Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges
Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbaq.

            Jorge Luis Borges es, sin duda, el maestro de la literatura hispanoamericana y aun de toda la escrita es español. Su vasta obra, que abarca el ensayo, el cuento, y la poesía, es una muestra de su increíble inteligencia y erudición. Nos ha dejado obras maestras como El aleph, Ficciones y libros de poesía tan maravillosos como El hacedor o El oro de los tigres.


POEMA DE LOS DONES

          Nadie rebaje a lágrima o reproche
          esta declaración de la maestría
          de Dios, que con magnífica ironía
          me dio a la vez los libros y la noche.

          De esta ciudad de libros hizo dueños
          a unos ojos sin luz, que sólo pueden
          leer en las bibliotecas de los sueños
          los insensatos párrafos que ceden

          las albas a su afán. En vano el día
          les prodiga sus libros infinitos,
          arduos como los arduos manuscritos
          que perecieron en Alejandría.

          De hambre y de sed (narra una historia griega)
          muere un rey entre fuentes y jardines;
          yo fatigo sin rumbo los confines
          de esta alta y honda biblioteca ciega.

          Enciclopedias, atlas, el Oriente
          y el Occidente, siglos, dinastías,
          símbolos,c osmos y cosmogonías
          brindan los muros, pero inútilmente.

          Lento en mi sombra, la penumbra hueca
          exploro con el báculo indeciso,
          yo, que me figuraba el Paraíso
          bajo la especie de una biblioteca.

          Algo, que ciertamente no se nombra
          con la palabra azar, rige estas cosas;
          otro ya recibió en otras borrosas
          tardes los muchos libros y la sombra.

          Al errar por las lentas galerías
          suelo sentir con vago horror sagrado
          que soy el otro, el muerto, que habrá dado
          los mismos pasos en los mismos días.

          ¿Cuál de los dos escribe este poema
          de un yo plural y de una sola sombra?
          ¿Qué importa la palabra que me nombra
          si es indiviso y uno el anatema?

          Groussac o Borges, miro este querido
          mundo que se deforma y que se apaga
          en una pálida ceniza vaga
          que se parece al sueño y al olvido.
 

                                                  De El hacedor, 1960
 
 

LÍMITES

          Hay una línea de Verlaine que no volveré a recordar.
          Hay una calle próxima que está vedada a mis pasos,
          hay un espejo que me ha visto por última vez,
          hay una puerta que he cerrado hasta el fin del mundo.
          Entre los libros de mi biblioteca (estoy viéndolos)
          hay alguno que ya nunca abriré.
          Este verano cumpliré cincuenta años;
          La muerte me desgasta, incesante.

                           De Inscripciones, de JULIO PLATERO HAEDO
                                               (Montevideo, 1923)

                                                     De El hacedor (1960)
 
 

Bibliografía de urgencia:
*Borges, Jorge Luis: Obra completa, 1, 2, 3 y 4. Edición Emecé Editores, Buenos Aires/Barcelona, 1977.

           La obra de Borges se encuentra editada en obra completa por Emecé y cada libro de forma independiente en Alianza, la cual recientemente ha reeditado toda su obra bajo la línea Biblioteca Borges.

Volver