«Anything can happen and it probably will» directorio 
Aquel viejo café

Relatos Dreamers

La Añoranza

Suspiró, y se acomodó en la silla, cerrando los ojos y expirando suavemente el aire que había llenado sus pulmones, intentando relajarse ; aún así una desagradable sensación llenaba su estómago, como si unas cosquillitas andaran por su vientre, tal y como sintió la primera vez que Ron la besó.Añadir Anotación

Los nervios empezaban a flaquearla, se sentía extraña, sensible, en ocasiones saltaba por cualquier nimiedad y lo convertía en una montaña... Y no quería seguir así.

Asió con seguridad la pluma, la cargó con la tintura y empezó a escribir, intentando no arrepentirse de nada de lo que pusiera en aquellas hojas.

Tras los cristales, la gente pasaba velozmente, siguiendo su propio camino y sin detenerse a observar a su alrededor, dejando pasar cualquier detalle que les pudiera llamar la atención. Si se hubieran molestado en observar a su alrededor, hubieran visto a alguien de pie, en la acera de enfrente de la cafetería, que llevaba ya apoyado en un escaparate de un negocio fallido hacía unas cuantas horas.Añadir Anotación

El sol ya se había escondido tras su manto de estrellas, y el frío había arreciado, mordiendo la piel y los huesos de aquellos que no llevaban demasiada ropa de abrigo ; La figura se estremecía al notar aquel frío nocturno que se había intensificado de golpe, pues llevaba ciertamente poca ropa, pero no se movió de allí, ni hizo ademán de guarecerse en algún rincón cercano. Se estremecía y notaba cómo los ojos le lloriqueaban por el frío, pero tan solo cruzó los brazos abrazándose, y siguió observando, tranquilamente, esperando algo que le hiciera saltar.Añadir Anotación

Hermione seguía en la tentativa de escribir aquella misiva, pero tan sólo había completado tres míseras líneas, y no reflejaba en absoluto lo que quería explicar.

"Madre mía. Tú que siempre has sabido qué decir exactamente, y ahora, ¿qué? ¿De qué te han servido todos esos libros que has leído?.... ¿Qué se supone que tengo que hacer?" – se preguntó desesperada. – "En fín, que sea lo que Dios quiera...."Añadir Anotación

Releyó lo que había escrito, sin estar del todo contenta de su contenido.

" Lo siento, Lupin.

Lo siento en verdad, no sé cómo compensarte, pero es injusto que no me contestes a las lechuzas, estoy muy preocupada por ti"

Al leer la última frase, que había salido de su interior sin darse cuenta, enrojeció levemente, pensando que sonaba demasiado personal. Pero, como así era en realidad, prefirió dejarlo tal cual.

"¡¡AGH!! Será mejor que lo escriba de un tirón y lo envíe tan buen punto acabe, sino, no lo haré nunca!!" – se reprendió a sí misma, y así fue como lo hizo.

Al dejar la pluma en la mesa, plegó la carta, la metió en un sobre y la cerró con el lacre que había comprado en la tienda, usando el sello que Ginny le había regalado hacía dos años, con el escudo de Gryffindor. Se levantó un momento de la mesa, saliendo a la calle. Desandó el camino que la había llevado a la cafetería, llegando al callejón que se perdía en la esquina, y llamó a su lechuza, que acudió rauda a ella desde el alfeizar del piso superior del edificio, donde se había dedicado a picotear una rata que había cazado.Añadir Anotación

Hermione le entregó la carta, que cogió con el pico, la acarició suavemente y la dejó volar, mientras le daba la espalda y regresaba rápidamente al café, por lo menos se calentaría un poco, pues la idea de haber salido sin su ropa de abrigo, que había dejado descuidadamente en el respaldo de la silla, había repercutido en que ella empezaba a sentir pesadez en la cabeza y la garganta irritada, un estornudo le anunció que aquella corta excursión le había costado cara, pues no le quedaba otra que curarse con los remedios muggles.Añadir Anotación

Se precipitó a su mesa, donde lo había dejado todo, y se sentó otra vez, con la intención de escribir a Ginny.

No había ni cogido la pluma cuando en un golpe de aire la puerta del establecimiento se abrió, cosa que su lechuza aprovechó para entrar revoloteando y esconderse bajo una mesa, extrañamente nadie se había percatado excepto Hermione, que pegó un bote en el asiento.Añadir Anotación

Vió cómo se acercaba a ella dando graciosos saltitos, sin carta y sin respuesta. Se sorprendió mucho, porque acababa de salir a entregar esa carta, y no encontraba solución para aquel misterio. Cuando la tuvo a sus pies, la cogió con cuidado y la puso en su regazo, intentando que nadie lo viera, cosa bastante fácil porque, aunque la cafetería estaba bastante vacía, la camarera estaba más pendiente de un cliente con el que tonteaba que por quien quedaba en la sala. Así pues, la sostuvo en sus manos, y sintió un ligero pinchazo en el dedo, producido por algo que la lechuza llevaba en una de sus patas.Añadir Anotación

Era un anillo pequeño, que reconoció al instante, pues lo había visto infinidad de veces en las manos del licántropo, que lo llevaba siempre en el dedo meñique.

Llevaba engarzado el rostro de un híbrido de lobo, con las fauces abiertas, mostrando unos afilados colmillos y un fino reguero de sangre cayendo de su boca. Bastante extraño y aterrador, le pareció muy desagradable cuando lo vió por primera vez, pero no le preguntó nada sobre ello por si no fuera algo de lo que hablar.Añadir Anotación

Su corazón latía con fuerza en su pecho, mirando con los ojos abiertos aquella joya ; la deprendió de la pata del animal y lo guardó con fuerza en su puño.

¡¡Está aquí!! – exclamó en alto, sin reparar en cómo la miraban sobresaltados al haberla escuchado gritar.

Se levantó, dejando la silla en su sitio, pegada a la mesa ; pagó a la camarera que charlaba coquetamente con un empleado, y salió a la calle, arrebujándose en su abultado abrigo de invierno, mirando con ansia en cualquier dirección, intentando adivinar la figura de Lupin en cualquier espalda.Añadir Anotación


Eldaya

ENLACES
Aquel viejo café La Añoranza Cap. 3
Nobuchan, 15 de Agosto de 2012
visitantes
Relato anterior (Aquel viejo café)


Los mini relatos enviados por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus artículos puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.
FaceBook Twitter Google Meneame Email


Aquel viejo café ... A GRITOS
Desde aquí puedes opinar sin cortarte un pelo.
  Envia un nuevo grito


Puedes gritar a tu aire desde aquí
(1)

Puedes incluir
estos minidreamys
en tu mensaje
  asombrao  anonadao  ADLO!  BAWHAHA  BAWHAHA con gafas  bigeyes  cabreao  chachi  chesire  uh! uh! mola!  DIOS MIO
  DIOSMIO con gafas  grito  me da igual  pos no se  sacando la lengua  santo  smilie  travieso  triste  un beso  yo no se na 
TAGS añadidos: Crear Spoiler poner en negrita poner en cursiva extraer mensaje como una cita poner como cita
Si quieres incluir algún Spoiler (información sobre el futuro de una serie o algo que una parte del foro lo mismo no quiere saber), marca con el ratón el texto a "ocultar" y presiona "SPOILER", esto generará los tags adecuados para ocultar el texto. Haz lo propio para marcar negritas o cursivas. Si quieres copiar en tu mensaje el mensaje al que respondes, dale a "citar". También puedes usar el estilo de las citas seleccionando el texto y dandole a "cita".
Ahora puedes subir imágenes con tu grito, si quieres pon aquí el fichero de la imagen (jpg o gif, 2mgbs max):
Si quieres incluir un enlace a otra página en tu Grito, pon aquí el Título y la URL (direccion) de la pagina:
(*) Si no pones ningún título, se generará uno aleatorio, o sea, puede aparecer cualquier cosa hehehe =)
 
- Volver a la pagina inicial de Relatos Dreamers -
Relato anterior (Aquel viejo café)
© Copyright DREAMERS NETWORKS SL. Responsabilidades y Condiciones de Uso en el Universo Dreamers ®