada. Afortunadamente no hizo falta.

En el 2006 había dos tiendas “de comics” en la ciudad: Drako y la recién reabierta versión 2.0 de Shogun, ambas con su salita para que la gente jugara a las cartas, pero en mi modesta opinión como cliente con bastantes deficiencias en lo que a la parte de comics se refería. Lógico en el fondo, ya que era gente que venia del mundo del rol y las cartas y al montar una tienda de este tipo uno siempre barre un poco para casa.

Así, al montar mi proyecto de tienda me fijé en Drako, para hacer exactamente lo contrario. El sitio era oscuro, pintado de negro en parte, tenia un ambiente muy cargado y unos pasillos muy estrechos. Siempre había alboroto de la gente que jugaba y muchas veces que alguien iba con su novia, esta se quedaba en la puerta porque le daba miedo entrar.

Con lo que mi tienda se concibió un lugar luminoso, con muebles en tonalidades claras, amplio, y con un aspecto de librería de toda la vida que animara a entrar a aficionados de cualquier genero y edad. Y sin mesas de juego, claro. Si bien a la semana de abrir ya había quien me preguntaba “cuando iba a poner las mesas”. Yo he explicado muchas veces a la gente que eso no es algo que haya en todas las librerías especializadas, de hecho lo hay en pocas, aunque por tierras salamantinas haya sido casi tradición desde tiempos remotos que Doré se empezó a llamar Drako.

Y todo este tiempo siempre ha habido alguien que me preguntara por la famosa zona para jugar, alegando cosas como que ganaría mas dinero. Y yo les creo, es mas, estoy seguro que lo haría. Pero es que, para bien o para mal, no veo mi tienda como un negocio sino como una manera de vida.

De todos modos, mi manera de vida es viable gracias no a traer y hacer solo lo que a mi me gusta, sino a escuchar y complacer a mis clientes. Ahora mismo, si hay esa demanda, ello implica una deficiencia de sitios para jugar, y aunque en mi tienda por cuestiones técnicas lo considero inviable, sigo planteándome la búsqueda de opciones y lugares alternativos... En serio que pienso de vez en cuando en ello, entre otro par de centenares de cosas que tengo en mente hacer.

¿Quién sabe? Lo mismo el día menos pensado puedo dar alguna sorpresa al respecto.


Enviar opinión... O no! a esta divagación
 
Piedra, Zigurat, DTBOS, Lagarto, Spock...
En el anterior texto hacia algo de historia, eso que se dice que cuentan los vencedores, o simplemente quien queda vivo para contarla. La verdad me he cuidado mucho de dar ningún nombre de persona y las personas de las que he hablado ya no están en el asunto de las tiendas... A veces me asusto de lo diplomático que me estoy volviendo con la edad.

Lo cierto es que pienso que este no es el sitio para comentar que tal o cualquier comic me parece malo de solemnidad, que esa editorial la esta cagando, que la organización de tal o cual evento es caótica o que la forma de obrar de un compañero de profesión no me parece la correcta. No aquí, no desde mi posición actual. Buena gana de tirar piedras contra el tejado del mundillo que ya bastante agrietado está o de dar impresión que lo digo por algún oscuro interés...

Cuando era solo un friki que opinaba por la red como otros miles, me sentía con mas libertad para decir lo que me pareciera. Ahora que soy un friki con una tienda y corro el riesgo de ser confundido con un profesional experto en la materia, prefiero que lo que puede ser tan solo una apreciación personal mía no acabe siendo tomada como dogma de fe, o algo parecido.

Zumo de Zigurat nació hace ya unos cuatro años y medio como una pagina para anotar mis pensamientos y percepciones en un ejercicio casi de escritura automática, para comentar lo que se me ocurriera sin nunca cortarme. Creo que es sencillo detectar la incompatibilidad entre un planteamiento y otro. Y así muchos ladrillos dejaron de ver la luz, o incluso fueron interrumpidos a media redacción porque el rumbo que tomaban no era acorde con mi nuevo modo de ver algunas cosas.

En el fondo esa es la razón principal, también a veces ha sido falta de tiempo o de inspiración, por la cual el caudal de post de este blog casi se ha secado últimamente, que ahora siento que juego a otro nivel diferente del que estaba cuando comencé este blog, en el cual no se pueden hacer afirmaciones tan a la ligera.

O a lo mejor solo es que me hago mayor...


Enviar opinión... O no! a esta divagación
 
Tienda DTBOS: Muchos mas de tres años.
El viernes la tienda cumple “oficialmente” sus tres añitos desde la apertura al publico. Por ello esta semana he decidido subir varios textos conmemorativos al Zigurat. No tengo claro cuantos serán ni su periodicidad, pero la ocasión y lo otro que se cumple el viernes me ha dado ganas de contar alguna que otra batallita.

La primera vez que soñé con el proyecto fue sobre los 15 años, hace casi 25, cuando en algunos comics de la primeriza Forun encontré anuncios y comentarios de tiendas de ese tipo en ciudades mas grandes. Por aquel entonces los kioscos de Salamanca estaban bastante bien surtidos de novedades, pero la idea de un sitio donde se vendieran exclusivamente tebeos era de lo mas golosa.

Y si bien ya hubo en su día algo así por mi ciudad, que no duro demasiado, personalmente no la llegué a conocer. Mi historia con las tiendas de comics empieza en algún momento en una navidad a finales de los 80 cuando Tomás me comento que habían abierto una cerca de su casa. Personalmente por las fechas navideñas el anuncio me sonó a inocentada, máxime cuando la similitud de esta con uno de los muchos kioscos de la ciudad hizo que pasara varias veces por delante sin reconocerla como tal. Pero ahí estaba Doré.

Doré se convirtió en el punto de reunión y de referencia friki, cuando aun no existía esa palabra del mundillo salmantino. Ahí pasábamos las horas muertas comprando y charlando con el dependiente. Mi relación con el fue tan buena que hasta empecé a trabajar allí unas horas por las mañanas hasta el fatídico día en que decidió traspasarla. Sabe Dios que me intente hacer con ese traspaso, mas no fue por falta de ganas o de posibilidades económicas (la traspasaba por cuatro duros) por lo que no la hice, sino por algo que en su día parecía un problema y luego no fue para tanto: No tenia hecha la mili.

Pero hete aquí que encontré otro chico interesado en el traspaso al cual animé (e incluso hablé con sus padres) para que lo cogiera. Como ciertamente no tenia ni idea de llevar un negocio de ese tipo llegué con el al acuerdo de echarle una mano y orientarle a cambio de que si en un futuro necesitaba gente para la tienda me contratara. Y así con el tiempo Doré se convirtió en Drako, se mudo a un local mas grande, fundamos la Asociación Ciudad Gótica, se hicieron unas jornadas y... acabo contratando a otras personas. Una cosa era ayudarle con la tienda o otra tener mi propia opinión a la hora de votar cosas de la asociación, pero al parecer eso me convertía a sus ojos en un traidor indigno de confianza y tal...

Otras tiendas hubo en la ciudad, como Maria, antigua discoteca reformada montada en gran parte por hacer algo con un local de renta antigua, o el Shogun original, del cual en gran medida me podría considerar “abuelo”. Y es que si el dependiente de Drako aprendió de mi, Shogun se montó con la base del conocimiento del negocio de una de las personas que estuvo un buen tiempo trabajando en Drako.

No negaré que intenté meterme personalmente en dicho proyecto, les orienté ofrecí mi ayuda y apoyé. Hasta les llegué a entregar el currículo, pero recibí de parte de el que mandaba una de las contestaciones mas tontas que he oído en mi vida: “Si quiero contratar gente, tengo muchos amigos”.
Yo, entretanto, tras la decepción con Drako había retomado el proyecto de montar mi propia tienda, incluso una vez casi estuve a punto de hacerlo con alguien que me tuvo mas de un año mareado... Afortunadamente no salió, que el tipo era un liante. De hecho ni mucho menos fui el mayor perjudicado de los tejemanejes de aquel individuo (Baste decir que a Drako le costó unos milloncejos) y yo salí de aquellas historia sin haber perdido nada mas que mi tiempo. Pero problemas familiares, la insistencia de mis padres en que acabara primero la carrera y otros proyectos y asuntos en los que me metí retrasaron que mi sueño se hiciera realidad hasta el otoño del 96.

Pero eso será contado en otro ladrillo.


mostrar 2 opinión... O no!
Enviar opinión... O no! a esta divagación
 
Mi gran pecado.
Lujuria, envidia, avaricia, gula... minucias, comparado con la pereza que de toda la vida se ha intentado apoderar de mi ser. Y es que a veces puede ser tan grande la tentación de sentirse feliz haciendo nada...

Por ello, a lo largo de los años que estuve sin trabajar, siempre me force a levantarme temprano, a marcarme unos horarios, a embarcarme en cualquier proyecto donde se me admitiera, por descabellado que fuera y poco que me interesara. La cosa era hacer algo, para evitar hacer nada. Y es que la pereza lleva al aburrimiento, yel aburrimiento al lado osc... ejem!

Y es que no hay nada peor que no hacer nada de continuo, porque se convierte en una mala costumbre difícil de abandonar.

Por ejemplo, una de las cosas que mas pereza me da es viajar. Este año, y yo cuando hablo de años me refiero a cursos, lo cual en una ciudad universitaria es una forma bastante mas real de medir el tiempo, me he propuesto viajar mas. A pesar de la excusa de lo mal comunicada que esta mi ciudad, horriblemente comunicada, de que no siempre puedes ir y volver cuando te vendría bien y de que odio los autobuses. Raro es que la aventura llame a mi puerta, así que va siendo hora de empezar buscarla.

Que no me pase nada...

Proxima parada: Avilés.


mostrar 1 opinión... O no!
Enviar opinión... O no! a esta divagación
 
Limpiando el Zigurat.
Bueno, llevo mas de un mes sin “Ziguratear”, y la verdad es que tampoco me remuerde mucho la conciencia por ello. Los colorines y la interactividad de Facebook han hecho que me centre mas en mi perfil allí que en esta vieja fortaleza de la soledad.

La verdad es que tampoco he tenido mucho tiempo que dedicarle. Esta afirmación viniendo de mi suena de los mas rara, mas cuando tantas veces me he quejado de mi aburrimiento por tener tanto tiempo libre. Pero he acabado llegando a la conclusión de que tiempo libre es mas bien un concepto irreal. En realidad debería llamarlo tiempo flexible compuesto de esa serie de actividades que en el fondo me da lo mismo hacer hoy que otro día como leer, ver la tele, navegar por Internet o simplemente vaguear y aburrirme un moquillo (cosa sana en pequeñas dosis). Cosas de las que puedo prescindir un par de días pero tengo autentica necesidad de hacer un tercero. Últimamente me veo muy poco, y tampoco es eso...

¿Significa esto que paso por aquí a cerrar el chiringuito? Ni mucho menos, solo pasaba a limpiar las telarañas. Peroeste viejo monumento seguirá aquí levantado todo el tiempo que Dreamers lo quiera seguir alojando. Y yo me intentare seguir pasando de vez en cuando, ya sea a escribir o tan solo a leer lo que me dio por teclear tiempo ha en el.

Nadie debe olvidar ni relegar su pasado, ya que este puede volver para pedirte cuentas el día menos pensado...


Enviar opinión... O no! a esta divagación
 
Hace 3 años...
Quizás no sea hoy la fecha exacta, pero si una muy aproximada. Hace 3 años tenia al fin dinero para empezar a cumplir mi viejo sueño.

Y es que aparte de la importante pasta, sentía que todo era propicio para realizar algo que llevaba demasiados años posponiendo: Montar mi propia tienda. Imperativos sociales, problemas familiares y esa absurda necesidad de terminar una carrera que para mas bien poco me sirvió lo habían pospuesto demasiado tiempo. Estar hasta las narices de echar curriculums para que apenas se me hiciera caso o me ofrecieran solo cosas a comisión consistentes en dar la paliza a la gente también ayudaron al gran salto.

Cierto es que tarde en conseguir un local que me gustara y que el precio me pareciera razonable, en reformarlo y en que al ayuntamiento le diera la gana tramitar mi permiso de apertura, cosa de no tener padrinos ni un montón de pasta, con lo que me puse en Noviembre, pero hace 3 años la cosa empezó a tener forma y visos de cuajar.

Y aquí estoy, tres años después, algo mas canoso, algo mas cansado, pero feliz de todo lo que he conseguido... y solo es el comienzo.

Gracias a los que me apoyaron, a los que me animaron, a los que me echaron un cable, a los que alguna vez pasaron a comprar, a los que se convirtieron en clientes habituales, y a los que de pasar por la tienda a hacer tertulia se llegaron a convertir en amigos.

Si, la ñoñez, la ilusión y el complejo de Peter Pan siguen aquí. Y que no se vayan nunca...


mostrar 1 opinión... O no!
Enviar opinión... O no! a esta divagación
 
visitantes

Las divagaciones enviadas por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus divagaciones y crearte tu propio blog puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.