LAS NUEVE ESFERAS

 

Focos


 

Para expresarlo en términos sencillos, un foco es una ayuda concentrada. Los focos son, por tanto, los objetos, rituales, y prácticas en los que el mago se apoya para hacer surgir su poder mágico. Un foco puede ser un objeto totalmente mundano o un ritual, sin poder en sí mismos. Pero puesto que el mago cree tanto en el poder del foco como en su habilidad para utilizarlo, abre la puerta a la magia. El mago novicio suele sentir el poder casi al alcance de su mano. A través de un estilo y una colección de focos, este mago aprende una manera de canalizar ese poder. Con tiempo y experiencia, estos focos se convierten en connaturales para el mago. La comprensión y el cuidado de sus poderes es tan íntima que al mago el mago acaba por considerarlos una extensión de su voluntad. A la larga, el mago puede llegar a comprender que, en último caso, los focos no son más que un medio para expresar su magia, pero que esta magia viene de su interior.

Cada Tradición posee una lista de focos utilizados habitualmente. Un mago perteneciente a una Tradición puede utilizar cualquiera de ellos para realizar la tarea apropiada. De lo que se trata es de elegir el foco que cuadre con su estilo personal de magia. Si un foco no te parece apropiado para un ritual determinado, elige sencillamente otro. Naturalmente, algunos focos tienden a ajustarse mejor a determinados rituales, algunos magos se encuentran más cómodos utilizando ciertos focos, y algunos de éstos pueden ser, además, Maravillas dotadas de poderes propios. Y, por supuesto, en la individualidad reside un gran poder. Un foco único, ligado de alguna manera especial a su mago, tiene mayor poder.

Tipos de Focos | Prescindir de los Focos | Abandonar los Focos | Ejemplos de Focos

Focos Estándar, Focos Personales y Focos Únicos:

Puesto que cada mago tiene su propio estilo de magia, también posee su propia colección de focos. Para algunos, es suficiente reunir unas cuantas herramientas útiles. Otros confían en objetos personalizados, e incluso en focos totalmente individualizados y fabricados ex professo. Un foco más especializado proporciona mayor poder, pero también restringe al mago que lo utiliza en mayor medida.

Un foco estándar es un ritual u objeto normal que el mago utiliza para realizar su magia. Si tu mago suele utilizar círculos, artes marciales o concentración, el sexo, juguetes tecnológicos, u otra cosa, cualquier ejemplar (o práctica) normal le servirá. Este tipo de focos suele ser representativo de una Tradición en conjunto.

Los focos personales son herramientas específicas a través de las cuales el mago estudia los elementos clave de sus Esferas. Cuando construyas tu personaje, define un foco personal para cada una de sus Esferas. Tu mago será muy diestro en el uso de esta herramienta particular. En todos los conjuros en los que tu mago utilice este foco especializado, obtendrá un bono adicional de un punto de dificultad. Puede que tu mago necesite en algunas ocasiones realizar su magia con otros procedimientos. Sencillamente es más hábil con una forma especial. Por tanto, puede utilizar los focos estándar y normales para todas las Esferas, pero su instrucción le otorga una pequeña ventaja cuando utiliza el tipo de herramientas que conoce mejor.

Por último, los focos únicos son, literalmente, objetos únicos, aparatos construidos a mano, máquinas diseñadas personalmente, o rituales individualizados, concebidos para un único propósito. Debido a la conexión íntima que los une al mago, estos objetos o prácticas proporcionan gran poder. Obviamente, los focos únicos funcionan mucho mejor para el mago que los creó. De hecho, sólo éste puede beneficiarse de ellos. Al igual que un foco personal, el foco único otorga un modificador positivo de uno a la dificultad de los Efectos intentados. Si tu mago utiliza velas mágicas como foco personal para realizar su magia de Mente, y concibe y fabrica una vela especial con ese propósito, obtendrá al utilizarla tanto el bono del foco personal, como el bono del foco único.

Sin embargo, un foco único resulta irremplazable. Si el foco único de un mago para una Esfera se pierde o es destruido, el mago puede tener dificultades para encontrar un sustituto adecuado. A menudo, un mago necesita un foco único específico para tu mago, y ese foco se pierde, se consume, o es destruido, entonces tu mago tendrá que realizar toda su magia de esa Esfera como si estuviese intentando prescindir del foco. Después de todo, los beneficios deben ir siempre acompañados de las contrapartidas apropiadas. Esta penalización sólo podrá ser superada si tu mago logra obtener o fabricar un nuevo foco, o si alcanza el grado suficiente de iluminación como para poder abandonar los focos en esa Esfera.

Prescindir de los Focos:

Algunas veces, los magos pueden encontrarse en situaciones desesperadas en las que no cuentan con el tiempo o los medios para completar los rituales con todos sus focos. Cuando el mago necesita desesperadamente que la magia funcione, pero carece de las herramientas necesarias, debe confiar en su valor, determinación y fuerza de voluntad.

Si tu mago es sorprendido sin un foco, puede de todas maneras intentar conjurar un Efecto que normalmente lo requeriría. Aprieta los dientes, convoca cada gramo de magia que conoce, y trata de conseguir que algo ocurra. Sólo necesitas gastar un punto de Fuerza de Voluntad en vez de utilizar el foco.

Naturalmente, cuando el mago trata de realizar magia sin la ayuda de sus herramientas familiares, resulta mucho más difícil dirigir las energías, y mucho más probable que las cosas se frustren. El prescindir de los focos impone una penalización de tres a la dificultad de toda acción mágica. Con el tiempo, el mago puede llegar a sobreponerse totalmente a la necesidad de utilizar los focos, pero por ahora, su creencia en su necesidad y en su poder hace que le resulte mucho más difícil completar la magia sin su ayuda.

Debido a su íntima dependencia de apoyos físicos y herramientas materiales, los Tecnócratas  y Tecnomantes no pueden recurrir a este truco. Un Hijo del Éter, Adepto Virtual, o un mago de la Tecnocracia deben utilizar siempre sus herramientas, al menos hasta que hayan desarrollado la iluminación necesaria para sobreponerse por completo a la necesidad de utilizar los focos.

Abandonar los Focos:

Con el suficiente esfuerzo e iluminación, los magos pueden llegar a superar los límites que las herramientas de su magia imponen sobre ellos. Cuando los horizontes de un mago se han ensanchado lo suficiente, comienza a darse cuenta de que la fuente de su magia reside en su propia voluntad y dedicación. En adelante, el mago puede reunir los recursos y el valor para abandonar las herramientas y convertirse en la magia.

Pese a que durante las etapas iniciales de su aprendizaje, los magos necesitan sus focos, pueden llegar a superar esta necesidad con el tiempo. En términos de juego, puedes abandonar los focos necesarios para dos de tus Esferas cuando tu mago alcanza Areté 6. En esas dos Esferas, tu mago puede conjurar Efectos sin necesidad de utilizar focos. Cada punto adicional de Areté amplía a dos Esferas más esa posibilidad, hasta que al alcanzar Areté 10, el mago no necesita focos para ninguna de sus Esferas. Si tu mago intenta Efectos que implican múltiples Esferas, tendrá que utilizar los focos de aquellas que todavía los requieran, pero en aquellas en las que ha alcanzado un grado de comprensión lo suficientemente elevado, el poder deriva exclusivamente de su interior.

Naturalmente, utilizar las viejas y familiares herramientas resulta todavía útil. Si tu personaje utiliza focos que no necesita, consigue un modificador de -1 a la dificultad de sus Efectos. Este bono sólo resulta aplicable si está intentando crear un Efecto que se basa exclusivamente en Esferas para las que ya no necesitas utilizar focos. Si el Efecto implica cualquiera de las otras Esferas, no puedes reclamar la modificación.

Incluso los Huérfanos y los Huecos tienen sus propios focos; simplemente, suelen tener un rango más amplio de apoyos y la habilidad de aprender de los estilos de otros e incorporar lo aprendido a los propios. Por tanto, los Huérfanos y los Huecos tienen la posibilidad de utilizar los focos de cualquier Tradición con la que estudien. Sin embargo, pagan esta versatilidad con una mayor dificultad para desarrollar su conocimiento de las Esferas. Si quieres encontrar diversas maneras de hacer las cosas, te llevará más tiempo y esfuerzo.

En algunas partidas, el Narrador puede permitir que los Tradicionalistas abandonen antes el uso de los focos, o incluso que no los utilicen en absoluto. Haz lo que más convenga a tu partida. De lo que se trata es de disfrutar de un juego divertido y equilibrado.


Realizado por: Gerald Petterman

Para: Biblioteca Oscura