CLÁSICOS DC

 

BATMAN: Y CAYÓ EL MURCIÉLAGO

Lo más importante de una caída es saber levantarse. Normalmente ya no nos levantaremos igual que como estábamos antes. Es posible que tengamos una leve herida, un ligero rasguño o una lesión grave. En cualquier caso, ya no somos el mismo. Generalmente el ser humano teme las caídas. Hay miedo a caer, tanto física como metafóricamente. Y Batman soportó una dura caída en ambos sentidos durante 1993, en la saga Knightfall ( La Caída del Murciélago). Lógicamente, las raíces de esta aventura vienen de mucho antes a dicho año. Incluso antes de que un superhombre muriera por esas fechas...

Meses antes de que La Muerte de Superman fuera ni siquiera una idea, Knightfall comenzaba a tomar forma, no tal como la conoceríamos pero sí como una sensación de querer cambiarlo todo. Y esa sensación la tenía Dennis O´Neil , editor jefe de Batman . Dennis quería un cambio y Peter Milligan , guionista por entonces de Detective Comics le sugirió algo. “Le sugirió a Dennis casi de pasada” comentaba Scott Peterson, editor asociado de Batman “ la idea de sacar a Batman de su uniforme. Y eso es todo lo que dijo. Dennis estaba pensando en algo similar y el comentario de Milligan hizo que las cosas comenzaran a girar más depris a en su cabeza”.

Llega Azrael

Pasaba el tiempo y Milligan decidió dejar su puesto de guionista para hacer otras cosas y O´Neil habló con Doug Moench para ocupar el puesto. Moench era el autor del especial Batman/Drácula: Lluvia Roja . En ese momento era necesaria una reunión para ir decidiendo el rumbo que las series del Señor de la Noche seguirían. De esa reunión nació la cuarta serie del Hombre Murciélago, Batman: Shadow of the Bat con Alan Grant y Norm Breyfogle, el equipo creativo de la serie Batman. Al quedarse esta colección vacante, pasó a manos del recién llegado Doug Moench , a pesar de que entró para sustituir a Milligan en Detective Comics . El guionista de la miniserie Robin también estaba presente, Chuck Dixon, autor que, sin saber nada de nada, se encontró con una oferta para guionizar Detective Comics. Ni qué decir que aceptó.

Me pasé todo el día de la reunión preguntándome ¿qué hago yo aquí?” explicaba Dixon. “Y entonces Dennis me ofreció Detective. No me esperaba que me fueran a dar ninguna de las colecciones regulares de Batman. Me quedé realmente emocionado, especialmente con todo lo que iba a venir.”

El preludio a la caída comenzaba en Octubre de 1992, con la primera aparición de Azrael en la miniserie Batman: La Espada de Azrael. Este personaje, que jugaría un papel primordial en la futura saga, era presentado en los cuatro números de los que constaría la miniserie bajo los guiones de Dennis O´Neil y los dibujos de Joe Quesada , quien le diseñó el traje.

Todo el proceso de creación de Azrael ocuparía otro artículo entero de modo que por ahora sólo prestamos atención a lo que Dennis O´Neil dijo en el momento de su origen: “ Lo que hice al principio fue buscar información sobre los murciélagos para ver cuáles eran sus enemigos naturales, para enfocarlo desde ese ángulo. Pero claro, el enemigo natural de los murciélagos es el hombre. Así que aquello era un callejón sin salida.” En ese momento O´Neil decidió buscar en la mitología, quería encontrar el argumento que desarrollaría en la miniserie y que anunciaría de manera indirecta La Caída del Murciélago.

Azrael es el ángel de la venganza al menos en dos religiones distintas.” Explicaba O´Neil. “Una vez que tienes eso, ¿qué es lo más lógico para asociarlo con ángeles? Una orden antigua. Recuerdas a los Caballeros Templarios... ¿qué pasaría si hubiera otro grupo así? Y todo comienza a encajar... después de horas de dar vueltas, meditar y discutir sobre el tema.” De esa manera nació la Orden de San Dumas , grupo religioso dedicado a la devoción hacia ese santo y creadores de Azrael ., a quien le introducen El Sistema en la mente, lo cual crea un cierto dominio por parte de la orden hacia Azrael , influenciándole con visiones de San Dumas. Todo esto sería muy importante más adelante, bien avanzada la saga de La Caída.

Una vez creado un nuevo superheroe destinado a tener un importante rol en la historia futura hacía falta crear a un villano, a ese enemigo que podía ser la némesis definitiva de Batman. En este momento es cuando hay que hablar sobre el especial Batman: La Venganza de Bane y su guionista, Chuck Dixon. Mientras Chuck va preparando el origen de Bane, Doug Moench comienza a pensar en La Caída del Murciélago en sí. Justo entonces se enteran de los planes que hay en torno a una gran saga también en Superman. Como Scott Peterson recordaba “nos quedamos bastante decepcionados al ver que teníamos unos planes similares a los del equipo creativo de Superman, y a ellos les sucedió lo mismo.”

El enfrentamiento final

La reunión de autores que dio luz al comienzo de la muerte del Hombre de Acero tuvo lugar semanas después de la que concibió a Knightfall pero ninguno de los bandos se enteró de lo que hacía el otro hasta varios meses después. Se llegó a la conclusión de que la historia de Superman saliera primero. Knightfall fue retrasada pero los autores de Batman no perdieron la ilusión en su proyecto ya que “era demasiado bueno para apresurarlo”, según comentaba Peterson .

Lo cierto es que la saga comenzaba a llenar de rumores las conversaciones de los fans, los cuales hablaban de que en La Caída del Murciélago pretendían matar a Batman, como pasó con Superman . A todo esto, Doug Moench decía: “ No pensamos en matar en Batman, esa nunca fue nuestra intención. No estamos haciendo esta historia porque La Muerte de Superman fuera un gran éxito. Después de todo nosotros tuvimos nuestra idea antes que ellos. Es importante para la historia tener un nuevo Batman, pero no vamos a matar a nadie. Lo que realmente me interesa de Knightfall no es la publicidad, sino el poder contar una historia emocionante. Una buena historia.”

Esa era la intención pero, para cuando la saga se anunciaba en Estados Unidos, la campaña de publicidad fue numerosa. Querían explotar la saga para captar nuevos lectores. Y para ello lo hicieron a lo grande.

La Caída del Murciélago se narraba en las cuatro series principales de Batman además de en Catwoman y Robin . Era un crossover en toda regla. Dixon daba su opinión sobre estas sagas tan cruzadas, “Le tengo pánico a los crossovers pero O´Neil lo hizo fácil. Es una de esas raras veces en las que todos los puntos altamente dramáticos estaban ahí desde el principio. Tienes triunfo, tienes tragedia, tienes redención. Ha sido probablemente la cosa más clara, nítida y mejor coordinada en la que he tenido la oportunidad de trabajar.”

Y la saga comenzó en el especial sobre Bane antes mencionado en Enero de 1993. Al final, La Caída del Murciélago y todas sus ramificaciones acapararon dos años y cerca de setenta cómics. Al final la saga entera consta de tres partes, en lo que se ha venido a llamar The Knightfall Trilogy (La Trilogía de la Caída del Murciélago).

La primera parte de la trilogía era Knightfall ( La Caída del Murciélago ) y narraba la aparente destrucción de Batman a manos de un nuevo enemigo tremendamente fuerte y mortal conocido como Bane.

La caída del murciélago

Presentamos a Bane, un villano muy poderoso e inteligente, en un especial durante Enero de 1993” comentaba O´Neil “Entonces para Knightfall lo sacábamos de prisión y lo poníamos en Gotham . Bane se daba cuenta de que Batman era el tipo más peligroso de la gran ciudad, así que lo escoge a él como víctima. Primero libera a todos los criminales dementes de Arkham , de manera que Gotham queda infestada por una plaga de gente malévola. Batman permanece ocupado durante seis semanas sin descansar ni dormir, intentando coger a todos y cada uno de sus villanos y meterlos entre rejas. Finalmente Bane se enfrenta a él, tiene una tremenda pelea y, por primera vez en la historia Batman pierde.” Esa derrota es el desencadenante central de toda la trilogía: el momento en que Bane le rompe la espalda a Batman , permaneciendo éste paralítico de cintura para abajo e imposibilitado para recorrer las calles como El Señor de la Noche . “Era el momento” según O´Neil “de explorar otro tipo de heroísmo con Bruce. Estaba incapacitado, estaba en una silla de ruedas, estaba sufriendo.”

Lo que resulta muy extraño es que parezca que nadie recuerde la historia que nos narró Sam Hamm (guionista de las dos primeras películas de Batman dirigidas por Tim Burton ) en la primavera de 1989, en los Detective Comics 598-600 . En dicha historia ya se pudo ver a un Bruce Wayne paralítico entregando el manto del murciélago a otra persona. Vamos, que la idea no era nueva y, encima, anteriormente se contó lo mismo en menos tiempo, en menos cómics y mejor contado.

En Knightfall Bruce Wayne acababa entregando el manto del murciélago a Jean Paul Valley , también conocido como Azrael . Aquel personaje presentado hacía pocos meses y que ya estaba destinado por sus autores a ser el cabeza de turco para sus propósitos. Al final de la primera parte de la trilogía éramos testigos del enfrentamiento entre el nuevo Batman y Bane, cuyo final daba paso a la segunda parte, la cual estaba dividida en dos tramas: Knightquest (La Cruzada) y Knightsearch (La Búsqueda).

Knightsearch (La Búsqueda) fue narrada en Batman:Shadow of the Bat entre otras colecciones y contaba cómo Bruce Wayne emprendía un viaje para salvar a su doctora y al padre de Robin de un secuestro. En dicha aventura, no publicada en España por decisión editorial, se veía a Bruce Wayne recuperarse de su lesión gracias a los poderes especiales que poseía su doctora, lo cual consiguió que Bruce volviera a caminar. Sin comentarios.

Bane derrotado

Por su parte, Knightquest (La Cruzada) se centró en el nuevo Batman. Dichas historias fueron publicadas en las colecciones Detective Comics y Batman. Aquí se veía la separación cada vez más acentuada entre el nuevo Batman y Robin y cómo la orden de San Dumas hacia hincapié en el subconsciente de Azrael (ahora el nuevo Batman) mediante El Sistema, lo cual acabó por volverlo loco y llegar incluso a matar a un villano. Consiguió ganarse la desconfianza de James Gordon , de Robin y del resto de la ciudad de Gotham .

Es en este punto cuando Bruce Wayne vuelve a la ciudad totalmente curado y Robin le explica lo sucedido. Aquí empieza la tercera parte de la trilogía: Knightsend ( El Último Desafío) . En esta historia contemplamos como un Bruce Wayne recién devuelto a la actividad ha de luchar por conseguir volver a ser como era. Para ello pide ayuda a la asesina Lady Shiva para que le entrene. Shiva, a su manera y mediante una estratagema, entrena a Bruce, consiguiendo éste volver a ser el que era y prepararse para retomar el manto del murciélago.

Con la ayuda de Robin , Nightwing e, indirectamente, Catwoman Bruce Wayne vuelve a vestirse como Batman para luchar contra Azrael . El duelo de murciélagos es visto por toda la ciudad, provocando el caos en Gotham . La policía no sabe qué hacer ante tales eventos. Robin intenta salvar a los heridos por los daños colaterales que ambos contendientes provocan.

Al final la lucha acaba por situarse en la Mansión Wayne, alcanzando su clímax en la Batcueva. Batman piensa en un plan y le da buenos resultados, consiguiendo despejar a Azrael de esa locura y devolviéndolo a la cordura. De esa manera volvía a haber un solo Batman .

El nuevo Batman

Las consecuencias de Knightfall aún se ven en la actualidad aunque mucho menos desde que los equipos creativos cambiaron a raíz de Tierra de Nadie. Muchos fans idolatran a la saga como una de las mejores del personaje mientras que otros la condenan. La increíble decisión de Bruce Wayne de dar el manto del murciélago a Azrael , personaje nuevo del grupo (y creado en su momento expresamente para esa función) en vez de a Nightwing es algo que los autores defendían con argumentos como que Bruce se encontraba débil de cuerpo y mente como para saber que hacía lo correcto, además de estar pasando por problemas con Nightwing de cáliz paterno. Unos argumentos que muchos fans sólo ven como un giro forzado de los acontecimientos naturales del personaje (que hubieran sido dar el traje de Batman a Nightwing ) a favor de dárselos a Azrael para, de ese modo, tener la excusa de hacer la continuación de la saga mediante La Cruzada . Todo un complejo sistema de marketing y publicidad para conseguir vender más, cosa que hicieron, pero a costa de contar una historia muy normalita, sin nada de la grandeza que parecía que iba a ser.

Esta saga sólo marcó el principio de un montón más por venir tales como Pródigo, Contagio , Legado y Cataclismo. Con los nuevos equipos creativos sí que parece que se dedican a contra historias buenas aunque hagan uso del sistema de crossover para captar lectores, como son Tierra de Nadie, Agente Herido o la futura Bruce Wayne: Fugitivo. Estas últimas tres historias se diferencian de las anteriores por poseer un más alto nivel de calidad y por brindarnos con el mejor Batman que ha habido en mucho tiempo. Si La Caída del Murciélago contribuyó aunque fuera en una milésima parte a llevarnos hasta donde estamos ahora, entonces hay que estarle agradecido.

Para concluir, Knightfall fue un experimento más para sacarle partido a la máquina pero con la diferencia, parece ser, de que los autores sí que intentaban contar algo que, para ellos, no sólo era publicidad (como el caso de La Muerte de Superman , antes mencionada, la cual sí que era sólo publicidad). Y les quedó una historia que es entretenida de leer, sin poder aspirar a nada más. Una historia con algunos puntos flacos, sobre todo en las dos últimas partes de la trilogía, algún que otro acierto y unas consecuencias que se han ido notando a lo largo de los últimos años.

 

David Hernando