Menhir, El fanzine sobre tebeos, comics, Star Trek y la ciencia ficción.
El E-zine sobre comics, tebeos, Star Trek y la ciencia ficción

[INICIO] [RESEÑAS] [OPINION] [RELATOS] [REVISTERO] [ESPECIALES] [EDITORIAL] [ENLACES]

El Asesino del Kanzashi

Guión: Vicente Cifuentes y Sean O'Reilli
Lápiz: Vicente Cifuentes
Tinta: Vicente Cifuentes
Publicado en España por: Aleta Ediciones
Formato y Precio: Tomo. 56 págs. Color. 6,95

En una ocasión anterior ya les hablé del estupendo trabajo realizado por Vicente Cifuentes en el cómic "Después de la señal", editado también por Aleta Ediciones.
Ahora, no me queda más remedio que repetir lo dicho en esa reseña y volver a efectuar toda una serie de elogios hacia este autor.

"El Asesino de Kanzashi" es otra pequeña joya del género negro sobre un misterioso asesino en serie que va acabando con la vida de los empresarios de una ciudad utilizando para sus crímenes un kanzashi, instrumento con el que las geishas se recogen el pelo. Este caso servirá de base para una de las clases prácticas de un grupo de estudiantes de periodismo de una importante universidad, sin saber que terminarán involucrándose en el mismo.

El guión parte de una historia que suena a tópica y con elementos que suenan a demasiado vistos; pero eso no quiere decir que sea malo. Es más, está narrado con tal solvencia que termina siendo bueno, quizás sobresaliente y ciertamente original.
Tal es su ritmo que "El Asesino del Kanzashi" se lee de un tirón, dejando al lector atrapado en sus páginas hasta que no termine la historia.
Los personajes son sólidos y resultan creíbles. Otro tanto ocurre con los diálogos, que sin tantos excesos, me recuerdan a los empleados por Bendis en "Ultimate Spider-man" en los ambientes estudiantiles y vienen bien en un cómic donde el ambiente estudiantil ocupa más del sesenta por cien de las páginas.

El dibujo es lo más destacable del cómic y en ella Vicente Cifuentes despliega todo su talento, con un estilo gráfico muy apropiado a la historia que narra que une el estilo de cómic europeo con el manga en una proporción favorable al europeo, dejando el manga para ciertos detalles de la construcción de los personajes.
En lo narrativo, Cifuentes se maneja con maestría y demuestra cómo deben distribuirse las viñetas en cada página para mostrar tanto escenas pausadas e intimistas como otras más espectaculares o con más movimiento.
Si los dibujos son buenos, mención especial merece el uso del color y atento el lector a la lección de cómo colorear una página que da en una espectacular página al final del cómic, donde todo realismo queda de lado.

La calidad de este cómic habla por sí sola y no es de extrañar que vaya a ser editada por Arcana Studio en los Estados Unidos.

José Luis Mora

Visitas


[INICIO] [RESEÑAS] [OPINION] [RELATOS] [REVISTERO] [ESPECIALES] [EDITORIAL] [ENLACES]