«Anything can happen and it probably will» directorio 
volver a A FAN APART
 
página 2 de 3

Cuando no haya más sitio en la Tienda Especializada los frikis caminarán entre nosotros, y algunos de ellos crearán su propio blog.

Cinedromo

John Cusack interpreta al profesor de arte de un joven Hitler que se debate entre encaminarse por la senda pictórica o por la carrera política.
¿Por qué no estrenan estos peliculazos en España?
Habrá que esperar su salida en DvD...

Enviar comentario a esta divagación
 
Lo he vuelto a hacer.
Sí, lo he vuelto a hacer.
Pregoné que iba a escribir con mayor asiduidad, pero de nuevo dejé abandonado este blog durante un tiempo.
¿Por qué?
Por lo mismo de siempre.
El tiempo nunca sobra, y divagar sobre un tema a veces tarda su tiempo, sobre todo si tienes un revuelto de ideas en la cabeza y lo que pretendes es narrarlo todo con una cierta lógica para que el lector (sí, todavía creo que alguien lee esto)lo reciba con un poco de sentido.
A pesar de todo no me apetece dejar esto a la deriva, así que he pensado en alguna forma de arreglarlo.
La solución me llegó sola leyendo el diario recientemente. En una entrevista aManuel Pérez Barriopedro, uno de los fotógrafos del 23-F. Me quedó grabada una frase suya:"No hay un espacio donde no haya una imagen".
Que cierto era aquello.
Pensé en ello, y en el conocido dicho:"Una imagen vale más que mil palabras".
Las imágenes suelen decir mucho más, en bastantes casos transmiten más información. Siguiendo este razonamiento he llegado a la conclusión de que a partir de ahora este blog funcionará como una especie de album con aquellas imágenes que me resulten curiosas o que transmitan las ideas, sentimientos, sucesos o noticias que antes desarrollaba en prosa.
A mí me resultará más fácil a la hora de ahorrar tiempo y también a la hora de transmitir lo que quiero.
Seguramente estas imágenes lleven algún tipo de comentario, pero las divagaciones estarán principalmente centradas en imágenes.
En fín... eso significará que esta será, por ahora, la última parrafada.
(Destapando el champán)
Ya veremos que tal todo.



Enviar comentario a esta divagación
 
Be Cool... o no
Ayer vi la películaBe Cool, deF. Gary Gray, y resultó quedar bastante por debajo de mis expectativas. Sin embargo, hay algo positivo que me proporcionó su visionado: el refuerzo de mi fascinación por Tarantino. Y es que después de ver esta película me quedó más claro aún que no es nada fácil hacer el cine del tito Quentin.
Hay una película anterior -Cómo conquistar Hollywood- que comparte el mismo protagonista -John Travolta en el papel de Chili Palmer- , de ella sólo he podido ver un fragmento de unos 45 minutos, pero ese poco que vi me dejó un sabor de boca infinitamente mejor que el de esta secuela que más parece un videoclip que una película. Las similitudes entre las dos películas radica en ese aire Tarantiniano que si bien la primera sí consigue por lo menos evocar un poco, esta última entrega no lo hace en absoluto. Gente guapa, gangsters, humor negro, violencia y comedia entremezclados, diálogos que pretenden no dejar indiferente, música molona, ritmo trepidante... no, no basta con tener la fórmula, hay que saber aplicarla.
Be Cool tiene un guión que parece escrito en una tarde poco inspirada, los actores no son para nada convincentes en su papel y casi dan la sensación de ser tipos de anuncio que te intentan vender algo. Las escenas cómicas están ya muy vistas, la acción es descafeinada y el ritmo acaba siendo pesado, más que nada por la falta de acierto en la narración. Ni siquiera Harvey Keitel se salva, algo lógico porque su papel no da para más.
La escena del baile entre John Travolta y Uma Thurman se averigua colocada ahí con calzador. Quieren hacer una homenaje al mítico momento de Pulp Fiction, pero lo han hecho tan cogido con pinzas y a la ligera que pierde todo su encanto.
El gran diálogo del capo del grupo de raperos es una descarada copia del discurso que se marca Jack Nicholson en Algunos Hombres Buenos. Tan sólo hay que cambiar cuando se refiere a los soldados por afroamericanos y tendremos exactamente el mismo esquema. Es más, hay incluso frases del monólogo que ni siquiera varían, como el: "preferiría que me dieras las gracias y siguieras tu camino". Triste.
En definitiva la peli me aburrió, es un baile de arquetipos parloteando en un escenario pastiche de lo moderno. No vi lo cool por ningún lado, ni en forma hedonista como Jordi Labanda, ni en forma macarra como Tarantino, aunque está claro que pretendían acercarse más a este último.
Pero no, no es tan sencillo imitar a un genio. De Tarantino se ha criticado siempre que sus diálogos a pesar de crear escuela no dan profundidad a sus personajes, que se dedica a copiar de otras películas, que su violencia es excesiva y 20 minutos de sangre se pueden reducir en 2 y tenemos lo mismo y muchas otras cosas... se puede estar más o menos de acuerdo -yo lo estoy menos- pero sin duda si hay algo que no se puede negar es esa habilidad del realizador por crear historias únicas que enganchan de principio a fin, con una forma de narrar muy cuidada, experimental y brillante, unos homenajes perfectamente versionados y acertados, unos personajes irrepetibles, un ambiente que se funde con sus protagonistas durante todo el filme y un conjunto total que te choca como un puñetazo en el estómago pero que te encanta, obras que se convierten en un icono pop.
Hay que ser bueno para conseguir esto, y desde luego los creadores de Be Cool no lo fueron suficiente.



mostrar 2 comentarios
Enviar comentario a esta divagación
 
Los frikis también curran.

7 de cada 10 personas van alegres al trabajo.
Oficialmente soy universitario -oficiosamente muchas cosas-, sin embargo desde hace unos años también desempeño un trabajo por horas como dependiente.
Estos últimos días tengo el trabajo muy en mente porque ha habido cambios en la empresa. Uno de mi nuevos jefes es el típico tío con perpetua cara de mala ostia. Algo así como el actor Michael Ironside. Esto, además de amargarte siempre el buen rollo te deja en una posición muy vulnerable. Claro, nunca sabes cuando está normal, contento o molesto, su cara siempre es la misma. Un sencillo ejemplo se produce cuando llega sin previo aviso - como un monstruo aleatorio de D&D- al lugar de trabajo y tú estás allí, rascándote los huevecillos, mientras ojeas una revista -el aburrimiento hace que cualquiera valga la pena, incluso las del corazón-. El caso es que le ves cruzar la puerta y parece que te da tiempo a esconder la revista y hacer como que estás emparejando unos papeles... sin embargo, no sabes a ciencia cierta si te ha pillado o no. Entonces el jefe se acerca a ti y te pregunta: "¿Qué, mucho trabajo hoy?"
Su cara, como ya hemos comentado, es la misma de siempre, así que no sabes si la pregunta es irónica. ¿Qué respondes? Hay que ir con cuidado porque la respuesta puede empeorar las cosas. Después de unos molestos segundos en silencio que parecen sacados de un spaguetti-wenstern, sueltas el típico fonema ambiguo para salir del paso sin mojarte: "Pse". Mientras lo pronuncias miras a un lado y a otro desesperado por que entre algún cliente que te libre de aquella tensa conversación, pero no entra nadie. ¡Pues claro que no entra nadie! ¡Si entrara gente no estaría uno allí perdiendo el tiempo mirando una revista!
El jefe finalmente no dice nada, se da la vuelta y sigue con sus cosas. Piensas: "ya está, ya me ha calado, o me echa de la tienda o me va a putear de aquí en adelante".
Te sientes como el Soldado Bufón frente al Sargento Hartman. Tienes la sensación de que en cualquier momento va a soltarte aquello de:
"¡Sólo eres un pichafloja! ¡Me quedo con tu nombre! ¡Y me quedo contigo! ¡No te vas a reír, ni vas a llorar! ¡Vas a aprender de carrerilla! ¡Yo te voy a enseñar! Y, ahora, ¡levanta! ¡Ponte en pie! Mejor será que no me encabrones, porque si no, ¡Te abro la cabeza y te follo hasta el hígado!"
Este espíritu cobra más forma si tenemos en cuenta que otro de los cambios de la empresa ha supuesto que llevemos uniformes. Antes vestíamos cada uno como queríamos, pero ahora llevamos todos unos uniformes que nos hacen iguales. ¡Hemos perdido nuestra personalidad! Para mantenerla he tenido la idea de ponerme una chapa, como Bufón y su símbolo de la paz. O mejor aún, colocarme una pegatina que diga: "Mi otro uniforme es un traje de StormTrooper". Porque mira que son horteras los uniformes que nos han dado; unos colores chillones que tiran para atrás. Que si algún día por la noche se va la luz en el barrio podemos salir todos los empleados para señalizar la calzada.
En fín, que le vamos a hacer, toca resignarnos. Al fin y al cabo es un trabajo de paso hasta que surja algo mejor o termine la carrera. Hasta entonces seguiremos allí, al pié del cañón, como los protagonistas de Ronin: haciendo lo que hacemos por la pasta y de vez en cuando encontrando a buenos camaradas. ¡Esos impagables compañeros de trabajo! Pero eso es otra historia.


Enviar comentario a esta divagación
 
Permitidme una pataleta.

Orgullo rolero.
No sé qué resulta más embarazoso, que te pille tu madre masturbándote o que te pille jugando con muñequitos de Lego Star Wars (teniendo en cuenta que te acercas a los 30 años). Sea como sea cualquiera de estas situaciones es complicada, pero nada parecido con lo difícil que es enfrentarse a una labor que seguro que muchos de nosotros hemos tenido que afrontar alguna vez: explicar QUÉ SON LOS JUEGOS DE ROL.
Este es un tema peliagudo y a la vez muy manido. He leído muchos artículos y opiniones al respecto, tiras cómicas y demás, sin embargo hay algo que por lo menos yo nunca he encontrado: unas líneas básicas de lo que decir y qué no decir para explicar lo que es un juego de rol y quedar bien ante el personal.
Con esta idea en mente comencé a escribir una serie de líneas con mis impresiones de aquello que jamás debemos decir, más bien palabras y conceptos, que alarmarían a nuestro público, a la vez que aquellas frases y hechos que incluiremos para impresionarlos. Todo esto lo escribía en plan graciosete, pero aun así, mientras tecleaba en mi ordenador, me empezó a dar la sensación de que no me gustaba lo que estaba haciendo. Y no era sólo que la redacción no tenía ni puñetera gracia, sino que no me sentía a gusto con aquello. Entonces me di cuenta; estaba ARTO.
Arto y cansado de explicar lo que es un juego de rol midiendo siempre mis palabras. De ir con pies de plomo por si digo algo que, si bien es cierto, pueda sonar a perversión o psicopatía. De que la gente no entienda un hobby que yo entendí sin problemas y empecé a practicar con tan sólo 12 años.
Quien no quiera comprender que cuando en un juego de rol hay violencia esta sólo se produce en nuestra imaginación y en nuestros relatos alrededor de una mesa, quien no quiera comprender que las múltiples personalidades que interpreto no son fruto de una patología sino de una interpretación como en el teatro o en el cine, quien no quiera comprender que los jugadores de rol sabemos distinguir entre la ficción y la realidad, quien no quiera comprender que las únicas armas que empuñamos en nuestras partidas son lápices y dados, quien no quiera comprender todo esto... lo lamento. Lo siento por él y por nosotros.
Es injusto tener que ir siempre excusando y maquillando nuestra afición para que no piensen que somos desviados.
El rol no tiene nada de malo ni de nocivo para nadie. Ejercita la mente y las relaciones sociales y ni precisa que inviertas mucho dinero ni muchos medios.
Me siento realmente afortunado de que el destino me haya puesto en el lado de los que jugamos a rol, de no ser así me hubiera perdido algo realmente maravilloso.
Viva el rol y los roleros. Brindo por ellos. Nosotros.



mostrar 3 comentarios
Enviar comentario a esta divagación
 
Save the music!
Hace poco saltó la noticia de la inminente gira de los Rolling Stones presentando su último disco, reafirmando que no hay quien los pare diga lo que diga su carné de identidad. E igualmente hace poco tiempo surgió el comunicado que confirmaba que los Stones tendrían de teloneros a los mismísimos METALLICA. Esto ocurriría en el momento en que giren por San Francisco los días 13 y 15 de Noviembre.
La noticia ha levantado ampollas, sobre todo entre los fans de Metallica. La mayoría de las quejas se fundamentan en que Metallica es un gran grupo a nivel internacional como para tener que hacer de teloneros de nadie, y también en que los estilos de Stones y Metallica están muy claramente diferenciados como para tocar juntos un concierto.
Yo personalmente estoy bastante de acuerdo con esto. No tienen nada que ver.
Es obvio que si empezamos a analizar los orígenes musicales podemos señalar que ambos provienen de las mismas raíces: el nacimiento del rock, evolución del rock n? roll y de ahí al hard rock, las vertientes de blues, etc... nos podríamos tirar horas desentramando la evolución de la música rock, pero lo que cuenta es lo evidente: Stones y Metallica no son del mismo estilo ni de lejos, y me apostaría bastante a que la gran mayoría de fans de unos no gustan de la música que tocan los otros.
Aún y todo los responsables de este evento lo han creído adecuado, y por algo será.
Nosotros, desde el blog de A FAN APART les proponemos otros emparejamientos musicales por si también les parecen buena idea. Ahí van:

+ Manolo Escobar - Fermín Muguruza +
+ María Isabel - El Chivi +
+ The Kelly Family - Turbonegro +
+ David Bisbal - Narco +
+ Mª Jesús y su acordeón - Marilyn Mason +




Enviar comentario a esta divagación
 
Si fuera Regla.

¿Lo pillas? ¿Lo pillas?
Estos días he estado haciendo promoción del blog, avisando al personal sobre su reapertura. Entre las primeras personas a las que comuniqué la noticia estaba mi novia. Le comentaba que a partir de ahora iba a ser más regular escribiendo, y ella (que es una cachonda) me soltó algo así: "regular, como la regla?".
Esta frase pudo haber quedado ahí, como una simple coña, pero no fue así. En esos momentos se me pasó por la cabeza la imagen de LA REGLA personificada e individualizada, como si fuera un ente viviente y pensante, y a mí ocupando su lugar, su función y su destino.
Unos minutos después un estremecimiento recorrió mi espalda. ¡Era placer! ¡Acababa de descubrir lo maravilloso que sería ser la regla!
Y tengo mis motivos para creerlo.
La jornada normal de trabajo de un currante medio está entre 8 y 12 horas diarias. La regla llega una vez al mes hace su trabajo y se marcha.
Además de trabajar poco durante tu jornada no tienes que soportar a esos terribles compañeros de trabajo: el trepa, el pelota, el pesado, el que te roba los clips, el que te tiene manía, el encargado y sus continuas quejas, el jefe y sus chistes sin gracia... No, siendo regla no tienes ese problema, pues solamente tendrás que tratar con una persona, y será mujer!
Eso sí, aunque le cogerás confianza y cariño debes asumir que ella te odiará. Estará de mala leche cada vez que aparezcas y aborrecerá tu presencia, que no intentará disimular que le resulta molesta.
Y es que ellas no entienden que la regla también tiene sentimientos. La regla es como una persona cualquiera, tiene sus días plof en los que no le apetece nada y a penas sale, en cambio tiene también sus días de felicidad y energía a tope donde está dispuesta a comerse el mundo, y ale! se desparrama a borbotones traspasando compresa, braga y lo que haga falta. Esto, claro, traerá como consecuencia más odio sobre ti.
Pero no importa, claro que no, porque esos malos rollos se olvidan rápido en esos días en los que ella cambia radicalmente y se alegra de verte. Casi se emociona embriagada de felicidad al notar tu llegada. Esto suele suceder días después de que haya echado un polvo sin condón, pero eso da igual. Las razones no importan, lo que importa es que a pesar de que siempre te mire mal al final le gustas, no puede vivir sin ti.
Son momentos en los que piensas: "oh, me encanta mi trabajo".
Y es que es algo innegable; la regla es importante. Tan importante que todos los días vemos gran cantidad de anuncios sobre ella, sobre todo productos relacionados: tampones, compresas... los hay de todos los tamaños, colores... ¿No es un lujo que año tras año un equipo de expertos se dedique a mejorar el catre donde te vas a desparramar a tus anchas cada mes?
Hace poco en estos anuncios apostaron por mostrar, además del producto, a la regla en sí. La personificaron con un estupendo y elegante traje rojo y la pasearon de aquí para allí. Es una gozada tener tu propio anuncio. Que vale, que los diálogos que decía la regla eran una mierda, pero bueno, Schwarzenegger también ha soltado diálogos cutres en toda su filmografía y ha llegado a Gobernador.
Aún y todo, si por algo debería ser envidada y admirada la regla es por haber conseguido conocer aquello que los hombres jamás han llegado a asimilar, un terreno que ellos ansiarían conquistar: el interior de una mujer. Sí, la regla vive allí, lo conoce todo de ella. Es un héroe, un pionero, por eso cuando tiene que salir lo hace por donde lo hace; por la puerta grande.
Y es que siendo regla eres el que mandas. Tan sólo hay que ver la cara que se les queda a esos tíos que bajan la ropa interior de su novia o su ligue deseando mojar el churro y descubren tu presencia allí. Te miran con una mezcla de incredulidad y tristeza. Impotentes saben que no tienen nada que hacer hoy. Tú allí tan pancho, a tu aire pensando: "ahora esta chica es mía colega... otra vez será... jejeje".
Sí señores, por algo le han puesto ese nombre: LA REGLA. Toda sociedad, organización, mecanismo, el universo, la naturaleza... todo se rige por leyes, por reglas. Todo se ciñe a reglas. La regla indica, la regla manda.
En fin, yo ya no tengo dudas sobre ello. No sé si existirá la reencarnación, pero desde luego si existe y nos ofrecen la posibilidad de elegir en quién o en qué queremos reencarnarnos yo sin pensarlo voy a elegir ser la regla.



Enviar comentario a esta divagación
 
Suicidio fílmico.

Cómo se hizo The House of the Dead (y otras...)
La otra noche volvió a suceder.
Era una velada tranquila, uno de esos días en los que te apetece disfrutar de una sesión de video, pizza y palomitas. Estrujarte en el sofá viendo una buena peli que te haga desconectar del ajetreado mundo real.
Con esa sensación en el cuerpo me acerqué hasta mi videoclub habitual para alquilar alguna película interesante. Comencé la típica marcha selectiva en la que pasillo tras pasillo observaba con detenimiento mi posible degustación. Primero lo intenté con las novedades, pero no había nada interesante. Luego probé con las seminovedades; tampoco nada que me llamara la atención. Seguí con el resto de pasillos. Ufff creo que ya las había visto todas... o casi.
Entonces sucede. Llega el momento en que te das cuenta de que tu única opción es alquilar alguna de esas pelis que no has visto pero que te dan muy mal rollo.
No sabría decidir qué es; si sus protagonistas (secundarios de telefilms de sobremesa), si su sinopsis que te suena a muchas otras películas pero venida a menos, si su título que suena a refrito, si esas frases que acompañan al mismo y que en lugar de animar desaniman o quizás esa portada que intenta reflejar gráficamente todas las sensaciones que no va a conseguir transmitir la cinta...
A pesar de todo sigues adelante. Entre todas haces una rápida selección de descarte y te quedas con la que se te antoja menos mala. Cuando la agarras parece que casi consigues escuchar un cuchicheo de los empleados. Es como si uno le dijera al otro: "Mira tío, otro pringao que va a pillar esa peli".
Cinta en mano das un último paseo por todo el establecimiento, con la ilusión de que antes se te haya escapado a la vista alguna película realmente interesante. Pero no hay suerte.
Sin más te encaminas hacia la caja con un suspiro que acompaña a la ingenua esperanza de que quizás te sorprendas y la peli no esté tan mal.
El resto de la historia y de la noche ya os lo podéis imaginar. Una auténtica patata de película, desde el principio hasta el final. O no la terminas de ver, o te quedas durmiendo a los quince minutos, o acabas hablando de otro tema con las personas que te acompañen pasando totalmente de la película, o también riéndote con ellos sin parar de lo mala que resulta escena tras escena.
No nos sorprendemos. Sabíamos lo que nos íbamos a encontrar. Entonces ¿Por qué lo hacemos?
¿Por qué nos rendimos a alquilar una película que nos susurra desde su oscuro rincón de la estantería: "Soy mala... soy muy mala..."?
Yo lo he denominado suicidio fílmico, pero quizás sea un regusto por lo cutre. Sí, nos gusta, hemos de admitirlo.
Una muestra de ello es el continuo éxito del festival PEOR... IMPOSIBLE, que ya va por su séptima edición. Un festival de cine salchichero que se ha desarrollado en Gijón durante los días 29 de agosto hasta el 3 de septiembre. Casi una semana de proyecciones que han hecho las delicias de los amantes de la cinefilia de bajo presupuesto. Títulos como Contraespionaje en la Selva, Blue Demon contra el Dr. Frankenstein o La montaña del dios caníbal.
Eso sí, creo que es justo señalar que dentro de los límites del cartón piedra muchas de estas películas superan en calidad a otras con mayor presupuesto. Aunque no por ello van a dejar de estar dentro de ese género de películas cutres, con frases delirantes, efectos de ordenador mal contexturizados, momentos de pulp desorbitado y sangre y desnudos que no se preocupan por justificar.
Al fin y al cabo la premisa de todo esto era alquilar una película que nos hiciera desconectar del mundo real.
¿Y qué pelis hay más alejadas de ello?



Enviar comentario a esta divagación
 
Vienen tiempos.
CHAN TA TA CHAAAAAAAAN!!!
Aquí estoy de nuevo, apareciendo varios meses después para escribir en este modesto blog.
¿Cuánto tiempo, verdad?
Debo pedir disculpas a los que se hayan desilusionado o molestado al comprobar la dejadez de la que he hecho gala desde mi último post. Sinceramente no tengo excusa posible, aunque sí algunas razones.
El primer paso que me impidió escribir aquí a partir de aquellos días de Junio fueron los inminentes exámenes universitarios. Después de aquello tuve algunos menesteres, se juntó con las vacaciones... y cuando me quise dar cuenta me encontraba en un destartalado hotel de Bagdad, despertándome a las diez de la mañana en una sucia habitación, con un enano persa durmiendo a mi lado y con la extraña sensación de que se me olvidaba algo... Y entonces caí; EL BLOG!
Y así, como ocurre muchas veces, las cosas vuelven a su sitio.
Me despedí del enano, hice las maletas y seguí la senda de mi destino.
De nuevo frente a mi ordenador hecho polvo, y yo más hecho polvo aún. Mirándonos cara a cara, compadeciéndonos uno de otro y recordando viejas y nuevas batallas, anécdotas e impresiones. Las pasadas y las futuras. Las que hemos contado y las que contaremos, por supuesto en este blog.
Va por usted (que ha tenido el valor de leer hasta el final).


Enviar comentario a esta divagación
 
Acoso y derribo.
Hoy acabo de descubrir algo realmente acongojante.
Hacía tiempo que no me conectaba a la red para rebuscar letras de canciones, la mayoría las suelo memorizar inconscientemente escuchando el disco que me gusta repetidas veces. Sin embargo esta mañana me he dispuesto a ojear un par de letras que no me quedaban demasiado claras.
El portal elegido no es otro que PORTALDELETRAS.COM, un portal con un archivo bastante completo en cuanto a lo que yo estaba buscando.
Pues bien, cuando he entrado y accedido a las canciones concretas que me interesaban he podido comprobar con asombro cómo los chicos de esta web pedían disculpas por verse obligados a retirar estas letras y todas las demás que completaban su página. El motivo: han sido amenazados legalmente con denunciarles por vulnerar derechos de autor.
Esta fantástica web JAMÁS ofreció un mp3 de ninguna canción ni facilitó un enlace a sitios donde descargarte las canciones. Es más, disponía de enlaces a sitios DONDE COMPRARTE EL DISCO!!! En otras palabras, este sitio ofrecía publicidad gratuita de esos grupos y fomentaba la venta de los discos!!!
Según el actual Plan Antipiratería se iba a crear un grupo especializado que oteara la red y se ocupara de controlar los contenidos de las webs. Se dijo en su momento que no todo iba a tener el mismo tratamiento -por ejemplo el top manta no era el mismo delito que ofrecer una canción en una web-. Y también se comprometían a llegar a un acuerdo entre los titulares de los derechos de autor y los medios de internet.
¿Qué queda de todo esto?
Lo que queda, a mi entender, después de las amenazas de denuncia a PORTALDELETRAS.COM es que ni ha habido diferencia de tratamiento -los chicos de esta web se han visto obligados a chapar todo el contenido de la web sin más-, ni tampoco ha habido un acuerdo -bueno sí, el acuerdo es simple: o pagan una cifra determinada o no pueden poner más letras de canciones-.
Quisiera aclarar una cosa muy importante; YO ESTOY TOTALMENTE EN CONTRA DE LA PIRATERÍA, pienso que perjudica seriamente a la industria y a pesar de los precios abusivos en muchos de los productos que nos ofrecen NUNCA, JAMÁS he apreciado la piratería como una vía posible.
Y precisamente desde este punto de vista, desde esta bando en el que opino que se debería acabar con la piratería me duele y me apena que se luche contra ella de esta forma tan equívoca.
Porque, sinceramente, un portal que ofrece SÓLO letras de canciones y tonos de móvil de dichas canciones y que además dispone de enlaces a lugares desde donde comprar el disco, es descaradamente obvio que está PROMOCIONANDO esos álbumes y de forma totalmente desinteresada. Ni esta web se ha lucrado a costa de los grupos ni ha ofrecido material ilegal EN NINGÚN MOMENTO. Simplemente LETRAS.
Creo que vetando webs como esta sólo se consigue crispar a la gente y quitarles la ilusión de luchar contra la piratería. Pues con el afán de acabar con el delincuente de una forma tan estricta y desmesurada se está afectando también al inocente.
A este paso ni siquiera se podrá poner música en el coche porque la gente de la calle la estará escuchando y de esta forma tú estás ofreciendo música a toda tu ciudad gratuitamente!!! Y también querrán cobrar por eso!!!
De corazón; me duele. Es, y repito, INDISPENSABLE ACABAR CON LA PIRATERÍA, pero, por favor, haciéndolo de la forma correcta y en los lugares que realmente sean una amenaza, no en sitios como PORTALDELETRAS.COM, que siempre había apoyado y sigue apoyando a la industria de la música y sus autores.



mostrar 2 comentarios
Enviar comentario a esta divagación
 
visitantes
Blog anterior
Nash’s Things

Las divagaciones enviadas por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus divagaciones y crearte tu propio blog puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.