«Anything can happen and it probably will» directorio 
volver a La Fortaleza de la Soledad
Confesiones de un DCFanático 

Bienvenido a mi morada: Soy DCFan, un aficionado a los cómics de DC y a la literatura de ciencia ficción y este es mi blog.

Príncipe Valiente. Comparativa de una edición clásica contra otra “cásica”

Portada de "Príncipe Valiente" de Libros de Papel
La ventaja de tener una madre que comprende y comparte mis aficiones es que, en ocasiones especiales, sé que seguramente me regalará un cómic o una novela (principalmente de fantasía o ciencia ficción).

Para esta Navidad, como no somos muy tradicionales y no nos importa qué fecha sea para entregar los regalos da igual que los regalos se den antes del 25 de diciembre, me ha regalado una novela -la, a priori, recomendable El Profesor, de Frank McCourt-, la agenda del FNAC dedicada a los cómics y el primer volumen de Príncipe Valiente de la editorial Libros de Papel.

Yo poseo buena parte de los cómics de Príncipe Valiente editados por Planeta, además de ediciones anteriores de este Clásico del cómic, pero ha sido un regalo muy especial y he disfrutado de Príncipe Valiente como si fuera la primera vez que lo leyera.

Esto de leerse un cómic, una novela o ver una película repetidas veces y no cansarse de hacerlo me ocurre con muy pocas obras y es justo decir que Principe Valiente entra por derecho propio dentro de los elegidos para mi podio particular de obras inmortales que no se gastan y nunca se vuelven aburridas tras repetidas lecturas.

Pero éste ha sido un caso especial. Después de leerme recientemente una “vendida como” edición especial de Príncipe Valiente publicada por Planeta DeAgostini cómics, esta nueva edición me ha devuelto la ilusión por disfrutar de la lectura de cómics bien hechos donde se nota la mano de personas que realmente aman el medio y los cómics que venden.

Si en la edición de Planeta pude encontrarme con unos primeros tres números supuestamente corregidos, donde se nota el mal uso del photoshop en la limpieza de las páginas y el abuso de un inapropiado recoloreado informático en el que el colorista se afanó en no dejar ni un solo fragmento de cielo despejado de nubes fotorrealistas y en añadir “efectos especiales”, para pasar desde el cuarto número con unos cómics sin corregir en los que la “suciedad” de los originales empleados llegaba a confundir en escenas oscuras a personajes con unos ennegrecidos fondos (por no hablar de esas mejillas sonrosadas y labios pintados que lucen sus viriles protagonistas); en esta nueva edición se notan los frutos de -como menciono en el párrafo de arriba- un trabajo realizado por amor al arte.

Nadie les niega el derecho a Planeta DeAgostini, uno de los grupos editoriales más importantes de toda Europa, de ganar dinero con los cómics que editan, pero sí les es exigible que pongan todos sus medios para venderle a sus clientes -que no lectores- una edición tan excelente como la realizada por Libros de Papel, una minúscula editorial sostenida desde el vecino Portugal por Manuel Caldas y apoyada en su edición española por Rafael Marín (uno de los grandes de la literatura fantástica y la traducción de literatura de ciencia ficción a nuestra lengua), que se está esforzando por ofrecer la traducción en castellano más fiel de la prosa de Harold Foster.

El resultado es simplemente impresionante y, perdonen la reiteración, da gusto detenerse durante un buen rato a apreciar los trazos de Foster en la versión más cercana a la original (algo a lo que ayuda el gran formato en que ha sido impreso el cómic). Si la gran editorial recurrió al photoshop para “rescatar” los trazos originales de Foster, ensuciados o emborronados por los pasos de los años y la ausencia de las planchas originales; aquí Caldas ha buscado por todo el mundo las planchas originales y, cuando no se diera el caso, está recurriendo a los escaneos de páginas, que son sometidos a un concienciudo proceso de limpieza (un duro trabajo que hace que la periodicidad de la serie sea, mínimo, trimestral). Y, si Planeta recurrió a los chillones colorines informáticos que terminaban desviando la atención de lo que en verdad importaba del cómic, Caldas ha recurrido a eliminar todo rastro de color del cómic para que el lector disfrute de las preciosistas ilustraciones de Harold Foster.

En pocas palabras: La edición de Manuel Caldas (y Rafael Marín) gana por goleada la de Planeta en todas sus facetas. Es cierto que el precio de la de Caldas es superior a la de Planeta (25 euros), pero si uno es un verdadero amante del cómic, la inversión merece la pena y puede decirse que la edición de Principe Valiente de Libros de Papel es al cómic lo que fueron al DVD las ediciones especiales deSuperman. La Película o Star Trek. La Película; mientras que la edición “especial” de Príncipe Valiente de Planeta sería el equivalente en viñetas de lo que fueron las Ediciones Especiales de Star Wars en VHS que sacó hace una década George Lucas. Que cada cual saque sus propias conclusiones de los ejemplos que he puesto.

Como la editorial es pequeña, y ha habido una serie de problemas, estos pequeños editores se han visto obligados a no realizar una segunda edición del primer número. No se preocupen, que en lugares como FNAC o La Casa del Libro quedan algunos ejemplares.

Sobre La Casa del Libro queda decir que si sois de Madrid, podéis encontrar este cómic en la librería especializada en cómics que tienen montada en la calle Salud (una calle paralela a Montera).

Pueden contactar con Manuel Caldas en:
Manuel Caldas
Apartado 222, 4490
Póvoa de Varzim
PORTUGAL

Enviar Oye, eso que tú has dicho... a esta divagación
divagación anterior
Jeff Smith habla sobre el futuro de la edición en grapa de Bone en España
 
visitantes
Volver a La Fortaleza de la Soledad

Las divagaciones enviadas por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus divagaciones y crearte tu propio blog puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.