«Anything can happen and it probably will» directorio 
SHIN GODZILLA. JAPÓN BAJO EL TERROR DEL MONSTRUO… OTRA VEZ!!!

Artículos de la redacción Dreamers

"Shin Godzilla" 

Portada y contraportada de "Flash-Back" #1 (otoño, 1992) 

"Fantastic Films Neutrón" (octubre, 2016) 

 

"La Furia del Tigre Amarillo" 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"Invasión Extraterrestre" 

"20th Century Boys" 

 

 

 

 

"Gojira", 1954 

 

 

Shin vs. Legendary 


“When you can smell Godzilla’s breath, it’s time to leave”.

imagen de SHIN GODZILLA. JAPÓN BAJO EL TERROR DEL MONSTRUO… OTRA VEZ!!!
Ediciones Vértice editó en castellano este "Monsters of the Movies" en enero de 1975

SHIN GODZILLA

JAPÓN BAJO EL TERROR DEL MONSTRUO… OTRA VEZ!!!“

When you can smell Godzilla’s breath, it’s time to leave”.

Nadie hubiera creído en la segunda mitad del siglo XX que encontraríamos en un VIP saldada por tres euros la edición en Blue-Ray + DVD + Copia Digital Todo en Uno del film de Gareth Edwards de 2014 “Godzilla”, el inicio de una nueva franquicia a cargo de la Warner Bros. y Legendary Pictures que en los próximos años reunirá a dos gigantescos monarcas: uno, procedente de las profundidades del océano Pacifico; el otro, de Isla Calavera en el Índico. Lo cierto es que en aquella ya lejana época nadie adivinaría qué era eso del “dvd” y, por supuesto, muy pocos seríamos conscientes de la existencia de internet hasta que nos estallase en plena cara ya entrados los años noventa. Hasta ese momento todo ello era puro abono para la literatura de ciencia-ficción. Y nadie hubiera imaginado tampoco, cuando los que nacimos a mediados de los sesenta devorábamos sesiones triples de cine de vaqueros + karatecas + monstruos en cualquiera de las salas de reestreno que poblaban los barrios de nuestras ciudades y pueblos, que “Shin Godzilla”, el nuevo reinicio de la longeva saga nipona del reptil prehistórico anfibio de la Toho, conocido -y temido- por su aliento abrasador y su “afición destructiva” pudiera ser la inauguración por todo lo alto de, el caso que ahora nos ocupa, la pasada XXVII Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián.Añadir Anotación





Seguramente, sería en la entrega número once (enero, 1975) de la colección de Ediciones Vértice “Monsters of the Movies”, donde leyéramos por primera vez un amplio artículo sobre Godzilla y la saga más icónica (y divertida) del cine fantástico japonés; un texto a cargo de Don Glut, traducción al castellano del original editado en los U.S.A. apenas cuatro o cinco meses antes. En aquellos años, para muchísimos niños españoles sus héroes en papel eran nuestro querido Super Pumby, los extraños y bizarros personajes británicos de la IPC y, por supuesto, los innumerables “supers” de la Marvel, mientras que en la gran pantalla lo eran Bruce Lee y sus nunchakus o el amigo de todos los niños la gigantesca tortuga voladora de la Daie Gamera. Y, claro, Godzilla, el Rey de los Monstruos. Así, pese a nuestra fértil imaginación, nada más lejos de nuestra mente creer que, cuatro décadas más tarde, estaríamos escribiendo estas líneas sobre aquella criatura que peleaba a puñetazo limpio contra otros monstruos con nombres tan extraños como sonoros. Y, ya a nivel personal, que el que esto narra retomaría el tema con el que -en octubre del 92- inauguramos “Flash-Back” (uhmmm, este año por esas fechas hará un cuarto de siglo desde ese primer número... ¡algo tendríamos que hacer! ). Y, permítaseme el autobombo: seguramente aquel escrito sería el primer y extenso dossier (¡nada menos que catorce páginas y la contraportada!) publicado en español sobre tal insigne personaje. Un atrevimiento sin igual al poder encontrarse y comprar la publicación en librerías junto a las revistas cinematográficas habituales de cada mes con contenidos, evidentemente, muy diferentes a los nuestros, confiando en captar a un público ávido de información sobre ese tipo de cinematografías y temáticas, aunque seguramente prevaleciera más el innato deseo de escribir y compartir aquellos textos.Añadir Anotación





Pero, ¿cómo hemos llegado hasta aquí y hasta esa inauguración oriental con sabor retro y revisionista?
Para nuestra generación, la infancia y adolescencia las recorrimos saboreando en los dos únicos canales de televisión que teníamos (en blanco y negro además), y en los cines de nuestro barrio, un amplio espectro del Fantástico, un potente antibiótico en el que nos refugiábamos del día a día y que abarcaba, por citar solo unos poquísimos ejemplos, desde las terroríficas hormigas de “La Humanidad en peligro” (Gordon Douglas, 1954), a las no menos aterradoras de “Cuando ruge la marabunta”(Byron Haskin, 1954) ya en los límites del género; de los clásicos de terror de la Universal o de la Hammer a las divertidas “pelis de monstruos” o “monsters movies” japonesas, esos films que ahora vertebran este texto y que años después supimos etiquetar correctamente como kaijū eiga. Películas que se quedarían para siempre alojadas en un rinconcito de nuestro corazón. Sería interminable e innecesario ahora citar una representativa lista de títulos, cineastas, personajes y sagas mil dentro del género y sus innumerables subgéneros o clasificaciones. Lógicamente ni centrándonos en el fantástico asiático podríamos delimitar con precisión quirúrgica todos y cada uno de aquellos títulos que más nos han marcado con los años, procedentes sobre todo del Asia Oriental (Japón, China o Corea esencialmente) o de otras latitudes más al sur (la inabarcable India), el sureste (con producciones de Filipinas, Tailandia…) o incluso la Turquía ya limítrofe con el continente europeo. Apenas citaremos algunas cintas y nombres que seguro estarán en los “Top 10 o 20” de los aficionados a estos géneros:Añadir Anotación





De los siete samuráis de Kurosawa a la trilogía de Hiroshi Inagaki con Toshirô Mifune al frente; De las andanzas de Jimmy Wang Yu y su luchador manco o “La Furia del tigre amarillo” (Chang Cheh, 1971) a las locuras psicotrónicas de Infra-Man, los televisivos y entrañables Ultraman y “La Frontera Azul”, la taiwanesa “Mazinger Z El Robot de las Estrellas”. (Kwok Ting-Hung, 1974) con exitosa adaptación al cómic incluida, o “El Gorila Ataca” (Paul Leder, 1976), ya rayando la cutrez más penosa e infantiloide (en el peor sentido del término) rodada con un “asombroso” 3D que no pudimos ver en su estreno al no permitírsenos entrar en la sala por ser menores de edad. Y, por supuesto, subiendo ya varios peldaños en calidad de los “productos” respecto a algunos de los últimos citados y traspasando ya la década de los noventa: Chow Yun Fat & John Woo, Tsui Hark, Ching Siu Tung, Takeshi Kitano o, de nuevo, Kinji Fukasaku con su “Battle Royale” firmado a comienzos del presente siglo, cerrando un ciclo vital que comenzase(mos) a finales de los sesenta con films como el terrorífico “Batalla más allá de las estrellas”, dejándonos una huella imborrable con aquellos inolvidables BEMs (por “Big Eyes Monsters” los deliciosos monstruos de ojos saltones de la serie B).Añadir Anotación





Son años en los que, tras ya sabernos al dedillo las filmografías completas de Melville, Clouzot, Peckinpah, Leone o el mismo Scorsese (por citar algunos cineastas ajenos al continente asiático), estos nuevos rostros se convertirán en nuestros favoritos, creadores de violentas “heroic bloodshed movies” o fantasiosas “historias chinas de fantasmas”; y un merecido aparte para Takashi Miike manteniendo todavía el listón muy alto gracias a esa desconcertante y apabullante filmografía que sigue creciendo día a día.Añadir Anotación





Así, los entrañables y divertidos “King Kong contra Godzilla”, “Los Monstruos invaden la Tierra”, “El hijo de Godzilla” o “Gorgo y Superman se citan en Tokio” a cargo de Ishiro (o Inoshiro, como en aquellos años lo llamábamos) Honda y Jun Fukuda, se entrecruzan en nuestros recuerdos con “Hardboiled” (John Woo, 1992), los “Cuentos de la luna pálida de agosto” de Mizoguchi o las filmografías de Zhang Yimou, Ringo Lam, Pang Brohers y tantísimos otros que, sin embargo, salvando las distancias que haya que salvar y sortear, no hacen olvidarnos esos primerizos encuentros con el cine fantástico asiático. Ay, la nostalgia, qué poderosa es... Añadir Anotación






Saltemos ahora de década en década, atravesemos esos frenéticos años noventa para enfrentarnos al siglo XXI. Desde Japón nos han ido llegando (no con tanta puntualidad como deseábamos) las noticias de los nuevos films de la serie del Big-G, presentando o reintroduciendo a monstruos como Mothra, Mechagodzilla, Spacegodzilla, Destoroyah, Megaguirus, Orga, Baragon y otras bestias entre las que no podía faltar King Ghidorah, el dragón gigante tricéfalo, entrando ya de lleno en la saga Millenium, y culminando con una “all star monster movie” para celebrar el cincuenta aniversario de Gojira con “Godzilla: Final Wars” de Ryuhei Kitamura, recibiendo nuestro saurio favorito una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood antes de la “première” mundial en noviembre de 2004, anunciando la Toho que no produciría otro film de la saga antes de 10 años. Y así ha sido hasta su resurgir ahora con “Shin Godzilla”.Añadir Anotación





Son estos últimos tiempos los de una -leve pero firme- reivindicación de la saga, de su afianzamiento en el fandom mundial. Dejamos atrás años oscuros en las que (casi) nadie se acordaba de esta serie nipona. Poco a poco, se ha establecido una “normalización” con la edición de variadas ediciones domésticas y algún apoyo puntual en determinados certámenes o muestras cinematográficas, no tan extensos y numerosos como merecería la saga. Una actitud respaldada también gracias al creciente interés hacia todo el panorama actual del cine fantástico oriental: ciclos cinematográficos (aquel “Orient Express” con la colaboración de Casa Asía), fanzines, revistas, libros… Incluso llegándose a crear certámenes con esta temática como centro neurálgico de su programación, acercándonos la cultura asiática, como sucede asimismo en los múltiples salones de manga que se crean en España en los que la historieta se une a otras facetas como el cine, la gastronomía o las artes escénicas (cosplay, etc). Muchos recordamos todavía anécdotas como ver a Quentin Tarantino aplaudiendo a rabiar en la proyección de una entrega de Gamera en el cine Retiro de Sitges, o las exitosas presentaciones en diversos festivales y su posterior edición en dvd y/o blue ray de títulos como el memorable “The Host” de Joon-ho Bong en 2006, o la saga “20th Century Boys” (Yukihiko Tsutsumi, 2008-2009) hasta llegar al reciente “Ataque a los Titanes” (Shinji Higuchi, 2015). Pero en lo que respecta concretamente a Godzilla ha sido mucho más relevante en Europa y América la absorción y adaptación por el cine estadounidense tanto de la franquicia original japonesa como su esencia en otras producciones (“Pacific Rim” de Guillermo del Toro, es un clarísimo ejemplo).Añadir Anotación





Ya en torno a 1984, supimos que Steve Miner preparaba la versión americana del primer Gojira con guion de Fred Dekker y un equipo técnico del que destacamos el excelente William Stout a cargo del storyboard y supervisando el diseño de producción y los animatronics del legendario Rick Baker. Aquel proyecto no cuajó finalmente, y sería en 1998 cuando Roland Emmerich conseguiría estrenar mundialmente su particular versión con TriStar y aunque no desarrollase secuela alguna en imagen real, al menos si apareció una serie animada para el canal Fox Kids que apenas duró dos temporadas en antena. Después ya vendría Edwards y su film de 2014; en marzo de 2019 podría llegar su secuela, pero antes, este mismo año, tendremos “Kong: Skull Island” a cargo de Jordan Vogt-Roberts, anunciando por fin para comienzos de la próxima década la esperada reunión en “Godzilla vs. Kong”.Añadir Anotación






Como decíamos antes, desde esas “guerras finales” de 2004, el saurio nipón original ha estado ausente de la pantalla grande. En nuestro país -desgraciadamente- son muy escasos los films de los últimos rodados del personaje, que han llegado puntualmente a nuestros cines o a formatos domésticos. Seguramente, tendríamos que retrotraernos nuevamente a los clásicos ya citados de cuarenta años atrás, pero aunque su reconocimiento por parte del aficionado al género ya sea en cierta forma unánime, es triste reseñar que todavía quedan muchos recelos para mostrar y reivindicar la saga en todo su esplendor, presentando como cine de “serie A” al menos los títulos que se presten por formato y presupuesto a esa etiqueta. Y nos gustaría poder verlos por todo lo alto en, por ejemplo, ya no tanto galas especiales de inauguración o clausura en los festivales del género de nuestro país, al menos formando parte de su programación oficial, y que fueran reseña destacable en “noticieros” de cine, por lo que es sumamente de agradecer y aplaudir la decisión de la ya veterana Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián de acoger el que ya es el vigésimo noveno film de la saga, como cinta de apertura de su edición de 2016.Añadir Anotación





Actualmente, mediante unos escasos clics de ratón nos es muy sencillo conocer toda la trayectoria de esta gigantesca bestia. Ya hemos aprendido a diferenciar sus etapas según los periodos históricos en los que se filmaron y el emperador japonés que correspondiera en cada caso: Showa, Heisei y, posteriormente el periodo Millenium con las últimas entregas de la saga, hasta enlazar con el reinicio actual de “Shin Godzilla”. Sabemos igualmente encajar ¡por fin! a los Power Rangers, a Bioman o a Kamen Rider en el complicado puzle de etiquetas y clasificaciones: kaiju, mecha, tokusatsu (producciones de cine o tv en imagen real con profusión de efectos especiales), kaijin, sentai, y un largo etcétera en el que ya podemos situar en su contexto histórico la trilogía de Daimajin saboreando así mejor sus valores cinematográficos; o adentrarnos en las redes sociales para descubrir cuál es el próximo manga o anime que vaya a adaptarse a imagen real.Añadir Anotación



Pero todas estas disquisiciones se disiparán el día que entremos en la sala oscura de un cine a disfrutar de la nueva entrega de la saga.

Y llegamos a “Shin Godzilla”, codirigido por Hideaki Anno y Shinji Higuchi, con guion del primero y efectos visuales de Higuchi. Resurge, de nuevo, el monstruo radioactivo obteniendo la más alta recaudación en Japón en lo que llevamos de año... si no nos engaña la Wikipedia, claro. Tras el libreto se vislumbra la más que evidente inspiración en el desastre nuclear de Fukushima y los terremotos y tsunamis de 2011 logrando así un claro paralelismo con “Japón bajo el terror del monstruo”, el clásico de 1954 de Ishiro Honda y primera entrega de la serie, como muy bien nos recordaba Marco Aurelio Beviá en el citado “Flash-Back” #1: “ejemplarizará a la perfección el terror a un hipotético conflicto atómico en plena guerra fría y rememora con violencia la tragedia de Hiroshima y Nagasaki”.Añadir Anotación



Los afortunados que ya hemos visto el film, conocemos lo que nos depara este esperado “reboot” con una criatura de 118,5 metros de altura, diez más que la de Legendary; seguramente, los que conocíamos la trayectoria de Anno y Higuchi, podíamos ya imaginarnos la envergadura fílmica de esta bestia bautizada “shin” (termino que puede referirse tanto a “verdadero”, “nuevo” o “dios”), recordando su presencia en los créditos de “Neon Genesis Evangelion”, “Nadia: El secreto de la piedra azul”, los “Titanes” anteriormente citados, o la trilogía de los noventa de Gamera, de quien precisamente se aproximaba otro reinicio para conmemorar su también cincuenta aniversario a cargo de Katsuhito Ishii, y que finalmente parece no va a realizarse. Pero ahora es el momento de Shin Godzilla. Que suene nuevamente el mítico e imprescindible leitmotiv de Akira Ifukube y, aunque ya no esté Eiji Tsuburaya a cargo de los fx, y las maquetas y el tradicional “suitman” se vean multiplicados ahora en una variedad de técnicas como animatronics y efectos digitales, de una cosa estamos seguros: Tokio volverá a ser arrasada por el Rey de los Monstruos.Añadir Anotación

[Texto actualizado del artículo aparecido en el número especial de "Fantastic Films Neutrón" como encargo de su director José Mª Gil “Txemita”, para la XXVII Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián (Octubre, 2016).]

Añadir Anotación

Antonio Busquets
busquets@dreamers.com

Flash-Back Producciones
“…when rock and roll dreams come through…”

Antonio Busquets, 19 de Enero de 2017
visitantes
FaceBook Twitter Google Meneame Email


SHIN GODZILLA. JAPÓN BAJO EL TERROR DEL MONSTRUO… OTRA VEZ!!! ... A GRITOS
Desde aquí puedes opinar sin cortarte un pelo.
  Envia un nuevo grito


Puedes gritar a tu aire desde aquí
(1)

Puedes incluir
estos minidreamys
en tu mensaje
  asombrao  anonadao  ADLO!  BAWHAHA  BAWHAHA con gafas  bigeyes  cabreao  chachi  chesire  uh! uh! mola!  DIOS MIO
  DIOSMIO con gafas  grito  me da igual  pos no se  sacando la lengua  santo  smilie  travieso  triste  un beso  yo no se na 
TAGS añadidos: Crear Spoiler poner en negrita poner en cursiva extraer mensaje como una cita poner como cita
Si quieres incluir algún Spoiler (información sobre el futuro de una serie o algo que una parte del foro lo mismo no quiere saber), marca con el ratón el texto a "ocultar" y presiona "SPOILER", esto generará los tags adecuados para ocultar el texto. Haz lo propio para marcar negritas o cursivas. Si quieres copiar en tu mensaje el mensaje al que respondes, dale a "citar". También puedes usar el estilo de las citas seleccionando el texto y dandole a "cita".
Ahora puedes subir imágenes con tu grito, si quieres pon aquí el fichero de la imagen (jpg o gif, 2mgbs max):
Si quieres incluir un enlace a otra página en tu Grito, pon aquí el Título y la URL (direccion) de la pagina:
(*) Si no pones ningún título, se generará uno aleatorio, o sea, puede aparecer cualquier cosa hehehe =)
 
- Volver a la pagina inicial de Artículos de la redacción Dreamers -
Artículo anterior (PREMIOS FEROZ 2017)
© Copyright DREAMERS NETWORKS SL. Responsabilidades y Condiciones de Uso en el Universo Dreamers ®