«Anything can happen and it probably will» directorio 
Redacción Dreamers On-Line 
página 2 de 3

Desde aquí comentaremos todo lo que pase en los diferentes eventos frikis a los que asistamos

Selecta y Astiberri son noticia

Selecta Vision nos confirma sus intenciones de estrenar comercialmente en cines, con varias copias dobladas, la pelicula de animación japonesa Appleseed, precediendo a la edición en DVD.
Selecta Vision asume la condición minoritaria del titulo que le impide hacer numerosas copias, pero tratará de que pueda verse en los puntos principales de España, aunque sea escalonadamente.
No saben las fechas, ni la cantidad de copias, pero tienen la intención de estrenar en salas, aunque podría suceder que finalmente las circustancias del mercado cinematográfico no lo posibiliten.
Por otro lado nos han informado que en la actualidad no disponen de los derechos del largometraje Ghost in the Shell 2. Innocence.
Kaiet

Astiberri retira la edición completa de “Bajo la piel”
No todo son buenas noticias y caras sonrientes en el Salón de Barcelona.
La editorial Astiberri acaba de retirar de la distribución el libro Bajo la piel, un tomo de Sagar Formés y Sergi Álvarez que estaba previsto presentar estos días, por problemas de impresión.
El fallo se ha detectado una vez la tirada, de 2.000 ejemplares, ya se encontraba en los almacenes de la distribuidora. Los autores han mandado los originales “a sangre”, esto es, con los dibujos originales ocupando la superficie completa de la página; pero en el proceso de edición se ha colocado un “marco” negro en cada página. Como consecuencia, algunas viñetas y muchos bocadillos han salido cortados, incompletos.
No es habitual que los controles de calidad en todos los niveles como ha sucedido en esta ocasión. La editorial se muestra muy disgustada (obvio, han perdido mucho dinero), aunque prometen que pondrán a la venta la obra, con las144 páginas correctamente maquetadas, durante el próximo mes de septiembre.
CelesJota


Enviar comentario a esta divagación
 
Entrevista a Tébo y Zep

Un bonito dibujo realizado a dos manos por Tébo (la parte del Capitán Bíceps) y Zep (la de Titeuf)
Uno francés y el otro suizo forman una extraña pareja de hecho aunque lo suyo no fuera amor a primera vista. Uno vive cerca de París y el otro en el país más aburrido del mundo, según confiesan en privado alguno de sus habitantes.
Tébo y Zep están en el Salón de Barcelona para firmar el tebeo que hacen de manera conjunta, Capitán Biceps. La simbiosis que hay entre ambos para producir las aventuras de este personaje se nos mostró en directo con la elaboración de la bonita ilustración que ilumina este artículo: cada uno dibujó la mitad.
Tras más de una hora y media de firmar compulsivamente, no están cansados. “Estamos acostumbrados a sesiones de firmas de cinco horas, así que lo de hoy no es nada comparado con otras que hemos hecho”, afirma sonriente Tébo.
Lo que más ha sorprendido a los dibujantes es la gran cantidad de franceses y de versiones originales de sus trabajos que les han dejado para firmar, en la que ha sido la primera ocasión en la que lo hacen juntos. Según Zep, “en Barcelona hay mucha gente que habla francés, y por eso es normal que tengan los tebeos originales”.
Existe una interesante complicidad entre los dos dibujantes; la página que publican en Tchô! la hacen de un manera curiosa, cada uno desde su propio domicilio. Sólo cuando llega el momento de concretar definitivamente los detalles, y de manera esporádica, es Zep quien se traslada a París y, en cualquier bar, negocian el aspecto final de las planchas. Aunque en realidad lo que es curioso es el funcionamieno de la publicación de Glénat, ya que no tiene una redacción física; la organización de cada número se reparte por turnos entre los autores, quienes se comunican e intercambian información a través de la línea telefónica y internet. Claro, los gastos los paga la editorial.
El mensual Tchô! va dirigido a un público joven, más que el de las clásicas publicaciones humorísttcas francesas como Fluide Glacial, pero también menos infantil que los semanarios como Spirou. Por eso, el tipo de bromas que se incluyen en las historias combina el chiste sencillo con un poco de mala leche.
Capitán Biceps es un personaje que se creó hace apenas tres años, cuyos dos primeros tomos se han publicado el año pasado y el pasado mes de enero, en Francia; la edición española sólo se retrasa, por lo tanto, tres ó cuatro meses; para finales de este año está prevista la aparición de las historias que se convertirán en el tercer álbum, que en este momento están comenzando a preparar.
Se trata de una parodia del mundo de los superhéroes, en la que el personaje principal se lía a castañazos con remedos de los héroes clásicos americanos, y con quien haga falta. Un gag por página, con una curiosa composición que permite añadir chistes laterales en muchas de la ocasiones. No hay un desarrollo de los personajes, no se pretende evaluar la bondad del mundo, sino tan sólo divertir y pasar un buen rato. Al fin y al cabo, son historias autoconclusivas de una página y, de vez en cuando, dos. Cuando se les interroga (gracias por el cable, Mar) sobre el personaje al que más manía le tienen y al que le darían una buena tunda de palos, por supuesto sobre el papel , Tébo y Zep se miran unos instantes y el más joven afirma con rotundidad: “¡Kraven el cazador!”. Bueno, no lo dice así, pero se le entiende.
¿Por qué?
“Le tengo una manía especial por la forma que tiene de vestir, con ese chaleco de piel de león y los zapatos de bailarina, pero sobre todo por ¡el terrible bigote!”, explica entre carcajadas Tëbo.
Risas, muchas risas, como durante toda la entrevista.
Porque para estos dos dibujantes, hacer tebeos es por supuesto una profesión, pero también una de las mejores maneras de pasar el rato que conocen. Se conocieron hace más de siete años, en un concurso de dibujantes que se había convocado en la localidad suiza de Sierre. Y aunque este es el primer proyecto que llevan adelante en común, su relación ha sido lo suficientmente buena como para continuar dirigiéndose la palabra, tras estar desde el 98 trabajando juntos en la misma publicación. Pensamos que sólo tomándose así la vida y su profesión pueden hacer unas historias tan divertidas y que llegan a tantos millones de personas en todo el mundo.
Aunque el autor superventas sea Zep, no Tébo. Los libros del Capitán Biceps tienen unas discretas tiradas de 68.000 ejemplares en Francia, y la otra colección en la que trabaja el francés, Samson et Néon, no supera los 10.000 ejemplares de ventas en cada uno de los cinco tomos publicados hasta la fecha Antes de fin de año estará preparada la edición del sexto.
Ambos autores superan ya la treintena, aunque la educación que han tenido ha sido bastante dispar. Al más joven Tébo (Caen, 1972) le gustan los superhéroes, “desde pequeño soy aficionado a Spider-Man, Superman, Batman… y en la actualidad sigo leyendo estas historias, además de otras más modernas como Hellboy”. Un poco más mayor entró en contacto con otros autores, “como Gotlib y Margerin. Creo que Gotlib es mi mayor influencia, me gusta mucho”. En su bagaje también encontramos, curiosamente, autores españoles como Carlos Giménez y sus Profesionales y el Torpedo de Abulí y Bernet. “El humor que tienen me gusta mucho, hay una gran ironía en esas historias”, afirma.
Por su parte Zep, cuyo nombre real es Philippe Chappuis (Suiza, 1967), tiene una formación más “clásica” y entre sus favoritos destaca únicamente a Matt Greoning, además de mostrarse como un gran fan de la revista satírica norteamericana MAD, “cuyos cinco números publicados en Francia compré en su momento, y que leo en su versión en lengua inglesa con mucha frecuencia”.
La obra que le ha hecho rico y famoso, Titeuf, comenzó a publicarse en un fanzine en 1992 y ese mismo año pasó a la editorial Glénat, gracias a la perspicacia de Jean-Claude Camano. De los 10 álbumes (más especiales) que han visto la luz se han vendido más de 12 millones de ejemplares en los 30 idiomas en los que se ha editado en todo el mundo. El personaje es todo un acontecimiento multimediático y editorial, y el estilo de Zep es reconocido en todo el mundo. Pero antes del boom del 92, el dibujante suizo buscaba ganarse la vida como cualquier otro joven profesional, acudiendo a las publicaciones que había en el mercado europeo para colocar sus monigotes. “La primera vez que estuve en Barcelona, en 1991, vine a enseñar mis dibujos en varias publicaciones para ver si colocaba alguna colección. Visité las redacciones de El Víbora, Cairo y El Jueves, pero no vendí ni una plancha”, comenta un Zep sonriente, a quien se le informa que de aquellas revistas sólo una permanece en la actualidad.
Más sonrisas.
Una de las historias que más nos ha llamado la atención, principalmente por el espectacular impacto mediático que ha tenido, ha sido Guide du Zizi Sexuel, la Guía Sexual de Titeuf. “La idea de crear un libro temático fuera de la colección la provocó el tiempo que pasaba entre la publicación de un álbum y el siguiente de Titeuf.”, comenta Zep. “Me planteé hacer una historia en la que se pudieran ver reflejados los niños”, ya que las anécdotas que refleja en las aventuras de su famosísimo personaje se le ocurren de una manera “infantil”, como ha declarado en otro lugar. “Por eso le pregunté a Helene BrulleR[su mujer] qué era lo más difícil que se le podía explicar a un niño; y me contestó que la sexualidad. La manera de abordarlo fue sencilla, una vez conseguí ver las cosas de la manera en las que las vería un niño. De hecho, utilicé las preguntas que se hacen los mismos niños sobre la sexualidad para buscar la manera más adecuada de contestarlas.”
¿Utilizó las respuestas de los niños para crear el libro?
“No, únicamente las preguntas”, responde Zep.
El estilo es parecido al de los famosísimos libros de los Jóvenes Castores que leen prácticamente todos los niños franceses (y muchos españoles, también) durante su periodo escolar. Y la forma en la que se plasman las cuestiones resulta muy original, aunque algunas ideas las hubiera utilizado el propio creador con anterioridad en Tchó.
Si en las historias de Titeuf se habla prácticamente de todo, aunque con un tono, moderación y elegancia que hacen que cualquiera que sea el tema del gag no resulte inapropiado para ningún lector, joven o adulto, este nuevo proyecto atrajo numerosas críticas en muchos lugares. “Había prejuicios por parte de muchos adultos a la hora de permitir que sus hijos tuvieran acceso a un divertido manual de sexualidad. Parece como si se hubieran olvidado de lo que pensaban, hablaban y hacían cuando eran niños, ya que consideran que a sus hijos no se les debe hablar de sexo.”
¿Se ha malinterpretado el libro, pues, ya que no se trata de un manual de prácticas de sexo, sino de sexualidad?
“El error principal de los adultos que han criticado el libro es que confunden sexualidad con pornografía, y evidentemente no es lo mismo. Los niños se cuestionan muchas cosas sobre su sexualidad y la de quienes les rodean, pero parece que los adultos se han olvidado que no es lo mismo hablar de sexo que practicarlo”, argumenta un poco más serio Zep. Al final, el libro ha sido generalmente aceptado, tanto que se ha convertido en un manual de sexualidad en muchos colegios franceses.
¿Y qué le depara el futuro a un autor que podría retirarse y vivir de las rentas durante el resto de su vida? Suponemos que el tomo número 11 de Titeuf
“¡Yo lo que quiero hacer son bonitos dibujos!”.
Muchas risas.
Pero inmediatamente amplia la respuesta. “Pero sí, acabo de finalizar el último álbum de mi personaje, pero de nuevo se trata de una historia que no está en la colección regular de Titeuf, sino que es un tomo especial que lleva por título Pequeñas poesías de las estaciones”, que saldrá a la venta en octubre.
Y que nosotros esperamos disfrutar, Salvat mediante, antes de Navidad.

ZaraJota y CelesJota (que no son hermanos, ni lo parecen)

Capitán Biceps en Tienda Dreamers

A la izquierda, Tébo, y a la derecha, Zep / foto: Kaiet
Los dos culpables de este texto, la encantadora traductora Emilie y los dibujantes
Portada del segundo tomo de Capitán Bíceps, disponible en Tienda Dreamers, aquí: http://www1.dreamers.com/productos/47662.html
Enviar comentario a esta divagación
 
Presentación de novedades de Norma

foto: Kaiet

Carlos Miralles y Eva Alonso se presentaron en la sala de conferencias cargados hasta los hombros y hablando de manera apresurada, ya que tan sólo iban a disponer de media hora para presentar todo lo que Norma ha presentado este año en Barcelona, que es mucho y bueno, y contestar a las preguntas que les quisiéramos hacer.
Poco tiempo era, y se notó en lo apresurado con lo que Miralles fue pasando uno tras otro los tebeos que ya están en las estanterías de todas las librerías.
Como novedad, se informó que la nueva historia de Daniel Torres con Roco Vargas de protagonista que se ha presentado aquí, Paseando con monstruos, tiene una continuación que saldrá a la venta para Navidad. Uno de los autores que más ha gustado estos días, por su derroche de simpatía y por la enorme calidad de su trabajo, Manu Larcenet, tiene él solito tres novedades publicadas por Noma esta semana; y se informa que la serie en la que colabora con Trondheim y Sfar, La mazmorra. Festival, que consta de cuatro tomos, se publicará de manera consecutiva desde ahora y con una periodicidad bimensual.
Una queja recurrente entre los aficionados ha sido el cambio de formato de la nueva edición de Sin City. Miralles se explica; ha sido el propio Frank Miller quien ha impuesto este formato, obligando a que se mandaran a los EEUU los originales de portadas e interiores para su aprobación, ya que pretende asemejar en la medida de lo posible lo que es la obra con la que más famoso se ha hecho fuera del mundo del cómic a las novelas, facilitando su colocación en los circuitos de las librerías generales americanas. Esta edición, que se prolongará durante tres números más, se completará con el quinto tomo a finales de este mismo mes de junio, y sacando los dos restantes a finales del próximo. Otra obra importante de Miler, Las aventuras de Martha Stewart, realizado en colaboración con el inglés Dave Gibbons, comienzan a recuperarse en cuatro tomos con el título Give me liberty.
Curiosa es la manera en la que se ha planeado la publicación de los Archivos de Spirit. Puesto que con el sexto tomo, recién aparecido, se alcanza la obra dibujada por Will Eisner antes de su incorporación a filas por la Segunda Guerra Mundial, los editores de Norma han optado por publicar, el próximo mes de diciembre, el tomo número 12, en el que se incluirán las historias realizadas por Eisner después del conflicto mundial. Las historias intermedias también verán la luz, pero de manera alternante con las del creador del investigador privado y a partir del Salón de Barcelona del próximo año, cuando se publicará el séptimo tomo.
Y, para que Kaiet se quede contento, nos confirman que el primer número de ¡Ah, mi diosa!, el manga archifamoso de Kosuke Fujishima que comienza a editarse mensualmente y a un precio más reducido de lo habitual en los editores barceloneses, se vende acompañado de una camiseta que está disponible en dos tallas. Ale, niño, a ponérsela.

CelesJota

Enviar comentario a esta divagación
 
Presentacón de novedades de Planeta

Pere Olive, moreno, y Jaime Rodríguez, "simpático" / foto: Kaiet
Pere Olivé y Javier Rodríguez han presentado esta tarde las 42 novedades que la editorial más poderosa del panorama tebeístico español ha preparado para esta edición del Salón. Numéricamente son únicamente dos más que en la edición anterior, pero la novedad más esperaba era saber qué ponía encima de la mesa de la editorial DC y, sobre todo, qué van a hacer con los tebeos de la Warner en los próximos meses.
Si la primera incógnita fue resuelta de manera apresurada (como lo fue, por otra parte, toda la presentación), de la segunda nos hemos quedado casi igual, ya que no se dijo más que un par de detalles de lo que ha de venir.
Personalmente, lo que menos me gustó fue la actitud de quien durante más tiempo tuvo la palabra, ya que la prepotencia que mostró Rodríguez estaba un poco fuera de lugar; la superioridad de su empresa es tal, que no precisa estas demostraciones.
En esta edición del festival barcelonés, el stand de Planeta de Agostini Comics es el más peculiar, ya que el público se puede pasear por el interior tras superar un pequeño control en la entrada, en el que se precintan las bolsas que puedan traer. Pero el material está asequible, se puede ojear con tranquilidad y lo hay en gran cantidad, aunque en algunos casos falta algo de stock. “Tenemos tanto, que resulta imposible traerlo. Sólo hemos puesto el material que más se rota (GunM, Monster, 20th Century Boys, Doraemon, Detective Conan, Nausicaa, Fanhunter…) Además, estamos aquí principalmente para mostrar nuestras novedades, ya tenéis muchos otros puestos de librerías donde se puede adquirir nuestro material más antiguo”, le contestaba Rodríguez a nuestro compañero Kaiet.
Pere Olivé comenzó la presentación hablando de la colección de Biblioteca, donde se publican los clásicos americanos. La edición del integral de Peanuts (terriblemente traducido como Snoopy y Carlitos) es, para quien firma, lo más destacado, por mucho que se le dedicara más tiempo a la de Terry y los Piratas. Con motivo, también, ya que tuvieron que explicar la razón de sacar en blanco y negro unas planchas que, originalmente, se editaron en color. ”Es la única solución económica que hemos encontrado par hacer una edición popular”, contestó Rodríguez.
El aplazamiento de la edición de Príncipe Valiente hasta enero del próximo año se explicó como la única opción posible una vez se había comprobado que los materiales para la reproducción del color de estas planchas no estaban en buen estado. Razón por la cual se le ha encargado a un artista castellonense, Adolfo García, la tarea de recolorear las primeras 300 planchas de la saga de Hal Foster. El formato final será de una colección compuesta por 26 entregas de aparición quincenal de 96 páginas por número,
Del futuro del manga publicado por Planeta sólo se avanzó la edición de Ash el ejecutor, una obra elaborada por los mismos autores que El lobo solitario y su cachorro y realizada con anterioridad, protagonizada por un personaje que, por cierto, aparece en la colección que actualmente se puede encontrar a la venta.
La presentación de la línea de Conan incluyo el nuevo título mensual que se publica en los EEUU por Dark Horse, y cuyos dos ejemplares se venden conjuntamente, así como el primer tomo del recopilatorio que el editor americano ha sacado para la ocasión, que aquí será de periodicidad trimestral y para el que también se han coloreado los originales en blanco y negro.
El trabajo de Luis Durán y Sergio Bleda que se ha incluido en la Colección BD recibió muchos halagos (todos merecidos, por supuesto), y es una de las apuestas más interesanes y novedosas en los últimos años por parte de la editorial catalana, ya que la inclusión de autores españoles no ha sido numerosa, precisamente. Se avanzó una negociación que está pendiente de finalizar con Bleda para al publicación de su nueva serie, compuesta por cuatro tomos, que de ser rubricada comenzará a editarse a finales de este mismo año.
Lucky Luke es uno de los clásicos europeos cuya re-edición antes anunció Planeta y que más se está haciendo de esperar. Para este Salón se ha puesto a la venta el último tomo aparecido en Francia, en el que destaca el dibujo de Achdés. Por cierto, no lleva el número, ¿es el 51? En el nuevo catálogo y en la mesa se informa que el coleccionable del vaquero más listo del oeste se publicará en septiembre, constará de 25 entregas y en él se incluirán las historias escritas por Goscinny y dibujadas por Morris.
Una sorpresa ha sido encontrar en las estanterías un nuevo tomo de Groo, titulado en esta ocasión El hombre más listo del mundo y que hace el noveno de los incluidos en el catálogo. La noticia no sólo es buena, sino que mejora cuando Rodríguez dice que, para finales de este año, está prevista la edición de otro tomo con las aventuras del bárbaro más tonto de la historia.
La parte más esperada de la presentación se aplazó hasta casi el final; la edición de los cómics de DC, cuyos derechos se adquirieron hace poco tiempo, comienza con dos coleccionables de Batman, aprovechando el estreno de la nueva película del personaje, con la intención de atraer al público que normalmente no se acerca a los cómics pero que sí lo hace a las salas de proyección cinematográfica. Además de Las aventuras de Batman, en versión reducida y para un público más joven, aunque con excelentes historias, y la re-edición de Batman. The cult, aprovechando que en Barcelona están como invitados Bernie Wrightson y Jim Starlin.
Poco se dijo de lo que sucederá con las publicaciones de DC Comics a partir del Salón, ya que todo lo que se ha puesto a la venta ya se conoce. De Vértigo, que habrá muchas novedades hasta finales de este año y, sobre todo, en el siguiente; respetando cuando se pueda lo que se estaba haciendo por el anterior editor e incluyendo, como gran novedad, la edición de una nueva serie de Hellblazer, que saldrá a partir de septiembre, en la que se incluirán dos ejemplares americanos en cada tomo español, con toda la etapa escrita por Jamie Delano, muchas de cuyas historias están inéditas en nuestro país.
Del resto de los americanos, nada más que se publicará de manera homogénea y organizada en tebeos de grapa de 24 páginas, preferiblemente, aunque en algunos casos serán de 48 (de nuevo, dos tebeos americanos) y esporádicamente se harán tomos como los que se han presentado de Superman: Identidad Secreta o el que no está aquí, pero sí en el catálogo, DC Classics: 4th World, la espectacular obra de Jack Kirby.

CelesJota

Enviar comentario a esta divagación
 
Si es sábado, llega la marabunta

Si hoy es así, la cola mañana dará miedo
Es sábado por la mañana, y esto ya parece un Salón de verdad.
La cola a las 9 y media da la vuelta a la esquina del recinto ferial. Medios, autores, personal variado se agolpa en la entrada. Todos quieren, queremos, ser los primeros en pisar la sala por la que ya llevamos dos días dando vueltas.
Curiosa ansiedad.
A quienes más se les nota es a los chavales. Centenares de adolescentes se aprietan para... ser los primeros en entrar. Chillan, se empujan, ríen sonoramente y, cuando en el reloj ya dan las 10 y a los pobres curritos de la entrada les dan la orden de "abrid las puertas", se precipitan escaleras arriba no vaya a ser qué.
Realmente no sé porqué suben tan dreprisa. No los veo esperando dos horas para ser los primeros a los que, a las 12, Jan les firme su tebeo de Superlópez. Si cuando digo que son de una especie diferente es por algo.
No ha pasado ni siquiera un cuarto de hora y ya hay más gente en los anchos pasillos del recinto que en todo el jueves. Muchos de estos chavales vienen disfrazados, algo que no se vio en la primera jornada y sólo de manera esporádica ayer, viernes.
Esta tarde puede ser terrible.
Pero seguro que muchos más divertido.
Bueno, nos vamos a pasear.

CelesJota

mostrar 1 comentarios
Enviar comentario a esta divagación
 
Presentación de novedades de Panini

Lupoi, Córdoba y Samó, durante la presentación
Tras seis meses de trabajo, la editorial que ha recogido la publicación de las colecciones y personajes que son el centro de interés del aficionado al cómic español hace balance. “Pasamos el examen”, como dice José Luis Córdoba, “y nos damos a nosotros mismos un aprobado, como mínimo”. Ha comenzado anunciando algo conocido por todos desde ayer, y es la contratación de Viturtia como Editor Marvel, un puesto que ya conoce y al que se incorporará el próximo jueves.
“Hemos cumplido con lo que prometimos en verano”, continúa el responsable en España de la empresa italiana, “y ahora estamos ya pensando a largo plazo. Lo demostramos con una publicación que presentamos en este Salón, como es el caso de Marvel Rampage, que tiene como función principal acercar a un nuevo público el mundo de los personajes de Marvel”.
La palabra se entrega inmediatamente a Marco Lupoi, ya que al fin y al cabo este acto es una presentación denovedades de Panini, y es el responsable de la casa italiana quien ofrece una panorámica de lo que será el conjunto de ediciones para los próximos seis meses. No se habla del 2006 más que esporádicamente, porque se esperan las ideas que aporte el nuevo responsable para definir completamente el esquema editorial del año próximo.
Comienza Lupoi hablando de dos colecciones que acaban de salir de novedad en Panini, como son Xtatics y Exiliados; la primera, por la alta calidad y por tratarse de un producto que ya se ha cerrado en los EEUU, y la segunda por el papel que va a juger en el futuro próximo de las colecciones Marvel, con el establecimiento de una nueva organización de la continuidad entre todas sus series.
Hace una exposición de las novedades por líneas, comenzando por la de mutantes. Para septiembre saldrá el número uno de Astonishing X-Men, de Whedon y Cassaday, que sustituye a Xtreme X-Men; con motivo de la finalización de la etapa de Morrison en X-Men y el inicio de la publicación en las otras dos series españoles, Patrulla X y X-Men, de la saga X-Men Reload, que cuenta con nuevos autores como Salvador Larroca, Alan Davis, Chris Claremont y Peter Milligan.
En formatos de tomo se van a publicar el segundo número de Emma Frost y Lobezno Xsile, y en la colección 100% Marvel (un producto nuevo con el que están muy contentos, algo en lo que insistieron muchas veces ambos responsables durante toda la presentación) la miniserie de Lobezno / Capitán América. Por último, Lupoi destacó la edición de la historia de Lobezno y Elektra escrita por Rucka y dibujada por el japonés Amano y que se va a publicar en un tomo de calidad, similar a lo que han hecho con la mini Loki.
En la línea Ultimate es en la que menos novedades va a haber, ya que en las colecciones actuales se ha alcanzado a la edición americana y se tienen que pasar a bimestrales. También para después del verano está prevista el inicio de la publicación la colección de los 4 Fantásticos de esta línea, que momentáneamente se editará con una periodicidad mensual pero que, inevitablemente, tendrá que hacerlo cada dos meses el año próximo. Y, por supuesto, las miniseries Ultimate verán la luz, aunque una vez hayan finalizado todas en EEUU y puedan ser recopiladas.
Dentro de los tebeos de la “familia” de Spider-Man, además de un segundo tomo de las historias escritas por Straczinsky para el segundo semestre del año (sin especificar cuándo), para el próximo mes de julio está prevista la edición de un tomo de calidad con la miniserie Doc Ock Year One.
Donde más novedades hay es, tal vez, en la línea de Héroes Marvel, ya que durante los últimos cuatro meses del año se va a incluir en la colección de los Vengadores la archifamosa saga Avengers Disassembled, que tendrá por título en España el de Vengadores Desunidos. Con dos episodios por mes, la colección será cancelada con la finalización de dicha historia en diciembre y, en enero, se pondrá a la venta el número uno de Nuevos Vengadores.
También va a salir este año la serie nueva del Capitán América, obra de Brubaker y Epting, mientras que se aplaza sine die la edición de las colecciones de Thor y Iron Man. Del dios nórdico, la propia Marvel ha dicho que no va a sacar una nueva serie hasta por lo menos un año y medio, ya que se tiene en mente un cambio radical y una re-orientación con autores diferentes, para lo que hace falta mucho tiempo (dicen ellos). Mientras que el irregular ritmo de publicación de los números del Hombre de Hierro escritos por Warren Ellis y pintados por Adi Granov, que está pendiente de finalizar, y los planes de una nueva colección del personaje que coincidirá con la película que se está pre-produciendo ahora, hacen que por el momento esté fuera de los planes editoriales de Panini.
Evidentemente, se publicará la adaptación oficial de la película de los Cuatro Fantásticos realizada por Dan Jurgens, quien tiene ya una nueva serie en Marvel pero que Lupoi se negó a decir cuál es (no, no es Sentry).
La emoción se vio en la manera de describir Runaways, una serie de la que todo el mundo habla muy bien y que tiene un planteamiento realmente original. Como la primera tanda de episodios fueron 9 y ya está planeada la segunda en América, es posible que se editen aquí de manera consecutiva, aunque todavía no está del todo claro.
Habrá cuatro tomos con personajes como el Doctor Extraño, recogiendo la miniserie escrita por J. M. Stracinsky y dibujada por Brandon Peterson; Hulk Grey, de Tim Sale; los primeros números de la nueva serie regular de Pantera Negra, dibujados por John Romita Jr., un personaje del que nos avanzó que se van a hacer grandes cosas a principios de año y que va a dar mucho que hablar; y el último careo de Hulk y la Cosa, realizado por Jae Lee.
Dentro de la línea Marvel Knights se acaba de comenzar a publicar la serie de Spider-Man de Millar y Dodson / Cho (qué bonita es). Y se seguirá con edición en tomo de las series Castigador y Escuadrón Supremo.
Los cambios más radicales se van a producir en la línea de Clásicos, ya que en noviembre se pone a la venta una nueva Biblioteca Marvel, esta vez dedicada a Namor. Y en diciembre se cierran las dos colecciones dedicadas a Spider-Man, la de John Romita y la de Peter Parker, por haber alcanzado la edición de los coleccionables que hizo Planeta. Pero como la idea de Panini es mantener dos colecciones a color dentro de esta línea todos los meses en el kioko, a partir de enero se pondrán a la venta la edición cronológica de Marvel Team-Up y la de Lobezno, recoloreando los primeros 30 números (por lo menos).
Cabe la posibilidad de traer a España una colección que tiene éxito en otros países europeos, como Alemania y Francia, como es Marvel Monster, en la que se pueden recoger historias que pueden haber quedado inacabadas en su edición española, o bien otras que son demasiado arriesgadas para ser publicadas en un formato masivo. Se trata de tomos de unas 300 páginas y a un precio de 25 euros, que se hacen directamente pensando en los fans más completistas y que tendrán una sola edición, lo cual aumenta el interés en su adquisición.
Para acabar con el apartado de Marvel, se planteó desde el público la posibilidad de editar la colección de Hulka. Pero según Lupoi, asistido aquí por Marco Ricompensa, este año ya no cabe nada en el calendario, así que es probable que su edición se incluya en la planificación del primer semestre del año próximo.

HAY MÁS CÓMIC, ADEMÁS DE LOS SUPERHÉROES
De manga se habló poco, poco, poco.
La presencia en la mesa de Montserrat Samó fue poco más que testimonial, ya que en su intervención se limitó a decir que en el plan editorial se había fijado un tope de 12 colecciones japonesas para este año y que, por ahora, están sólo en 8, aunque confía cumplir con las espectativas que ellos mismos se habían hecho.
La razón principal de la falta de novedades y el retraso en la edición del material se debe, según Samó, a la lentitud con la que se lo están planteando los editores japoneses, por un lado, y a la dificultad con la que se están desarrollando las negociacioes, ya que el mercado de este producto en España está muy bien provisto y son muchas las empresas que están interesadas en adquirir las colecciones, nuevas o antiguas.
La edición de Ratman, en contra de lo que piensan algunos, va según el calendario previsto por Panini. Se han contratado cuatro números y su publicación es trimestral. Y el autor, inmerso como está en la realización de una serie de dibujos animados, está tomándose el coloreado de los dos ejemplares que faltan por publicar con mucha calma.
Además, para el mercado francés se está preparando la edición de varias obras originales realizadas por autores galos e italianos, que en función de la acogida que tengan, se planteará su publicación en los otros mercados donde Panini tiene la tienda puesta.
El útimo aspecto de la presentación, que duró más de una hora, fue el del precio de las publicaciones. Córdoba argumentó que, tras el primer periodo de asentamiento en el mercado y de establecimiento del nivel de interés del público, Panini va a fijar los precios el mes que viene y los mantendrá “durante un año o dos”. En algunos casos, como dice Lupoi, se han puesto precios políticos, y luego se han subido una vez se ha visto la respuesta en ejemplares vendidos.
Ambos se mostraron muy satisfechos con la circunstancia, novedosa en este mercado, de las ediciones de Loki, 1602 y Lobezno/Punisher, que una vez finalice el Salón se habrán agotado completamente.

CelesJota

Enviar comentario a esta divagación
 
Rumores en la noche

Cuando se cierran las puertas del Salón comienzan a pasar cosas.
La noche y la falta de cientos de personas alrededor favorecen conversaciones distintas a las del día. Más discretas y, en muchos casos, más jugosas.
En las terrazas de los bares de la Avenida del Paralelo, en el hall del hotel de turno o en cualquier restaurante, el mundo del cómic español se suelta la lengua.
¿Qué es lo más interesante que ha sucedido, según la modesta opinión del escriba?
Bueno, tiene que ver obviamente con los tebeos, pero no con los autores ni con los personajes, sino con los editores.
En la zona profesional se mueven muchas cosas de las que los aficionados no nos enteramos. Contratos, acuerdos, negociaciones, presentaciones de books… y demás interioridades cuyos frutos veremos en meses venideros. Porque aunque el Salón comenzó ayer jueves, los que son en este negocio ya estaban aquí un día antes (por lo menos) haciendo lo que tienen que hacer: hablar y proyectar para el futuro.
Porque si para algo sirve un acontecimiento como éste es precisamente para reunir a los miembros del gremio y mover el tebeo español.
(Si, vale, bien, también se venden tebeos y se presentan novedades. Por algo es una feria comercial...)
Este es precisamente el gran reproche que se le hace a la organización. Ficomic no está cumpliendo con la función principal que debería tener, cual es la promoción de las actividades del sector industrial al que representa, como ente organizador de una reunión profesional. Su inmovilidad en otros aspectos del negocio y, sobre todo, la falta de presión que ejerce sobre los medios de comunicación tradicionales fuera de estas fechas para que reflejen la realidad de un sector en el que se publican aproximadamente 2.000 novedades al año ha llevado a los editories españoles (bueno, no a todos, pero sí a la mayoría) a mover el culo.
¿Quién estaba en la reunión? Es más fácil decir quién no estaba: Panini, Sinsentido y Planeta, que no estaba pero se mostró interesada. Y al final lo explico.
¿En qué?
En presionar. En mover el tebeo en España. En definitiva, en vender más.
Como se dijo por la tarde en la mesa redonda de la que ya hemos hablado en otro post, la sensación es que la masa de compradores no aumenta en la misma proporción en lo que lo hace la cantidad material que se puede encontrar en las librerías.
Y no es porque no haya lectores. Potencialmente, están ahí. Se demuestra con los coleccionables de los periódicos que este año han sido varios y variados. Con las revistas para niñas, que se venden en cantidades de centenares de miles.
Pero si los propios editores no hacen presión para que sus productos se vean fuera del cerradísimo reducto de las librerías especlalizadas, van a morir en esas estanterías.
¿Qué soluciones se plantean, qué cosas se podrían hacer?
Asociarse, agruparse, integrarse en los gremios que ya existen para estar en los lugares donde el papel impreso es importante. En las grandes ferias internacionales… de libros. En las librerías tradicionales y, sobre todo, en las grandes superficies comerciales que es donde realmente se vende el producto para el gran público. Por eso es importante que se hagan presentaciones como las de estos días en lugares alternativos al Salón, como las que se hacen en la FNAC, para que un público no aficionado y conocedor tenga acceso a los contenidos.
Los editores de tebeos tienen que juntarse con los editores de libros, porque al fin y al cabo su negocio no es distinto (¿cuántos dibujantes de cómic sobreviven dibujando ilustraciones de libros de texto?). Cuando se demuestre que hay un mercado potencial, que hay un beneficio claro, los grandes grupos editoriales entrarán y permitirán que se abra el mercado definitivamente.
Por ejemplo, Planeta.
Una de las empresas editoriales más importantes del mundo de habla hispana no puede prestarle tan poca atención a un departamento que tiene en un sótano (es una forma de hablar…). No puede dedicar todo el esfuerzo de su sección de cómics a la edición de material extranjero. Sencillamente, porque en el negocio de la edición se gana dinero vendiendo producto y, sobre todo, vendiendo derechos. Y Planeta se dedica sólo a comprar derechos, no a producir contenidos para poder negociar con ellos en el exterior.
Este es el interés de la editorial barcelonesa en la reunión de ayer. Fomentar la acción del grupo de editores para abrir nuevos mercados.
Y, también, sondear las opiniones de algunos de estos “pequeños”. Que tienen en su catálogo una muy hermosa cantidad de autores españoles de calidad reconocida aquí y en todos lados; editoriales con productos que podrían verse en muchos países, pero cuyas limitaciones económicas les impiden darlos a conocer.
Para conseguir, de golpe y mediante una firma en un cheque, un fondo editorial que permita al grande posicionarse en una parte del mercado español en la que no está presente y, además, disponer de un buen material para venderlo en los mercados extranjeros.
¿Planeta se quiere comprar una editorial prestigiosa, pequeña, española, con autores españoles?
Parece que sí.
La pregunta para la que no tengo respuesta es… ¿cuánto dinero está dispuesta a pagar?

CelesJota

Enviar comentario a esta divagación
 
Una mesa con mucha cultura

Los miembros de la mesa entretenían a la concurrencia antes del inicio

La primera mesa redonda del salón fue una mezcla de risas y caras serias.
Risas porque los dos invitados internacionales, Manu Larcenet y Ed Brubaker, se lo estaban pasando en grande. Por la presentación de Koldo Azpitarte, que sustituyó al moderador previsto y que llevó con soltura a gente tan dispar. Además, llegó tarde y se llevó de regalo una pequeña ducha de agua mineral.
Caras serias porque, al fin y al cabo, el contenido de la mesa lo era: ¿Por qué EEUU y Francia generan cultura y España sólo la importa?
Además de los citados, participaron en la mesa Ricard Efa, un dibujante catalán que se gana la vida publicando directamente para el mercado francés; Álvaro Pons y su sapiencia comiquera sin límites; y Óscar López, que de tebeos no sabe nada pero parece que de libros tiene bastante más idea.
Comenzó hablando Ricard Efa, quien expuso su opinión sobre el mercado vecino: “en Francia la historieta se ha convertido en un producto de consumo gracias a que se ha llegado a la convicción que el producto local puede ser tan válido como el extranjero. Además, saben apreciar mucho más que en España lo que tienen”. La aparente facilidad con la que algunos autores españoles entran en el mecado francés y consiguen establecerse (“te dan la posibilidad de vivir de tu trabajo”) tiene una explicación, según Efa, “porque mi cultura tebeística es europea y la sensibilidad que reproduzco en mi trabajo también lo es”.
La sensibilidad francesa hacia lo propio no existe en nuestro país, según continuó Álvaro Pons. “El público y los productores de cultura españoles tienden a valorar más lo que se produce fuera de nuestras fronteras desde hace casi dos siglos. En el mercado español no existe una industria perfectamente establecida del cómic, porque se ha perdido la concepción popular que tenía en los años 50 y 60; en la actualidad, los precios son muy altos y el cómic se ha convertido más en un producto de lujo con tiradas muy bajas”, argumenta Pons.
Desde el sector de la edición y crítica de libros, Óscar López ve el mundo del cómic español muy alejado de las dinámicas que se utilizan en aquello que él domina: ”creo que se pierde, en el paso a la adolescencia, el gusto por leer tebeos y se pasa a los libros, cuando son dos actividades que se podrían combinar”.
A la hora de describir el mercado francés y el papel que tienen los cómics en él, Manu Larcenet desmontó algunos de los tópicos establecidos entre el público español, ya que dijo que, aunque “el abanico de productos es muy grande, tanto que se llega a una cierta saturación”, no es tanto un paraíso para los autores “porque hay muy pocos que viven exclusivamente de sus historias. Además, los dibujantes no están reconocidos por las élites culturales. No son considerados como artistas. Y los guionistas tienen que escribir unos 20 guiones al año para poder vivir de su trabajo”; el cómic “no se considera un producto cultural de élite”. Aunque el contenido de los trabajos que se pueden encontrar en la actualidad es muy bien aceptado por el mercado “porque los autores actuales hemos crecido leyendo cómics y hacemos historias que se corresponden con la sensibilidad actual”, se produce la paradoja que esta circunstancia puede ser negativa a largo plazo, “ya que haciendo tebeos para adultos, que son los que los pueden comprar ya que han subido mucho de precio, se nos ha olvidado escribir para los niños, que son el futuro de nuestra profesión”.
Ed Brubaker refrendó, éste sí, la situación reconocida por todos del mercado americano: “es muy limitado, sobre todo para cualquier cosa que no sea mainstream. Es casi ridículo, con algunos miles de tiendas en todo el país, ya que sólo en los últimos años el cómic ha conseguido entrar en las librerías, y lo ha hecho principalmente mediante la edición de material japonés”. Y de todo el material que se publica, “como en Francia, o Japón, el 95% es mierda y sólo tiene calidad apenas un 5%; pero la diferencia es que en mi país ese pequeño porcentaje sólo está disponible para un grupo muy reducido de personas, mientras que en los otros países es mucho más asequible por más gente". Aunque hay algunos autores que son reconocidos por un público más selecto, “como Art Spiegelman o Chris Ware, en general cuando se piensa en cómic en mi país se sigue pensando en un producto para niños”. Se habla más del cómic en general “porque las personas que están en posiciones de poder mediático en la actualidad tienen la misma edad que yo, y se han criado leyendo cómics, razón por la cual se ven más en la televisión o en las salas de cine; pero no ves a la gente por la calle con un tebeo en las manos”, finaliza Brubaker.
La gran pregunta es la manera en la que los productos extranjeros son recibidos en estos países, en comparación con la afirmación que había hecho Pons anteriormente. Según el guionista americano, “fuera del manga, es muy difícil que un cómic se venda en los EEUU. Poco más de 10.000 o 20.000 personas pueden ser las que compren un cómic tan importante como la obra de Moebius, por ejemplo. Y es porque no lo saben publicitar bien, no saben promocionar los productos en los lugares adecuados, no le dicen a la gente que podría estar interesada en esos cómics en qué lugares pueden comprarlos. Además, los lectores americanos no se arriesgan a comprar algo extranjero si no tiene un gran nombre detrás.”
En Francia, según Larcenet, existen tres grandes zonas de producción que tienen su propio público: el tebeo asiático, el francés y el americano, “pero casi todos los compradores de cómic sólo se interesan por uno de los tres contenidos, es muy raro que la gente compre material de procedencias diversas. En realidad, el mercado francés en la actualidad es como es gracias al éxito y la importancia que tuvieron el cómic japonés y americano en los años 80, ya que permitió dinamizar la industria francesa y crear un entramado que, probablemente, tambíén pueda verse en España en unos años.”
Durante los minutos finales, los miembros de la mesa estuvieron intercambiando opiniones sobre la manera en la que podría rehabilitarse la industria española. “El momento dulce para al aficionado más tradicional, con la gran cantidad de obras que se publican en la actualidad”, según palabras de Álvaro Pons, puede verse refrendado con el indiscutible éxito de una revista como Witch, “que supera los 150.000 ejemplares vendidos cada mes”, lo que abre un mercado que no se sabía que existía hasta hace un par de años, el de las niñas y adolescentes. No es tanto que haya “pocos compradores que disponemos de una capacidad adquisitiva mayor y, por lo tanto, compramos más”, como afirmaba Koldo Azpitarte, sino que hay que buscar dónde están esos lectores que garanticen el futuro de la no-industria. Aunque “nuestro mercado está casi al nivel de Francia en cuanto al número de publicaciones, teniendo un nivel de lectura mucho menor”, como argumentaba Ricard Efa, el principal problema que tenemos es: “¿cuánta gente se ha enterado que se ha publicado tanto?”, en palabras de Pons.

CelesJota

Enviar comentario a esta divagación
 
Las exposiciones

Si hay algo que la gente del Salón de Barcelona haga estupendamente son las exposiciones, en ocasiones llegando a eclipsar la espectacularidad de la presentación al propio material expuesto. Y este año, gracias a la gran cantidad de espacio del que disponen, se han lucido especialmente

La exposición dedicada a Horacio Altuna es la más cuidada visualmente. Los originales están expuestos en las paredes de lo que simula ser unos sucios y nada higiénicos urinarios públicos. La foto de la izquierda puede que os destripe una sorpresa a los futuros visitantes, pero no me pude resistir a ponerla

La dedicada a Manel Fontdevila está dividida en varios espacios individuales, lo que acentúa los múltiples registros de que dispone este polifcético autor. A destacar el aula en que se exponen los originales de Mantecatos

Las planchas de Fermín Solís se pueden ver montadas sobre libros gigantes que representan cada una de sus obras. Un bonito lugar para pasear

Ni siquiera en la exposición de originales del fanzine Cretino, la "hermana pobre" a priori de las muestras, ha escatimado esfuerzos ni imaginación la organización, desplegando un carrusel de luz y color en el que las páginas expuestas bailan en el aire

La sobriedad queda reservada para la muestra dedicada a Lanza en Astillero, la adaptación a viñetas de distintas escenas del Quijote a cargo de autores españoles y para las obras que se presentaron al concurso organizado por la Generalitat Còmic s’escriu amb C de Cultura

En definitiva, que hay que verlas. La organización se ha superado a sí misma este año: merece la pena entrar al Salón solo por ver las exposiciones

EmeA

Enviar comentario a esta divagación
 
Los stands principales


Llegué a Barcelona el martes a la noche. Ya sé, dirán algunos, éste no sabe en qué día del calendario vive. Pues mira, que uno ya que viaja una vez al año, quiere hacer algo de turismo, que existen más cosas en Barcelona que el Salón del Cómic, no muchas, pero algunas sí.

No contaré lo que hice el miércoles, ya que la crónica debe empezar hoy.

Hemos llegado, y había una buena cola. ¿Estos chavales, qué clase se habrán saltado? ¿No están los estudiantes de exámenes?

Entramos en la Fira, subimos por las escaleras mecánicas, y lo primero que vemos es... son los dos stands más críticos de frente. Norma y Planeta de frente. ¿Habrá Ficomic preparado un corredor humanitario?

El Salón ha cambiado, abandonado el obsoleto (para este menester) localización de la Estación de Francia, la Fira demuestra tener una disposición de espacios mucho menos rígida.

El stand donde esto es más notorio, Planeta, que ha cogido mucho del espíritu de desarrollo de espacio del Salón de Glénat en Angouleme. Un stand en el que se entra, se coge lo que uno quiere de las mesas y acude a caja. Es la mitad o más pequeño al de referencia… pero es una ruptura con el formato cerrado de otros años y quizá una demostración de que están más dispuestos a dejar entrar a la gente. Planeta siempre ha sido la editorial que mayor contacto con el público ha intentado tener. A ver si se enteran que los tíos disfrazados son cutres y restan credibilidad. Y los chicos del Stand, con la camiseta de Batman… haberse currado una con el logo de Planeta, hombre.

En las primeras mesas, Batman. Ya iremos poniendo fotos para que las veáis.

Panini, stand muy escaso, a un lado Marvel, al otro manga, Witch en una isla aparte.

Norma, muy lastrada, casi sin novedades, muy poco llamativas. Ya veremos cómo reacciona, pero no será en este Salón. Novedad, lo que casi ya no es novedad: título nuevo de Eisner, que será la última entrega. Hemos intentado que las chicas se pongan la camiseta de ¡Ah mi diosa!, porque a mí, la talla S no me sirve.

Glénat, muy tradicional, destacando la novedad recuperada Gina, con dos maniquís con camisetas conmemorativas. Las chicas del Stand, no las visten.

Esperemos que con esta nueva ubicación, el Salón corrija uno de los grandes problemas de la Estación No el espacio, sino las inevitables goteras.

FHarlock

mostrar 1 comentarios
Enviar comentario a esta divagación
 
visitantes
Blog anterior
A FAN APART

Las divagaciones enviadas por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus divagaciones y crearte tu propio blog puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.