«Anything can happen and it probably will» directorio 
DIAL V FOR VENDETTA, EL INICIO (capítulo 2 de 2)

Relatos Dreamers

Evey se despertó en una habitación pequeña, con una cama (encima de la cual estaba ella), una puerta que parecía dar al exterior y otra más pequeña que comunicaba con un pequeño lavabo. En uno de los laterales de la habitación había una mesa con un televisor y un video. Una silla de madera estaba al lado de la mesa. Evey se levantó y probó (tras ir al lavabo) de salir por la otra puerta, pero se dio cuenta de que estaba cerrada con llave.Añadir Anotación

¿Qué es lo que había pasado? Empezó a recordar como toda la vida que había llevado hasta entonces se había vuelto del revés al perder a su novio, su trabajo y su casa por una serie de circunstancias que aún no podía acabar de explicarse. Tras todo aquello estuvo vagando sin rumbo hasta que un tipo le hizo una proposición indecente, pero antes de que ella valorara si aceptarla o no debido a su situación tan precaria, un enmascarado la había secuestrado, probablemente la había drogado y tras aquello... nada hasta entonces.Añadir Anotación

En ese momento oyó la cerradura de la puerta de la habitación y vio entrar a un hombre. Era alto y parecía corpulento, aunque sus movimientos eran elegantes. Llevaba un traje negro con cierto parecido a los que Evey había visto algunas veces en las películas de época o de vampiros, es decir, más antiguo que moderno. Su rostro quedaba tapado por una máscara como de arlequín, en una estática sonrisa. Una melena morena (¿sería su pelo auténtico o una peluca? pensó Evey) era lo único que se distinguía de la cabeza del misterioso individuo.Añadir Anotación

- ¿Quién es usted? ¿Dónde estoy? ¿Qué ha pasado?

- Muchas preguntas que tendrán respuestas, Srta.Hays. De momento he de decirle que está usted aquí porque le he proporcionado la ayuda que necesitaba.

- ¿Ayuda?

- Srta.Hays, mi nombre no necesita conocerlo, al menos mi nombre auténtico, aunque puede llamarme V. No sé si usted lo conocerá, pero ese nombre proviene de un comic de Alan Moore llamado V DE VENDETTA.

- ¿De un comic? –preguntó extrañada Evey, ya que aquel asunto cada vez le parecía más misterioso.

- Soy un hombre de recursos bastante amplios. Mis padres me dejaron una cuantiosa fortuna y absolutamente ninguna obligación. Pero el dinero no da la felicidad, sobretodo cuando fui testigo de cómo mis padres eran asesinados por unos ladrones que entraron a robar en nuestra casa. La policía los atrapó, pero pertenecían a un grupo mafioso que contrató a los mejores abogados y consiguió que salieran impunes. Juré venganza contra ellos y me entrené durante años en cuerpo y alma para conseguir mis propósitos. Pero necesitaba salvaguardar mi nombre, necesitaba que la venganza la consumara otra persona. ¿Quizás un sicario? ¿O contrataba a un asesino a sueldo? No, lo mejor era hacerlo yo mismo.Añadir Anotación

- Oiga, ¿pero que clase de fantasía me está explicando? –se quejó Evey.

- Un día cayó en mis manos un comic llamado V DE VENDETTA. –continuó V como si no la hubiera escuchado- La mayoría de gente se cree que los cómics son cosa de niños, pero hay algunos que son una profunda crítica contra ciertos aspectos corrompidos de nuestra sociedad. El protagonista de esa historia era un hombre al que el gobierno había manipulado y usado hasta quizás el borde la locura. Y él, como venganza, abría los ojos de su pueblo mostrándoles las injusticias a las que habían estado sometidos. Era, en resumen, un grito desgarrado a favor de la dignidad y la libertad del individuo. Eso me hizo recapacitar. Si aquel único hombre conseguía impartir justicia en un mundo injusto, poniendo por delante antes a las personas que a un sistema que fallaba, ¿por qué no hacer yo lo mismo? Decidí llevar a V a la vida real.Añadir Anotación

- ¿Qué hago yo aquí? Eso es lo que quiero saber, y no esas historias que no entiendo para que me las cuenta.

- No tengo poderes especiales, soy un hombre normal. Pero entrené mi cuerpo durante años y sé defenderme bastante bien. Gracias a mis conocimientos en técnicas de defensa personal y manejo de todo tipo de armamento, consumé mi venganza recientemente. Maté a los asesinos de mis padres así como a todos los que estuvieron más o menos implicados.Añadir Anotación

Evey empezó a temer que hubiera caído en manos de un psicópata. Ese tipo acababa de reconocer que había matado a algunas personas. Pero, ¿era real o una historia inventada?

- Tras consumar mi particular vendetta, pensé como facilitar esa misma venganza a otras personas que hubieran sido injustamente tratadas por la sociedad. La casualidad me hizo pasar cerca de donde estaba tu antigua casa. Te ví, y me llamastes la atención. Eres una mujer hermosa, pero al mismo tiempo ví en tu mirada una profunda tristeza. Te seguí sin que te dieras cuenta, y cuando ví que aquel imbecil te estaba molestando, me deshice de él y te traje conmigo.Añadir Anotación

- ¿Cuánto tiempo llevo aquí?

- Tres días.

- ¿TRES DIAS?

V señaló a las salidas de ventilación:

- Cuando te cogí te controlé con cloroformo. Te puse aquí y durante estos tres días te he dado de comer, controlándote con una droga que salía por los conductos de ventilación, y que te convertía en una autómata sin memoria. Y durante el resto del tiempo estuve investigando tu historia, para saber si necesitabas mi ayuda o no. Y creo que la necesitabas.Añadir Anotación

- ¿A que se refiere?

- Lo sé todo Evey. Te han acusado de desfalco, tu casa ha sido destruida y tu novio te ha dejado porque su mujer tuvo un ataque que la mató, tras leer una supuesta carta escrita por ti contra ella. Pero todo eso es falso. Te dije que tenía amplios recursos monetarios, y lo he descubierto. James Brand.Añadir Anotación

- ¿James? ¿El informático de la empresa donde trabajaba?

- Te lo mostraré.

V sacó una cinta de video de un bolsillo de su abrigo y la metió en el aparato que había sobre la mesa. La pantalla de la televisión se iluminó, mostrando una habitación parecida a donde estaba ella ahora mismo con V.

En la pantalla aparecía James Brand, el informático de su anterior trabajo. Estaba sentado en una silla y tenía las manos atadas tras la espalda y los pies atados a las patas de la silla. Parecía asustado. V subió el volumen de la televisión para que Evey pudiera escuchar bien la conversación:Añadir Anotación

- Diga su nombre –Evey reconoció la voz de V, pese a que no se le veía en pantalla.

- James Brand –contestó con voz temblorosa.

- ¿Conoce a Evelyn Hays?

- Si, era la jefa del departamento de gestión de compra y venta de inmuebles de la empresa Myersly.

- ¿Y porque dice era, en pasado?

- Porque la despidieron.

- ¿Porqué?

- Por mi culpa.

- ¿Qué hizo para que la despidieran?

- Al tener acceso a las bases de datos de las cuentas de la empresa y de los trabajadores, decidí derivar 10 millones de dólares a la cuenta de ella, en una operación que sería fácilmente detectable.

- ¿Y porqué lo hizo?

- Porque estaba enamorado de ella, pero nunca me hizo caso. Incluso en ocasiones se mostraba conmigo como despreciativa. Yo la deseaba y la muy zorra lo único que hacía era contonearse y exhibirse como una vulgar ramera, poniéndome cachondo pero no dejándome que le pusiera ni un dedo encima.Añadir Anotación

- Sr.Brand, le ruego que modere su vocabulario.

- Esto es una chorrada, exijo que me libere inmediatamente.

Evey pudo ver entonces a V en la pantalla del televisor. Se acercó a James, y sacando un cuchillo de grandes dimensiones se lo puso en el cuello:

- Sr.Brand, cuente toda la historia tal y como me la contó a mi antes.

- ¡Está loco!

- Sr.Brand –dijo V oprimiendo el cuchillo contra el cuello de James, hasta que se asomó una gota de sangre. –continúe.

- Evey Hays me enamoró. La quería con todo mi corazón, pero ella nunca me hizo caso. Intenté algo con ella, pero una y otra vez me rechazó. Al mismo tiempo me enteré de que salía con un hombre casado, un abogado con la esposa enferma. No cabía en mi cabeza como podía preferir a ese hombre en lugar de a mí. Entonces fue cuando decidí que si no podía ser mía, no sería de nadie. Incluso pensé que si le destrozaba toda su vida, entonces igual ella acudiría a mí en busca de ayuda, momento en que yo aprovecharía para hacerle el mismo desprecio que ella me hacía a mí.Añadir Anotación

- ¿Y que hizo? –preguntó V.

- Ya se lo he dicho, con mis conocimientos informáticos le tendí una trampa para hacerla quedar como ladrona.

- ¿Y qué más?

- Durante un tiempo la estuve siguiendo cuando se veía con su amante. Falsifiqué una carta en su nombre poniendo todo lo que yo había visto que hacían ellos dos y la envié dirigida a la esposa de aquel tipo. Creo que el efecto fue tan fulminante que se murió de un soponcio.Añadir Anotación

- ¿Y qué más?

- Evey me había hablado en ocasiones de sus vecinos. Me interesé por Tom Sanders. Lo había conocido hacía tiempo, aunque después de tantos años casi no se recordaba de mí. Lo seguí por los bares que solía frecuentar, nos volvimos a hacer amigos, unidos por el odio común que teníamos contra las mujeres que nos rechazaban. Fue facil, una vez que le conocí bien, de facilitarle un lanzallamas la noche de antes (ya que tenía yo muy bien calculado que día iba a salir a la luz todo el asunto) y decirle que hiciera explotar el edificio. De todas maneras él lo calculó mal y murió. Mala suerte... para él.Añadir Anotación

V detuvo la cinta de video y miró a Evey. Esta no daba crédito a lo que había oído.

- Te acusa de irle provocando y no ceder.

- Es mentira, yo lo apreciaba como a cualquier otro compañero de trabajo.

- Lo sé Evey. James Brand tenía problemas mentales. Estuvo ingresado en una institución mental hasta que parecía que se recuperó y volvió a la sociedad. En aquel centro mental fue donde conoció a Tom Sanders, aunque luego sus vidas fueron por caminos diferentes y durante más de 15 años no volvieron a verse.Añadir Anotación

- ¿Pero de que me sirve saber esto? ¿Cómo puedo recuperar lo que he perdido?

- El pirateo informático que provocó esto lo he vuelto yo en su contra, y ahora nuestro amigo James está en busca y captura. Dentro de poco lo encontraran en su casa, donde ha recapacitado sobre su actitud y se ha ahorcado de una viga del techo.

- ¿Lo has matado?

- Después de esto, ¿no lo hubieras matado tú también?

Evey se sorprendió ante el pensamiento, pero así era. Aquel hombre le había destrozado la vida por su propio capricho. Si V no se hubiera metido enmedio, y hubiese sido ella quien lo hubiese averiguado, probablemente lo hubiera machacado con sus propias manos.

- Por su parte no puedo devolverte tu casa –dijo V- pero puedo darte el dinero necesario para que empieces una nueva vida. Es más, incluso te ofrezco un trabajo.

- ¿Qué tengo que hacer?

- Ayúdame en mis vendettas. Cada vez que veas a una persona que ha sido injustamente maltratada, intenta ayudarla. Te ofrezco el mismo entrenamiento físico y mental que he tenido yo para que puedas conseguirlo. Lo único que tienes que hacer es estar atenta a cuando te llame requiriendo tus servicios. Pero eso sí, NADIE ha de saber jamás de mi existencia. Ni tan siquiera tú sabrás quien soy bajo la máscara, al menos de momento.Añadir Anotación

- ¿Y Stephen Jones, mi exnovio?

- Tú decides lo que hacer, pero si intentas reconciliarte con él, JAMáS me nombres.

- ¿Y como sé que todo esto no es mentira, o una broma de mal gusto o una farsa?

- Aquí –le dijo V dándole un sobre que acaba de sacar de su abrigo –tienes la dirección de tu nueva casa, así como el número de cuenta bancaria donde tienes ingresados dos millones de dólares para gastos, a los que se irán sumando cada mes 2000 dólares más. Sólo tendrás que seguir las instrucciones que te iré dando en mensajes que te haré llegar cuando necesite que hagas algo. Esos mensajes tendrán nuestra clave: marca la v de venganza (dial v for vendetta).Añadir Anotación

Evey sopesó el sobre en sus manos. Aquel misterioso V parecía que le había arreglado la vida. ¿Era eso posible? No perdía nada por comprobarlo, después de todo no le pedía nada más que someterse a un entrenamiento físico, que la ayudaría para defenderse bien. Y además volvía a tener casa y dinero, ¡y encima un sueldo de 2000 dólares por no hacer nada! Y si V quería permanecer en el anonimato, por ella no había problema.Añadir Anotación

Pero V era un asesino. Había reconocido haber matado a los asesinos de sus padres, y le había dado a entender que él también había eliminado a James Brand. Evey no estaba a favor de matar gente, pero pensó que si quedaba con V, igual podría convencerlo de no usar métodos expeditivos. Y, ¿porqué no? Aquello tenía pinta de ser una gran aventura que apenas acababa de empezar.Añadir Anotación

- Acepto.

- Muy bien Evey. Puedes irte.

Evey salió de la habitación. Había un pasillo a la derecha, con varias puertas más de habitaciones como en la que ella había estado. De la que acababa de salir era la última, unas escaleras bajaban hacia la salida. Evey las siguió hasta llegar a una puerta que daba al exterior. La cruzó y la luz del sol la deslumbró. Miró hacía atrás y vio que acaba de salir de un edificio abandonado a las afueras de la ciudad (vio un cartel que ponía que Yellow City estaba a un kilómetro de distancia).Añadir Anotación

Miró la dirección anotada en el sobre que le había dado V y comenzó a andar rumbo a la ciudad. Una nueva vida comenzaba para ella.Añadir Anotación


Oscar Ferrer by Dusk

dusk, 2 de Enero de 2006
visitantes
Relato anterior (Dicen)


Los mini relatos enviados por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus artículos puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.
FaceBook Twitter Google Meneame Email


DIAL V FOR VENDETTA, EL INICIO (capítulo 2 de 2) ... A GRITOS
Desde aquí puedes opinar sin cortarte un pelo.
  Envia un nuevo grito


Puedes gritar a tu aire desde aquí
(1)

Puedes incluir
estos minidreamys
en tu mensaje
  asombrao  anonadao  ADLO!  BAWHAHA  BAWHAHA con gafas  bigeyes  cabreao  chachi  chesire  uh! uh! mola!  DIOS MIO
  DIOSMIO con gafas  grito  me da igual  pos no se  sacando la lengua  santo  smilie  travieso  triste  un beso  yo no se na 
TAGS añadidos: Crear Spoiler poner en negrita poner en cursiva extraer mensaje como una cita poner como cita
Si quieres incluir algún Spoiler (información sobre el futuro de una serie o algo que una parte del foro lo mismo no quiere saber), marca con el ratón el texto a "ocultar" y presiona "SPOILER", esto generará los tags adecuados para ocultar el texto. Haz lo propio para marcar negritas o cursivas. Si quieres copiar en tu mensaje el mensaje al que respondes, dale a "citar". También puedes usar el estilo de las citas seleccionando el texto y dandole a "cita".
Ahora puedes subir imágenes con tu grito, si quieres pon aquí el fichero de la imagen (jpg o gif, 2mgbs max):
Si quieres incluir un enlace a otra página en tu Grito, pon aquí el Título y la URL (direccion) de la pagina:
(*) Si no pones ningún título, se generará uno aleatorio, o sea, puede aparecer cualquier cosa hehehe =)
 
- Volver a la pagina inicial de Relatos Dreamers -
Relato anterior (Dicen)
© Copyright DREAMERS NETWORKS SL. Responsabilidades y Condiciones de Uso en el Universo Dreamers ®